Construcción

México sanciona a OHL con 3,7 millones por información contable 'inadecuada'

Descarta que la filial de la compañía española haya cometido fraude en sus concesiones de autopistas.

Villar Mir en una presentación de resultados de OHL

Villar Mir en una presentación de resultados de OHL E. E.

  1. OHL
  2. Empresas
  3. Juan Miguel Villar Mir
  4. México
  5. CNBV
  6. Multas económicas
  7. Cuenta resultados
  8. Autopistas
  9. Infraestructuras
  10. Urbanismo

El regulador de la Bolsa mexicana, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), da por concluido el proceso sancionador abierto contra OHL México con una resolución en la que si bien descarta "dolo o fraude" en las actividades de la empresa en el país, le impone sanciones administrativas por un total de 3,7 millones de euros por información y contabilidad "inadecuada".

El equivalente a la CNMV en Mexico cierra así así la investigación abierta contra la filial de concesiones mexicana de OHL en mayo de 2015, tras aparecer informaciones en el país sobre presuntas irregularidades de la firma. OHL controla al 56% OHL México, compañía cotizada en la Bolsa de México a través de la que la constructora española gestiona media docena de autopistas en el país y un aeropuerto.

La compañía controlada por Juan Miguel Villar Mir reconoce que, si bien, la CNBV ha detectado diferencias técnicas con OHL México, "no se ha podido determinar en las actuaciones de esta empresa la existencia de dolo, fraude o impacto alguno contra el sistema financiero ni contra terceros".

Respecto a dichas "diferencias técnicas", el organismo mexicano impone a OHL México sanciones administrativas que, en total, suman 3,7 millones, por aportar "información inadecuada" respecto a la contabilidad de las autopistas que explota en el país y sus tráficos.

Falta de documentación

La empresa española argumenta que las tres resoluciones administrativas que han motivado las sanciones se refieren a “una inconsistencia en la información sobre los niveles de tráfico” de sus concesiones. Además de no haber proporcionado “la documentación exigida en el registro de algunas operaciones y no haber aportado la totalidad de la documentación acreditativa del cumplimiento de las formalidades del proceso de autorización en las operaciones con partes relacionadas”.

Por eso, el regulador ha impuesto sanciones administrativas a las empresas y a sus directivos por un total de 71,7 millones de pesos (equivalentes a 3,7 millones de euros); correspondiendo 24,6 millones de pesos (1,25 millones de euros) a OHL México; 18,6 millones de pesos (0,94 millones de euros) a OPI; 18,3 millones de pesos (0,93 millones de euros) a ConMex, y 10,2 millones de pesos (0,52 millones de euros) a personas físicas que actualmente son directivos de las citadas compañías. La compañía ha determinado no recurrir estas sanciones, indica, pero no detalla de qué directivos se trata.

La CNBV considera, según explica la compañía española, que el registro contable de la rentabilidad garantizada en las concesiones de OHL México se realizó “de manera inadecuada” conforme a la que es su interpretación de la CINIIF 12. Es decir, respecto a las normas de contabilidad.