Cataluña

Montoro cree que con el plan Junqueras-Guindos gana la banca

Según Hacienda, hay soluciones que "protegen mejor el interés de los contribuyentes" y se las planteará en la reunión del viernes.

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda.

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda. Efe

El Ministerio de Hacienda no está de acuerdo con la solución que Oriol Junqueras, vicepresidente económico de la Generalitat de Cataluña, ha discutido con el ministro de Economía Luis de Guindos, para evitar que Standard & Poor’s degrade su calificación de solvencia por debajo del bono basura.

El ministro Cristóbal Montoro cree que hay otras alternativas que “no benefician tanto a los bancos acreedores” y “protegen mejor el interés de los contribuyentes” al tiempo que resuelven los problemas de la Generalitat, según explicaron fuentes de Hacienda a EL ESPAÑOL.

Montoro se reunirá con Junqueras el próximo viernes 18 a las cinco de la tarde, después de la celebración del Consejo de Ministros del Gobierno en funciones.Esa misma tarde, después del cierre de los mercados, vence el plazo que S&P le ha concedido a Junqueras para revisar la calificación de solvencia de Cataluña.

La hora y fecha fue elegida por el propio Junqueras de tres citas posibles que le planteó Hacienda. El ministerio ha estudiado la situación y ha encontrado que hay alternativas al planteamiento que Junqueras y Guindos han hecho público tras su reunión en el aeropuerto de El Prat.

Este consiste en obtener una autorización del Consejo de Ministros, previo informe favorable de Economía, para que la Generalitat pueda convertir sus obligaciones a corto plazo con una serie de bancos acreedores en operaciones a largo que califcarían para ser avaladas por el Fondo de Liquidez Autonomica (FLA).

Las nuevas alternativas pueden desarrollarse tanto recurriendo al FLA como por otras vías. En Hacienda creen que una declaración de Montoro ofreciendo el respaldo del Estado a los compromisos de la Generalitat, similar a la que ha realizado en otras ocasiones (“no dejaremos caer a ninguna comunidad”, dijo en 2012) será suficiente para tranquilizar a las agencias de calificación y a los bancos.