Canal de Panamá

¿Cuánto costó el ‘éxito’ del nuevo Canal de Panamá con sello español?

El presidente panameño Juan Carlos Valera admite una inversión de 6.000 millones de dólares en la infraestructura y la constructora reclama casi la mitad.

Petrolero en el Canal de Panamá.

Petrolero en el Canal de Panamá.

  1. Empresas
  2. Sacyr
  3. Canal de Panama

La puesta en marcha del nuevo juego de esclusas del Canal de Panamá, construido por el consorcio Grupos Unidos por el Canal (GUCP) (liderado por Sacyr, la italiana Impregilo, la belga Cusa y la panameña Cusa) esconde un arduo debate sobre el verdadero coste de la infraestructura que se está dirimiendo en los tribunales de arbitraje. Presupuestado en 3.192 millones de dólares, el grupo liderado por Sacyr reclama otros 2.443 millones en sobrecostes que todavía están por resolver pese a que se inaugurará el próximo 26 de junio.

El proyecto afrontó un parón en 2014 que estuvo al borde de hacer fracasar la empresa. Sin embargo, para el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, la mano del Gobierno español ha sido clave en resolver el proceso y se deshizo en elogios hacia la ministra de Fomento, Ana Pastor. “Es una obra de gran complejidad, siempre hay contratiempos y mecanismos para dilucidar. He de decir que la reunión en 2014 (con Pastor) permitió llegará a un acuerdo por el respaldo de la ministra y también de Rajoy. Eso es lo que nos ha llevado a terminar la obra. Como presidente, esta inversión de casi 6000 millones beneficia al comercio mundial y al pueblo panameño”, apuntó Varela durante la visita al Canal.

Sin embargo, durante la visita al tercer juego de esclusas del Canal de Panamá, Manrique no ocultó su enfado ante los propios números de los directivos de la empresa sobre la posibilidad de no ganar dinero con el Canal. Se han realizado provisiones de 1.000 millones, pero eso no quiere decir que no se vaya a ganar dinero.“Normalmente, si todo sigue como hasta ahora el resultado será satisfactorio. De 12 procedimientos en 11 nos ha dado la razón que podemos reclamar. Y la que han dicho que no era una huelga con un coste de 50.000 dólares. Las reclamaciones son dinámicas, si la tónica es similar saldrá bien. (..) En cualquier caso, el haber hecho el canal de Panamá es una carta de presentación al mundo”, apuntó ante la prensa.

Unas horas antes, directivos de la constructora habían puesto en cuestión la rentabilidad de la obra para sus constructores. “Estamos terminando la obra sin apenas haber resuelto las disputas arbitrales. No es normal que un proyecto llegue a este estado de ejecución (entrega) sin que se haya resuelto nada”, lamentaron Fernando Pardo, directivo de Sacyr para el proyecto del Canal en una presentación junto al director de proyecto, José Pelaez.

Imagen del Canal de Panamá.

Imagen del Canal de Panamá.

Pastor, por su parte, aseguró que el Canal de Panamá es un gran historia de éxito con tecnología española. “Quiero dar las gracias al presidente por la oportunidad de poder sobrevolar las esclusas y acercarnos hasta allí. He querido estar con él presidente Varela. Es fácil estar en los buenos momentos como en los malos. (El canal) es una historia de éxito y ya el número de barcos que han pedido pasar supera la capacidad”, dijo Pastor.

El próximo 26 de junio, coincidiendo con las elecciones generales en España, se realizará la inauguración en Panamá con la presencia del Rey Felipe VI y el ministro Margallo. Varela precisó que la invitación se cursó en noviembre de 2015 cuando todavía nadie sabía que iban a realizarse unas segundas elecciones en España. El presidente panameño sacó pecho ante el próximo plan de infraestructuras del país, que prevé licitar contratos por valor de 4.000 millones de dólares a corto plazo por los que pujan empresas españolas.

Los gigantes del mar esperan pasar el canal

La obra estará concluida el próximo 31 de mayo, lista para su inauguración por un barco de Costco y tendrá como principales clientes a EEUU y China, los dominadores del tráfico mercantil mundial. El tercer juego de esclusas del Canal de Panamá discurre en paralelo al antiguo consiste en tres grandes estanques con doble compuerta corredera -de hasta 33 metros de altura-, cada una con tres tinas de reutilización de agua por nivel, una en el lado Pacífico y otra en el Atlántico. En total, las nuevas esclusas tienen 427 metros de largo, 55 metros de ancho y 18,3 metros de profundidad.

“Se trata, además, de un proyecto medioambientalmente responsable, con un sistema de tinas que ahorran un 60% de agua. Asimismo, el paso de buques más grandes de hasta 12.000 contenedores reduce en más de 160 millones de toneladas las emisiones de CO2 al año”, señaló la constructora Sacyr. La principal novedad que supone la apertura es que permitirá el paso a los barcos postpanamax, que duplican y hasta triplican la capacidad que tienen los barcos que pasan por el actual Canal de Panamá. Por el nuevo espacio pasarán 19 barcos diarios, teniendo en cuenta que cuesta 1,30 horas el esclusaje en cada lado oceánico, que permite salvar un desnivel de hasta 27 metros de altura. A diferencia del anterior canal, las nuevas compuertas son correderas y no abisagradas en forma de V, lo que les confiere una mayor rapidez y eficiencia a la hora del llenado y desalojo del agua.

Según explica la constructora, a complejidad de un proyecto de esta envergadura reside no sólo en sus grandes dimensiones sino también en sus espectaculares magnitudes: se han inyectado 4,5 millones de m3 de hormigón estructural vertido (lo que equivaldría a 2pirámides de Keops), 220.000 toneladas de armadura de acero (que podrían equipararse a 22 torres Eiffel), 62 millones de m3 de movimiento de tierras extraídos (igual a 2,6 millones de dumpers), 7,1 millones de m3 dragados (que equivaldría a 2.840 piscinas olímpicas).