Transporte

Más frentes para Cabify: los taxis denuncian competencia desleal en su política laboral

Llevan a la compañía ante el Ministerio de Empleo por una presunta práctica de 'dumping social', al sustituir trabajadores por cuenta ajena por falsos autónomos.

Cabify se rearma para competir con Uber

Cabify se rearma para competir con Uber

  1. Cabify
  2. Taxis
  3. Fedetaxi

A Cabify se le acumulan los frentes. Y los taxistas repiten como denunciantes. Uno de los mayores colectivos del sector, Fedetaxi, denuncian junto al sindicato Comisiones Obreras ante el Ministerio de Empleo por competencia desleal, al sustituir trabajadores por cuenta ajena por falsos autónomos.

Según Fedetaxi, las filiales con las que opera Cabify estarían reclutando chóferes "para venderles (simulando la operación como cesión la necesaria autorización de transporte para llevar a cabo la actividad de alquiler de vehículos con conductor y que como particulares no pueden conseguir, pero que Cabify si habría conseguido".

La organización asegura en un comunicado que, a cambio de suministrarles clientes, Cabify recibe una comisión de entre el 20 y el 30 por ciento de cada servicio de transporte y "les vincularía a la adquisición de un vehículo determinado, financiado por el BBVA, dándoles de alta como falsos autónomos colaboradores de la red y asegurándoles una retribución mínima, siempre que trabajen en exclusiva a la aplicación durante al menos 50 horas por semana y la puntuación de los usuarios no baje de una media de 4,5 puntos sobre un total de 5".

En caso de que los contratos sean resueltos, deben indemnizar, de acuerdo a la versión de Fedetaxi, a Cabify con cantidades que pueden alcanzar los 16.000 euros. Desde CCOO denuncian el "círculo de precariedad" que implica este sistema y llama a los conductores a denunciar esta situación. 

La compañía denunciada aún no ha respondido de manera oficial ante esta denuncia. Este medio digital se ha puesto en contacto con la empresa que, por el momento, no se pronuncia. 

"Dumping social"

Las dos organizaciones pondrán en conocimiento de las inspecciones de Trabajo, Hacienda y Transportes una práctica de "dumping social". "Ofertan presuntamente los servicios de transporte sin disponer de una plantilla de conductores por cuenta ajena pese a que todos ellos prestan en exclusiva sus servicios para Cabify", apuntan.

Esta denuncia es similar a la que ha tenido lugar en otros países como Estados Unidos con empresas implicadas como Uber.

Juicio, en julio

Esta denuncia representa un nuevo frente para Cabify, que ya ha sido denunciada por competencia desleal por la Federación Madrileña del Taxi. La vista oral para decidir las medidas cautelares tuvo lugar en noviembre. La juez de lo Mercantil número 12 de Madrid, Ana María Gallego, rechazó la suspensión de la actividad en España. El juicio definitivo tendrá lugar el próximo 20 de julio.

Más allá del escenario judicial, la empresa ha recibido el respaldo del gigante de Internet japonés Rakuten en la segunda mayor ronda de inversión en una 'startup' española con 100 millones de euros.