Telefónica

Telefónica levanta capital: 600 millones en bonos a cinco años 'atados' a sus acciones

No es una ampliación, pero se le parece. Telefónica está levantando dinero en mercado con una emisión de deuda de 600 millones que estará cubierta con derivados financieros.

César Alierta, presidente de Telefónica.

César Alierta, presidente de Telefónica. Efe

  1. Telefónica
  2. Emisión de bonos
  3. Deudas
  4. Telecomunicaciones
  5. Bolsa
  6. Acciones
  7. César Alierta
  8. Telefonía

Más madera. Telefónica ha acordado realizar una macroemisión de deuda a cinco años referenciadas al valor de sus acciones y con una cobertura de derivados financieros por parte de la operadora. "No son convertibles, sino que los inversores recibirán dinero por diferencias entre el valor de referencia de los bonos emitidos y la cotización de Telefónica", explican fuentes próximas a la colocación. 

En el mercado y en el sector de telecomunicaciones, todavía está presente el gran apetito inversor registrado la semana pasada, cuando la británica Vodafone realizó una emisión de convertibles de 3.700 millones de euros (2.900 millones de libras). Telefónica ha decidido ponerse a rebufo y probar también suerte para captar capital.

Prima del 20%

Según explica la compañía, la cobertura de derivados permitirá evitar una ampliación de capital, ya que "nunca se entregarán acciones, sino dinero en efectivo". La emisión, que se está realizando en estos momentos, cuenta con la participación de bancos de inversión como BNP Paribas, Goldman Sachs y Citigroup, entre otros.

Las obligaciones, que se emitirán por Telefónica Participaciones, con la garantía de Telefónica, tendrán carácter senior (no subordinado) y un importe nominal de 100.000 euros, con vencimiento en 2021. Finalmente, la operadora que preside César Alierta se ha anunciado los detalles de la colocación: serán 600 millones de euros en estos bonos no convertibles, que pagarán un cupón del 0% y se emitirán a un precio del 101% de su nominal.

El precio de referencia de las acciones de Telefónica a efectos de la opción de conversión en efectivo todavía está por determinar, pero la operadora aplicará una prima del 20% sobre la media aritmética de la cotización entre el 3 y 16 de marzo. La cotización de Telefónica cerró este miércoles en los 9,8 euros, tras subir un 3,2%. Con ese nivel, el precio de referencia se situaría cerca de los 12 euros por acción.

Asegurar el dividendo

Telefónica no ha detallado el destino de los fondos que obtendrá con la emisión, sino que se remite al genérico "finalidades corporativas generales y a la compra de las opciones liquidables en efectivo". Uno de esos destinos es asegurar el pago de dividendo, una de las obsesiones del grupo, sin que afecte a los niveles de deuda de la compañía, que en 2015 creció un 10% y roza los 50.000 millones de euros.

"Hemos hecho los 'númericos', como dicen en mi pueblo, y el dividendo está garantizado para los tres próximos años", dijo Alierta.

No obstante, tras la presentación de resultados anuales la semana pasada, la multinacional que preside César Alierta tuvo que salir al paso de los comentarios sobre un potencial recorte de dividendo debido a las pérdidas masivas registradas en el cuarto trimestre de 2015 (1.832 millones de euros) y la imposibilidad de cerrar la venta de O2 en el Reino Unido.

"Hemos hecho los 'númericos', como dicen en mi pueblo, y el dividendo está garantizado para los tres próximos años. Si se retrasa algo la operación de O2 una parte del dividendo sería en script [entrega de acciones]. Lo más probable y lo más seguro es que sea en metálico”, aseguró Alierta.

El objetivo es pagar a cada accionista 0,75 euros por cada título que posea. Para ello, Telefónica necesita movilizar 3.622 millones de euros. Sin embargo, si O2 no se vende, o si la venta se retrasa, de esa cifra, 0,35 euros se podrán pagar en acciones o en metálico, en función de lo que prefiera cada uno de los inversores.