prometió reducir déficit y deuda

Rajoy engorda la ‘hipoteca’ de España S.A en 351.828 millones

La deuda pública se consolida por encima del 100% después de rebasar ese nivel ya en marzo de 2015.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones.

Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones. Reuters

  1. Deuda pública
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. José Luis Rodríguez-Zapatero
  4. Banco de España

De momento, las facturas no se pagan en porcentajes, sino en euros contantes y sonantes. La que acumula España con los inversores de cualquier pelaje -ya sean estados, bancos o pensionistas- no ha parado de crecer tanto en términos absolutos como en relación al Producto Interior Bruto (PIB), un indicador de sostenibilidad, salud financiera y capacidad para repagar lo debido.

Según los últimos datos del Banco de España, la deuda de las administraciones públicas (estatal, autonómica o entes locales) se situó en el 101% del PIB, con lo que se consolida por encima de la cota psicológica 100%, nivel que ya alcanzó en el primer trimestre de 2015. Como adelantó EL ESPAÑOL en marzo, la autoridad estadística Eurostat pidió a España que contabilizara la deuda de BFA (principal accionista de Bankia) como pública desde 2013 tras la nacionalización del Frob.

Esto obligó al Banco de España a revisar al alza toda la serie histórica desde entonces y provocó que la deuda pública española rompiese el nivel del 100% en el primer trimestre de 2015 por primera vez en su historia. No fuer ayer. Por eso, este miércoles, cuando los teletipos comenzaron a escupir titulares sobre el asunto, estos contenían el error que horas más tarde corrigieron. Con un PIB de 1,08 billones de euros hasta marzo (14.000 millones más que el mes anterior) y una deuda de 1,09 billones, la relación entre ambas magnitudes volvió a superar los tres dígitos al cierre de marzo. De abril a diciembre de 2015 permaneció entre el 99% y 100%.

La deuda supera al PIB.

La deuda supera al PIB.

La deuda supera al PIB.

La deuda supera al PIB.

Rajoy, tan ‘endeudador’ como Zapatero

El verdadero hito que llevará a la historia a Mariano Rajoy será el del primer presidente que llevó al país por encima del billón de euros de deuda. Sin embargo, antes de llegar a La Moncloa prometió que aliviaría esta carga. “Yo tendría dos prioridades: reducir el déficit y la deuda pública”. No lo ha conseguido. Nada más lejos de la realidad. En los cuatro años y seis meses de legislatura del Gobierno Rajoy, la deuda pública creció en 351.828 millones de euros, a razón de 210 millones diarios. Es decir, que cada segundo que pasa con Rajoy entre Moncloa y Aravaca, el Estado y las autonomías se endeudan a razón de 2.430 euros.

Detrás de la creciente deuda se encuentra la continúa acumulación de déficits en las cuentas públicas, es decir, que ni el Estado ni el resto de administraciones fueron capaces de adecuar su gasto a sus ingresos fiscales y recurrieron a ese extra de crédito para financiarse. Es el déficit, por el que Bruselas multará a España este verano, el que ha dinamitado los niveles de deuda en España desde estalló la crisis financiera en 2008.

Pese a la altura de las cifras de Rajoy, no se llegan a superar los 364.124 millones de incremento de la deuda registrados durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que en sólo cuatro años duplicó el saldo deudor, hasta los 743.530 millones o a razón de 3.298 euros por segundo. El presidente socialista fue más veloz que el popular en elevar la deuda del país durante su segunda legislatura, dado que estuvo menos tiempo por el adelanto electoral de 2011. Con el periodo extra entre las elecciones del 20 de diciembre y el próximo 26 de junio, Rajoy sólo habrá ‘endeudado’ un 3,5% menos que Zapatero.

Según la previsión del Gobierno que todavía rige desde los últimos Presupuestos, el Tesoro Público realizará en 2016 emisiones brutas de deuda por importe de 231.175 millones de euros, de los que al menos 40.000 millones serán emisiones netas que se sumarán a la mochila de la deuda pública española. El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se encuentra en valores a medio y largo plazo, que suponen más de dos tercios de la deuda total y explican la mayor parte del aumento del endeudamiento público en valores absolutos en el tercer mes del año. Estos préstamos aumentaron en 14.893 millones de euros respecto al mes anterior, hasta los 812.680 millones de euros, mientras que en tasa interanual el crecimiento fue del 6,8%. En relación al cierre de 2015, estos créditos subieron un 2,5%.