Desafío soberanista

Montoro acepta negociar adelantos con Cataluña pero no admitirá agravios

El ministro de Hacienda se reunirá la semana que viene con la Generalitat tras pedir Junqueras 7.520 millones de euros en pleno desafío soberanista. 

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda.

Cristobal Montoro, ministro de Hacienda. Efe

  1. Cristóbal Montoro
  2. Cataluña
  3. FLA
  4. Oriol Junqueras
  5. Proceso soberanista
  6. Financiación autonómica
  7. Generalitat de Catalunya
  8. Carles Puigdemont
  9. Política

El ministro de Hacienda en funciones abre la puerta a negociar con Cataluña los adelantos de fondos que requiere la Generalitat pero avisa: no habrá agravios ni diferencias respecto al resto de las administraciones. Cristobal Montoro ha explicado que no estarán sobre la mesa las pagas extraordinarias de verano y ha recordado que no es una decisión discrecional de su departamento sino que se deben cumplir unos requisitos

Este martes el ministro de Economía, Oriol Junqueras, pidió cita con Montoro y anunció en pleno desafío soberanista que Cataluña necesitaba 7.520 millones de euros a cuenta del FLA. 

Montoro ha señalado que el Gobierno tiene que devolver a las comunidades la liquidación del sistema de financiación de 2014, que es positivo para ellas porque se recaudó más de lo previsto gracias al crecimiento económico. A Cataluña le corresponden unos 1.400 para Cataluña, que se pagarán en principio en julio aunque caben adelantos si están justificados.

"No puedo atender pagos a meses vista sino de tesorería pendientes. No es discrecional del ministerio o del Gobierno conceder esos anticipos", ha asegurado en respuesta a la reclamación de la Generalitat de Cataluña.

Ha insistido en que su departamento estudia las peticiones de adelantos, no sólo recibidas desde Cataluña, y que espera responder "inmediatamente", pero siempre que respondan a necesidades de tesorería y a evitar que los proveedores no sufran retrasos. 

Sí a la reunión con la Generalitat de Puigdemont

El titular de Hacienda también ha asegurado que se reunirá la semana que viene con la Generalitat catalana dentro del contacto que mantiene también con otros gobiernos autonómicos. Su departamento está revisando los planes de ajuste de las comunidades adheridas al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), porque tiene que aprobarlos antes de pagar.

Esos planes deben recoger las medidas con las que los gobiernos se comprometen a cumplir el déficit y son objeto de negociación entre Hacienda y todas las consejerías correspondientes.