ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Rebelión contra Montoro en las comunidades autónomas

Varios diputados califican de "hilo musical" sus advertencias y cuestionan su legitimidad para imponer las medidas de ajuste 

Montoro durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Montoro durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados. Efe

La mitad de las comunidades autónomas que incumplieron el objetivo de déficit en 2015 se rebelaron ayer contra las medidas de disciplina fiscal que les ha impuesto el ministro Cristóbal Montoro. Doce de ellas recibieron cartas de Hacienda conminándolas a aprobar en un plazo máximo de 15 días la no disponibilidad de créditos por un monto que en conjunto se acerca a los 10.000 millones.

Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Cantabria anunciaron que no practicarán "ningún recorte" pese a la instrucción de Montoro. Cataluña y Aragón señalaron que la medida es "inaplicable" o "imposible de cumplir" y Extremadura dijo que la acataría pero subrayó que se ha culpabilizado injustamente a las comunidades autónomas del incumplimiento fiscal. Por su parte Asturias indicó que no ve riesgo de incumplimiento en su plan actual de gasto y Madrid dijo que estudiará la carta del ministro, pero que mantiene su compromiso con la estabilidad presupuestaria 

La reacción de estas comunidades coincidió con la comparecencia de Montoro  a petición propia en la comisión de Hacienda del Congreso para explicar por qué España no ha cumplido el objetivo de déficit que le fijó la UE para 2015 que era del 4,2% del PIB. El ministro insistió que los gobiernos regionales que surgieron de las elecciones de mayo de 2015 deben abandonar el discurso de que han sido elegidos "para incrementar el gasto". "Han llegado para gastar mejor, en un país que debe reducir su déficit porque así lo impone la gobernanza europea que es fundamental", enfatizó.

Varios diputados presentes en la comisión calificaron de "hilo musical" los mensajes del ministro y pusieron en duda la legitimidad con la que puede respaldar sus medidas de ajuste.

El déficit baja al 5% en 7 días

Montoro anunció que el déficit del 5,16% anunciado la semana pasada quedará reducido al 5% ya que una instrucción de Eurostat así lo dispone. El organismo europeo ha indicado a todos los países europeos que los ingresos por las tasas sobre el uso del espectro radioeléctrico en el periodo 2010 a 2015 debían contabilizarse íntegramente en este último ejercicio. En el caso de España estas cantidades suman 1.600 millones que se contabilizaran como ingresos de 2015.

La cifra de déficit no es definitiva. En mayo próximo Eurostat dará a conocer la cifra definitiva y siempre hay ajustes de última hora.

Según la información de Hacienda, la Administración General del Estado cuyo objetivo de déficit era del 2,9%, cerró en un 2,53% (tras el ajuste de Eurostat), la Seguridad Social en un déficit del 1,26% (su objetivo 0,6%), los ayuntamientos tuvieron un superávit de 0,44% (su objetivo era 0) y las comunidades autónomas un déficit del 1,66% (objertivo del 0,7%).  

"Felicitaciones no abren quirófanos"

A diferencia de su comparecencia del jueves pasado, en la que cargó sobre las comunidades autónomas las culpas por el incumplimiento del objetivo de déficit, Montoro estuvo mucho más contenido en su intervención parlamentaria.

Esto no impidió que Ana Oramas, diputada de Canarias (una de las comunidades cumplidoras junto al País Vasco y Galicia) manifestara que "a los canarios se nos ha quedado cara de tontos al saber que que se apretaron el cinturón para que otros incumplieran". Oramas añadió que "con felicitaciones no se abren quirófanos" y le reprochó a Montoro que no existan incentivos para las regiones que cumplen. El incumplimiento generalizado del déficit, explicó, ha causado un debate "donde un amplio sector reclama ahora incumplir el objetivo por unas décimas".

Pedro Saura, portavoz socialista de Hacienda, trató con suma dureza al ministro. "Ha engañado a los españoles y europeos con el déficit", le dijo. Le reprochó sus "chistes y risas que no me hacen gracia" y exhibió un dato poco conocido: "El resultado de 2015 es que el déficit estructural ha empeorado en 0,8% del PIB". Saura lo despidió con un "hasta siempre señor Montoro".

El PP y el 'viento de cola'

En su intervención principal, el ministro defendió la bajada del IRPF -que Saura criticó-, dijo que su efecto había no había sido importante y proclamó que "hay que seguir reduciendo el déficit. ¿A que ritmo? Al ritmo que sea compatible con la creación de empleo".

Esta idea fue recogida por Íñigo Errejón, portavoz de Podemos, quien atribuyó a "los vientos de cola" (política expansiva del BCE y caída del precio del petróleo) el fuerte rimo de crecimiento. A lo que Montoro contestó, burlón, en su réplica: "¡Que suerte tiene el PP que cuando gobierna siempre tiene viento de cola!".

Francisco de la Torre, portavoz de Ciudadanos en la comisión de Hacienda, desarrolló una intervención rotunda y precisa. Le recordó que el incumplimiento del déficit es escandaloso y deja como herencia "una situación muy complicada". "Que el PP gestiona bien las cuentas publicas no es más que un mito, es propaganda", añadió y sostuvo que la reforma tributaria del PP en 2015 hizo que los ingresos fiscales se quedaran 4.000 millones por debajo de lo previsto. 

Atónito ante ERC

De la Torre, que es inspector de Hacienda y hasta hace unos meses subordinado de Montoro, fue muy crítico con la lucha contra el fraude fiscal. Indicó que los medios para combatir el fraude se han reducido de 27.000 a 24.000 empleados durante la crisis. "La medida estrella de la lucha contra el fraude ha sido una amnistía fiscal!", subrayó. "Usted ha preferido rebañar mas impuestos a los que ya cumplen en vez de perseguir el fraude".

Una de las intervenciones más singulares fue la de la diputada Esther Capella, de ERC, quien le adelantó a Montoro que "Cataluña no hará recortes de derechos sociales".  "La Generalitat no realiza gastos innecesarios", añadió. "Es el Estado español el que no cumple con Cataluña". Y prosiguió, dirigéndose al parecer más al Montoro militante del PP que al ministro del gobierno en funciones: "En Cataluña ustedes son residuales... su legitimidad ante la Generalitat es limitada". Montoro, que ha destinado a Cataluña la gran mayoría de los recursos del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) que él ideó, la miraba atónito.

Mejora de ingresos 

Al final de su comparecencia, Montoro se mostró convencido de que las comunidades cumplirán las exigencias de su Ministerio. "No hay margen para incumplir", insistió. Y anunció tres iniciativas: que estudiará cómo premiar a las comunidades cumplidoras (probablemente con financiación al 0% frente al 0,8% que pagarán las demás), que una vez reciba las medidas de no disponibilidad de créditos y los nuevos planes de ajuste convocará un Consejo de Política Fiscal y Financiera para aprobarlos, y, por último, que el Consejo de Ministros estudiará su propuesta de crear una comisión de técnicos que vaya "desbrozando" el camino hacia un nuevo modelo de financiación autonómica.

Montoro sabe que las comunidades autónomas verán un importante incremento de sus ingresos en 2016 ya que como reciben con dos años de decalaje la liquidación de ciertos impuestos, ahora les corresponde disponer de los incrementos de recaudación que se produjeron en 2014. Según los cálculos de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ese incremento supondrá un 0,7% del PIB para las comunidades, prácticamente la totalidad del desfase experimentado en 2015.

Hacienda, sin embargo, quiere que se aplique a rajatabla la regla de gasto, la cual impone a las regiones no incrementar su gasto más allá de un 1,86%. Si la cumplen, el déficit del 1,66% del año pasado se reduciría automáticamente al 0,5% en 2016.