Política económica

Junqueras se reúne este viernes con Montoro tras su intento de puentearle con de Guindos

Necesita la financiación del Estado, pero ha buscado ayuda en el ministro, con quien tiene mejor relación.

El presidente de la Generalitat, Puigdemont, junto al vicepresidente, Junqueras

El presidente de la Generalitat, Puigdemont, junto al vicepresidente, Junqueras Efe

El vicepresidente y consejero de Economía y Hacienda de la Generalitat, Oriol Junqueras, se verá el viernes las caras con el ministro de Hacienda en funciones de España, Cristóbal Montoro. Ya no se puede posponer más, el encuentro será a las 17:00 horas, cuando el Consejo de Ministros en funciones ya haya terminado. Junqueras necesita 1.600 millones de euros de financiación del FLA y, para conseguirlo, tiene que contar con el beneplácito de Hacienda, pero, por extraño que parezca, todavía no ha hablado de este tema con Montoro.

El vicepresidente ha intentado gestionar esta demanda a través del ministro de Economía, Luis de Guindos. La relación con el ministro y su equipo es más estrecha, ya que viene de la etapa de Junqueras en Europa, cuando era eurodiputado. Guindos voló hasta Barcelona hace dos semanas a petición de Junqueras para una reunión de urgencia en el aeropuerto de El Prat. Allí fue donde negociaron la financiación de estos 1.600 millones de euros, que se emplearán para convertir una deuda de Cataluña que vence en el corto plazo, por deuda de largo plazo. Junqueras consiguió el compromiso de Guindos, lo que permitiría a la Generalitat quitarse de encima un problema y aliviar su situación tan acuciante.

La elección de la Junqueras fue orquestar la petición a través de Economía. El mismo día que Junqueras se reunió con Guindos, también habló por teléfono con Montoro, pero no le dijo nada de la financiación del FLA, hablaron del adelanto en la liquidación del presupuesto de 2014. No se lo trasladó entonces y es posible que no se lo traslade en su reunión del viernes, la primera que mantienen cara a cara. Según indican fuentes de la Generalitat, no está entre sus prioridades hablar de esta financiación y podrían optar por seguir gestionando esta petición a través de Guindos.

Montoro mira hacia otro lado

Para que el FLA asuma esta deuda de Cataluña, es necesario que Economía elabore un informe favorable, algo que ha prometido Guindos a Junqueras, y que el Consejo de Ministros dé su visto bueno. La Generalitat considera que el cauce apropiado es a través de Economía y por eso es posible que no hable con Montoro de este tema, a no ser que el ministro lo ponga encima de la mesa. Pero este caso tampoco es probable.

Fuentes próximas a Hacienda explican que el ministro estaría más cómodo con una declaración de apoyo financiero del Estado a Cataluña, no tanto con habilitar más fondos del FLA "que benefician a los bancos acreedores” y “protegen mejor el interés de los contribuyentes”. Hay dos puntos clave, el primero es que la Generalitat ya acapara uno de cada tres euros del dinero del Fondo y la segunda es que los vencimientos de corto plazo se tienen que refinanciar desde las comunidades autónomas, no desde el FLA. Con estos ingredientes, es posible que los dos mandatarios, el español y el catalán, pasen de puntillas sobre el tema de la deuda y se centren en otros temas.

Lo que sí hablarán

La prioridad para el Govern es conseguir un adelanto de los 1.400 millones de euros que el Estado le adeuda de la liquidación de 2014. La Generalitat tiene ya apuntado este dato en su balance y sólo necesita que Madrid acepte prorratear los pagos para poder facilitarle ya los fondos que corresponderían a los primeros meses. Los problemas de liquidez en Cataluña son acuciantes y este dinero sería vital para la región.

En este punto hay un acuerdo casi total, por lo que lo más probable es que se estrechen la mano como dos caballeros. El portavoz del PP en el Parlamento catalán, Xavier García Albiol, ha anunciado el jueves que el Gobierno adelantará el viernes en torno a 350 millones de euros de los 1.400 que le corresponden a Cataluña. La primera petición de Junqueras va a cumplirse.

La segunda es la negociación del tipo de interés que aplica el Estado a los préstamos del FLA. En 2015 daba este dinero gratis, al 0%, y Junqueras quiere conseguir para este ejercicio el interés más bajo posible. En un comunicado, Hacienda informó que “las operaciones formalizadas en 2016 con cargo a cualquier compartimento del Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas tendrán un mismo tipo de interés fijo, equivalente al rendimiento medio de la Deuda Pública del Estado a plazo equivalente”.

Desde Cataluña confían en que se aplique el tipo de interés más bajo posible. “No es lo mismo el rendimiento que le exige el mercado a la deuda de corto plazo del Tesoro, que a la de largo plazo, y la Generalitat espera que aplique el tipo de interés más bajo”, indican fuentes cercanas.