Consumo

Un directivo de la multinacional dueña de Durex, agredido en una rueda de prensa en Corea

El gigante del gran consumo Reckitt Benckiser asumió la responsabilidad de haber causado problemas físicos a más de 170 personas con un humidificador.

Ata Safdar, responsable de Reckitt Benckiser en Corea del Sur.

Ata Safdar, responsable de Reckitt Benckiser en Corea del Sur. Efe

  1. Consumo
  2. Empresas
  3. Distribución
  4. Agresiones

Un ejecutivo del gigante del consumo Reckitt Benckiser (dueño de marcas como Durex, Finish, Gaviscon y Strepsils, entre otras) ha sido agredido durante una rueda de prensa en la que se disculpaba por los daños pulmonares, algunos de ellos mortales, atribuidos al uso de unos aparatos de humidificación fabricados por la compañía.

Ata Safdar, responsable de Reckitt Benckiser en Corea del Sur y Japón, asumió la culpa de la empresa, en una rueda de prensa en Seul a la que acudieron familiares y afectados, entre ellos un niño de 13 años.

Es la primera vez que Reckitt asume su responsabilidad públicamente en una disputa que se remonta a 2011. Hace un año, el Gobierno coreano aseguró que, al menos, 92 personas podrían haber fallecido a causa del humidificador, que también se comercializaron por otras compañías.  

Disculpa tardía

“La disculpa de hoy es la aceptación de nuestra responsabilidad por el daño que ha causado [el humidificador] Oxy HS”, aseguró Ata Safdar. “Esta es la primera vez que aceptamos nuestra plena responsabilidad y ofrecemos una disculpa completa”, repitió ante los medios de comunicación y algunos afectados.

“Llegamos tarde, han pasado cinco años y también nos disculpamos por eso”. En el momento que pronunciaba este ‘mea culpa’, un hombre subió al escenario y le golpeó en el cuello. “Esto es desgarrador. Les pido que me permitan concluir mi declaración”, solicitó Safdar.

El producto al que se atribuyen los daños físicos en Corea del Sur es un líquido que se añade a los humidificadores para esterilizarlos. Su venta está prohibida en ese país desde 2011 y, según la administración coreana, no se vendió en ningún otro país.

En total, según la empresa, el producto provocó daños a 178 personas que serán compensadas económicamente. En total, según el Gobierno coreano, entre los humidificadores de Reckitt y de otras empresas, la cifra de afectados se eleva hasta 530.