Crecimiento económico

Lacalle y su 'pizarra' con diez reformas para el futuro de España

Cifuentes exige en la presentación del último libro del columnista de EL ESPAÑOL la "urgente revisión de la financiación autonómica"

María del Pino, Cristina Cifuentes y Roger Domingo durante la presentación del libro de Daniel Lacalle.

María del Pino, Cristina Cifuentes y Roger Domingo durante la presentación del libro de Daniel Lacalle. Sira Coll

El economista Daniel Lacalle, columnista de EL ESPAÑOL, presentó ayer en la Fundación Rafael del Pino en Madrid su último libro, La Pizarra de Daniel Lacalle. En su sexto libro -el cuarto que escribe en solitario-, Lacalle plantea “diez reformas económicas imprescindibles para una España de futuro”. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que presentó la obra, aprovechó la ocasión para plantear la “urgente necesidad de revisar el sistema de financiación autonómica” ya que cada madrileño recibe 157 euros menos que la media de los españoles.

Lacalle dijo que su idea de presentar diez reformas persigue tres efectos: “Continuar mejorando lo que hemos hecho bien en estos años, evitar que volvamos a caer en lo que hicimos mal y crear condiciones para que se mantenga la confianza en el país”. Las reformas que propone afectan a las pensiones, la administración pública, el empleo, la regeneración democrática, la deuda pública, la educación, la fiscalidad, la competitividad, la energía y el papel de España en la Unión Europea.

El economista defendió su derecho a “ir a los sitios donde están radicalmente en contra de lo que pienso” para presentar sus puntos de vista. Su último libro ha sido coproducido por la editorial Deusto y la cadena de TV La Sexta que ha invitado frecuentemente a Lacalle a participar en sus “pizarras” que se emiten en el espacio La Sexta Noche. Ahí, un economista mediático explica un tema de actualidad ante diversos contradictores. “En esos programas no puedes transmitir todo. Lo que busco es que salte la chispa del interés, la duda y sobre todo la esperanza. Porque hay que ser optimista respecto del futuro”.

Junto a María del Pino, presidenta de la Fundación Rafael del Pino, que elogió al autor por su trabajo de divulgación económica, Roger Domingo, responsable de Deusto y editor de las obras de Lacalle, explicó que la serie de libros con las “pizarras” -de las que ya se ha publicado otra del economista Juan Ramón Rallo- es “un espacio complementario para ampliar las respuestas que en el formato televisivo son muy breves y para que los lectores puedan ampliar sus conocimientos”. Según Domingo, Lacalle ha desarrollado en sus seis libros “un corpus teórico sólido en el que sobresale su defensa de la libertad individual”.

Cristina Cifuentes, que se proclamó "liberal" como el autor, destacó que “el libro habla de economía y de política, y pone en relación ambas cosas” y quiso destacar algunas de las reformas propuestas. Entre ellas las medidas que van en línea con el mantenimiento de la reforma laboral (“uno de cada cinco empleos se está creando en Madrid”, dijo), una baja presión fiscal (“en Madrid está dando resultado”), la apuesta por el I+D+i (“aunque esta excede el ámbito de lo únicamente público”) y se mostró muy de acuerdo con “la necesidad imperiosa de una regeneración democrática y erradicación de la corrupción”.

“Aprovecho para vender mi propio libro”, dijo Cifuentes. “El de una buena gestión de gobierno en Madrid que creo que es la que estamos haciendo”. Anticipó, sin embargo, que en materia de financiación autonómica “será combativa” para que los madrileños reciban los mismos recursos que la media de los españoles. “Creemos en la solidaridad pero no hasta el punto de que se produzcan injsuticias”.

Por su parte, Lacalle quiso dar un tono optimista a la presentación y recordó que “cuando España lo hace bien, se sale”. “Esto no va a cambiar porque lo decidan los políticos, un comité o los funcionarios, sólo cambiará si lo hacemos nosotros”.

“España es el 1% del PIB mundial y uno de los 10 países importantes de Europa que es el 25% de ese PIB. Nuestra posición es esencial y tenemos que cambiar el chip para que ésta sea de liderazgo y no de estar entre los países del montón. No puede ser que Europa se convierta en una zona estancada y en retroceso donde los que se quieren marchar sean los mejores países”. Recordó la importancia de la “estabilidad presupuestaria” (la Comunidad de Madrid acaba de incumplir su objetivo de déficit por primera vez en cuatro años) y de que se le transmita a la sociedad civil que es una de las claves del futuro porque “aumentar los desequilibrios sólo nos puede llevar a repetir los errores del pasado: como seguro que no nos va a ir mejor es con más deuda”, añadió.