Caso Bankia

Bankia claudica y devolverá el dinero de la salida a bolsa a todos los minoritarios

La entidad desiste de seguir gastando dinero en los juzgados tras la sentencia del Supremo que sienta jurisprudencia. Los inversores recuperarán su dinero más un interés del 1% anual.

Goirigolzarri presume de los números de Bankia y deja un recado a Rato

Goirigolzarri presume de los números de Bankia y deja un recado a Rato

  1. Caso Bankia
  2. Bankia
  3. Banca
  4. Entidades bancarias
  5. Justicia
  6. Tribunal Supremo
  7. Bolsa
  8. Inversores

En la presentación de los resultados anuales, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ya advirtió que la entidad buscaba una salida a todos los procesos judiciales abiertos y a los que se le venían encima. Un tercio de todos los costes se estaban yendo en pagar abogados y costes judiciales y, teniendo en cuenta que los perdía casi todos, seguir con esta estrategia era insostenible. "El ahorro de costes judiciales para Bankia es de algo más de 400 millones de euros", ha asegurado José Sevilla, consejero delegado del banco.

La entidad ha decidido finalmente claudicar y devolver a todos los minoritarios el dinero que invirtieron en la salida a bolsa de la entidad. Bankia devolverá a estos accionistas (no a los institucionales) el importe íntegro de su inversión inicial a cambio de la devolución de las acciones a la entidad. De este modo, algo más de 200.000 inversores podrán recuperar su dinero y para Bankia supondrá un desembolso de entre 1.400 y 1.500 millones de euros. "Nos parece una oferta justa", ha indicado el consejero delegado.

En el caso de que hayan vendido los títulos, se les abonará la diferencia entre lo invertido y lo obtenido con la venta de los títulos. En ambos casos se abonarán unos intereses compensatorios del 1% anual por el tiempo transcurrido hasta la restitución de la inversión, ha informado esta mañana la entidad. Esta compensación del 1% equivale, aproximadamente, al interés que hubiese obtenido si hubiese dejado su dinero en depósitos.

Bankia calcula que con esta decisión se ahorrará unos 400 millones de euros en costes judiciales

“Entendemos que este proceso es positivo por varias razones: en primer lugar, ofrece una salida a los inversores de forma rápida, pues recuperarán sus fondos en un plazo que estimamos no supere los 15 días desde que lo soliciten; en segundo lugar, se ahorra dinero, porque se evita el proceso judicial o se reducen los procesos ya iniciados”, ha indicado Sevilla.

La decisión de Bankia llega después de la sentencia del Tribunal Supremo en la que establecía que existían "graves inexactitudes" en la salida a bolsa de la entidad. "Esta sentencia crea jurisprudencia", ha remarcado Sevilla, por lo que ahora los gestores de la entidad tienen ahora el "amparo judicial" para poder tomar esta decisión. Antes no pudieron hacerlo porque la obligación de los directivos de la compañía es velar los intereses de los minoritarios y el primer paso era defenderse de las reclamaciones.

"La sentencia del Tribunal Supremo supone una gran oportunidad para hacer algo que es lo mejor para los accionistas que acudieron a la OPS, como para los intereses patrimoniales del banco", ha remarcado Sevilla. Los inversores tendrán que darse prisa, ya que el plazo que ha habilitado Bankia es de tres meses y comienza mañana, día 18 de febrero.

Cómo reclamo mi dinero

La entidad ha puesto en marcha un proceso sencillo para que los inversores puedan recuperar su dinero. Lo que tendrán que hacer es presentar en sus oficinas una solicitud que se puede descargar en su página web o conseguir en las propias sucursales. Bankia enviará una carta a los accionistas para explicarles el proceso y los plazos que tienen para reclamar su dinero.

Los inversores que tengan una reclamación en los tribunales y se adhieran a la propuesta de Bankia, será el juez quien determine quién pagará los costes judiciales ya incurridos

Pueden adherirse a este proceso todas aquellas personas que tengan alguna causa en marcha por la vía civil en los tribunales. Bankia exige que, una vez devuelto su dinero, el ahorrador firme con la entidad un acuerdo por el que desiste del proceso judicial. En el caso de que este proceso haya tenido unos costes judiciales, Bankia asegura que será el juez quién tiene que pagar esas costas.

Los inversores que compraron las acciones de Bankia en cualquier otra entidad, o que tuviesen depositados los tíulos en otra firma, tendrán que presentar un extracto de la cuenta de valores en el que se detallen los movimientos con las acciones de Bankia.

Provisiones de Bankia

La entidad también ha querido tranquilizar al mercado y a sus actuales accionistas asegurando que tiene provisiones “suficientes para cubrir la devolución de la inversión a los accionistas que lo soliciten más los intereses, incluyendo también los costes judiciales a afrontar por los procedimientos ya en marcha”, ha asegurado esta mañana Bankia en un comunicado. En total, la provisión que tiene constituida la entidad es de 1.840 millones de euros para cubrir todas las pérdidas provocadas por el Caso Bankia.

El banco captó 1.855 millones de euros entre los inversores minoritarios en su salida a bolsa. De esta cantidad, hay que restar 255 millones que se vendieron antes de marzo de 2012, cuando las acciones cotizaban con ganancias o con pequeñas pérdidas.