Distribución

España deja de ser un dolor de cabeza para Carrefour, sus ventas se recuperan en 2015

Los ingresos de la filial remontan un ligero 0,1% en el ejercicio influida por la evolución del petróleo y las divisas.

Establecimiento de Carrefour.

Establecimiento de Carrefour. Reuters

  1. Carrefour
  2. Distribución
  3. Comercio
  4. Empresas

Las cadenas de distribución alimentaria han sufrido en los últimos años tanto el impacto de la crisis como la guerra de precios entre cadenas, que les ha llevado a contraer sus márgenes. Lo han sufrido tanto las pequeñas tiendas como los gigantes de la distribución, entre estos últimos, Carrefour.

El mayor grupo de distribución alimentaria de Europa ha logrado cambiar el paso y cerrar el año con un ligero repunte de ingresos. Concluyó 2015 con un incremento de ventas en España del 0,1%.

Si se excluye la evolución de los tipos de cambio y del petróleo, en ventas comparables (los locales que llevan abiertos más de un año) el repunte fue del 2,6%, según ha comunicado hoy la multinacional, que no da cifras concretas de ingresos por países. Tampoco desvela aún su resultado neto, si ha cerrado o no el ejercicio con beneficio. Eso lo hará en las próximas semanas.

La recta final de año, sin embargo, no fue tan positiva. Sus ventas en España se redujeron un 0,5% durante el trimestre final influida por las divisas y el petróleo. En cambio, si se excluye ambos conceptos, los ingresos comparables crecieron un 2,5%. De hecho, el grupo francés destaca España, junto con Italia, al hablar de los países donde registra un “notable” crecimiento que, en Europa, califica como “acelerado”.

Un gigante de 86.000 millones

Durante el ejercicio 2015, el grupo de distribución ha acelerado el paso. Ingresó 86.300 millones de euros, un 5,3% más excluyendo el petróleo y las divisas. Carrefour es muy dependiente de su mercado doméstico, donde consigue la mitad de sus ventas. En concreto más de 40.600 millones de euros (crece a un ritmo superior al 5%).

Mientras, en el resto del mundo factura 45.694 millones, de los que 22.100 corresponden a Europa, excluyendo Francia. Donde sí sufre es en Brasil. Así, sus ventas, en términos absolutos, caen un 4,3%.