Control del banco portugués

CaixaBank lanza su segunda OPA por BPI para tomar el control total del banco

Pagará entre 112 y 906 millones de euros para adquirir entre el 51 y el 100% de la entidad portuguesa.

El presidente de Caixabank Isidro Fainé.

El presidente de Caixabank Isidro Fainé.

  1. OPA
  2. CaixaBank La Caixa
  3. Banco BPI

CaixaBank ha conseguido desbloquear la mayor parte de las trabas que se oponían a la compra del banco portugués BPI (Banco Portugués d'Investimento) y finalmente ha anunciado que lanza su segunda operación pública de adquisición (OPA) con la que pretende conseguir el control total de la entidad. Esta es la condición indispensable para el equipo del banco catalán liderado por Isidro Fainé: no quieren medias tintas en la entidad y por esto llevan meses peleando.

La operación sólo saldrá adelante si CaixaBank consigue más del 50% de las acciones de BPI y, además, se retira la limitación de votos que tienen los accionistas y que actualmente está en el 20%. El pago a los accionistas de BPI que quieran vender sus acciones se realizará en efectivo a un precio de 1,113 euros por acción, que corresponde al precio medio que han venido marcando en los últimos seis meses.

De este modo, CaixaBank empleará un mínimo de 112 millones de euros para elevar su participación, del 44% actual hasta el 51%, lo que le permitirá ser el accionista de control de la entidad lusa. En el caso de que logre adquirir el 100% de las acciones, la inversión máxima que realizará CaixaBank será de 906 millones de euros.

Además, la entidad catalana ha anunciado que está en negociaciones con el Banco Central Europeo (BCE) para que suspenda “cualquier procedimiento administrativo contra BPI relacionado con sus situación de exceso de concentración de riesgos”. El objetivo es que CaixaBank pueda tomar el control de la entidad y posteriormente encontrar una solución a los problemas financieros de BPI.

Según las estimaciones que realiza CaixaBank sobre la base de las previsiones del consenso de mercado que recoge Bloomberg, la operación podría elevar los beneficios de la entidad un 4,9% para el año 2018 si adquiere un 51% de las acciones, eso sí, sin incluir los costes financieros de la operación. En el caso de que llegase a controlar el 100% de sus acciones, el beneficio estimado sería un 15,2% superior.