Colombia

La justicia colombiana impide a Hyundai romper su contrato con Carlos Mattos

El empresario ha sido el distribuidor de la firma coreana durante 23 años en Colombia

Revés en los tribunales para Hyundai.

Revés en los tribunales para Hyundai. Reuters

  1. Colombia
  2. Carlos Mattos
  3. Hyundai
  4. Contratos
  5. Empresarios
  6. Automoción
  7. Vehículos
  8. Tribunales
  9. Justicia

El pasado mes de septiembre, Hyundai Motors Company extinguió unilateral y arbitrariamente el contrato que le vinculaba a Hyundai Colombia Automotriz S.A., empresa liderada por Carlos Mattos, que ahora vuelve a hacerse con la distribución de la firma de coches coreana.

Mattos ha sido el distribuidor único de Hyundai en Colombia durante 23 años y ha vendido más de 280.000 vehículos, cumpliendo siempre los objetivos de impuestos por la compañía, según fuentes próximas al empresario.

Después de varias demandas interpuestas por la empresa de Mattos, un juez ha acordado “ordenar a Hyundai Motor Company que durante el trámite del presente proceso, se abstenga directamente o a través de interpuestas personas, agentes o distribuidores suyos, distinto a Hyundai Colombia Automotriz S.A. y su red, a desarrollar labores de promoción, comercialización o venta de vehículos automotores en Colombia”.

De este modo, la empresa Neocorp, al frente de la que se encuentran Juan Eljuri y Marcos Malo, no podrá vender ningún vehículo en territorio colombiano, pese al contrato por el que Hyundai Motors Company les concedía la distribución tras zanjar su relación con Mattos.

Durante la relación comercial de 23 años, según señaló la prensa colombiana, Hyundai pasó de ser una marca poco conocida en Colombia a ser la tercera más vendidas, por detrás de Chevrolet y Renault. En conjunto, Mattos desarrolló una red de 61 concesionarios de Hyundai por las principales ciudades colombianas. Y, en el tiempo que duró su acuerdo comercial, recibió en una ocasión el galardón al mejor distribuidor del mundo y en siete más, el mejor de Latinoamérica.

Ahora, según los medios del país, la justicia prohíbe a Neocorp vender los vehículos de la enseña coreana mientras se cursa el proceso interpuesto por Carlos Mattos. Mattos aduce en su querella posible competencia desleal por parte de la Neocorp, que también es responsable de la distribución de los coches de Kia.