Telecomunicaciones

Telefónica asume que estudiará "alternativas estratégicas" para reducir su millonaria deuda

La 'teleco', con una deuda de 50.000 millones, abre un "periodo de reflexión" tras el 'no' de Bruselas a la venta de O2.

El presidente de Telefónica durante la junta general de accionistas.

El presidente de Telefónica durante la junta general de accionistas.

  1. Telefónica
  2. Telecomunicaciones
  3. O2

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, asume que debe buscar otras opciones para reducir sus 50.000 millones de euros de deuda. Ante sus accionistas ha asegurado que la empresa está "analizando distintas alternativas estratégicas", entre las que se incluye la posible salida a bolsa de su filial de infraestructuras Telxius, para rebajar ese pasivo. Hoy se ha dado a conocer el posible interés de los fondos Apax Partners, CVC y KKR por la compra de la filial británica de la operadora española O2. La reacción en bolsa: la cotización de la compañía en el Ibex sube un 2,8%.

En su discurso durante la junta general de accionistas, Álvarez-Pallete ha afirmado que el endeudamiento de la compañía mejorará en el ejercicio de 2016 gracias a la futura generación de caja prevista y "otras operaciones de gestión" de sus cartera de activos.

Entre esas opciones no sólo está la salida a bolsa de Telxius, sino también la venta de O2, ya sea con la compra por parte de un tercero o el aterrizaje en el parqué.

El veto de Bruselas a la venta de O2 al grupo Hutchison priva a la compañía de unos ingresos con los que contaba para mantener su retribución a los accionistas y seguir con su senda de reducción de la deuda, un revés para el que la compañía ha asegurado que cuenta con medidas alternativas.

Sobre Telxius, el presidente de Telefónica ha destacado que la compañía global de infraestructuras les permitirá "liberar recursos para reforzar el balance y financiar inversiones de crecimiento".

"Un periodo de reflexión"

Ante el 'no' de Bruselas a la venta de O2, el primer directivo ha indicado que abrirán "un periodo de reflexión" para decidir el futuro estratégico. El mantenimiento este año en el grupo garantizará, según ha defendido, una "mejor cobertura" del dividendo, ya que el nivel de flujo de caja y sus "potenciales resultados" garantizan la sostenibilidad de la ecuación entre inversión, reducción de deuda y dividendo.

Respecto a la decisión, ha vuelto a mostrar su discrepancia con algunas de las conclusiones de la Comisión Europea y ha asegurado que, en contra del criterio de Bruselas, era la "mejor forma" de ampliar la inversión y la competencia en Reino Unido.

Hoy se ha conocido el interés de tres de las mayores firmas de capital riesgo del mundo, Apax Partners, CVC y KKR, por adquirir la operadora británica. Según informaba Sky News, las tres se han unido y ya han mantenido contactos iniciales con bancos que pudieran financiar la operación.

Los inversores españoles han recibido bien este posible interés. Después de iniciar la sesión en rojo, la acción ha concluido con una subida del 2,8%.

Más remuneración a los accionistas

Más allá de la deuda, Álvarez-Pallete ha defendido que el grupo tiene una "clara orientación al accionista" y un "firme compromiso" para ofrecerles una "atractiva remuneración", como refleja el dividendo de 0,75 euros propuesto para este ejercicio.

De hecho, ha destacado que la retribución de 2016 supone una rentabilidad del 7,9% a precios actuales de la acción, lo que implica la mayor rentabilidad por dividendo entre las empresas del EuroStoxx 50 y muy por encima de las de sus competidores. "Esta rentabilidad hace de la acción de Telefónica una inversión muy atractiva", ha remarcado.