Inversión

El capital riesgo extranjero levanta el pie del acelerador y reduce un 40% sus inversiones

La patronal señala la incertidumbre política como razón para la caída del 19% en el desembolso que se situó en los 2.790 millones de euros

La operación de El Ganso, una de las más destacadas del año.

La operación de El Ganso, una de las más destacadas del año.

  1. Empresas
  2. Capital riesgo
  3. Startup

De 3.400 a 2.790 millones en un año. Algo más de 600 millones 'esfumados'. Es el balance del año 2015 en el capital riesgo en España. La reducción de más del 40% de la participación de los fondos extranjeros, a través de operaciones de mayor volumen, ha pesado de manera decisiva. La Asociación de Capital Riesgo (Ascri), patronal del sector, achaca, principalmente, a la incertidumbre política esta menor aportación de los inversores foráneos.

El año 2014 fue el del cambio de ciclo. Tanto en recaudación de fondos por parte de las gestoras españolas como en inversión (y desinversión). Esos niveles no se han podido mantener en la industria. Y no lo ha hecho porque se han echado de menos más operaciones superiores a 100 millones de euros.

Esas son minoritarias (el 85% fueron de menos de 5 millones de euros) y tienen a los fondos internacionales como principales palancas. Y estos, según las cifras presentadas este jueves por Ascri, han levantado el pie del acelerador. Una reducción del 43% de inversión hasta situarse en los 1.546 millones de euros. Antes llegaron a representar hasta un 80% del total inyectado en empresas españolas. Ahora, esa participación está por debajo del 60%.

Esta reducción no ha podido ser paliada por el sector con sello español, pese al fuerte incremento en sus inversiones. En total han alcanzado casi los 1.250 millones de euros, lo que supone un 71% de incremento respecto a un año atrás. Las operaciones medias, que van desde los 10 a los 100 millones, han sido los principales tractores volviendo a niveles previos a la crisis.

Evolución de la inversión de capital riesgo en España desde 2009.

Evolución de la inversión de capital riesgo en España desde 2009.

Pero, ¿cuál es la razón fundamental de este descenso de los grandes fondos internacionales? Javier Ulecia, presidente de Ascri, ha defendido hoy que la inestabilidad política ha tenido un peso importante, pues el resto de condiciones de mercado acompañaban. “Algunos fondos han decidido esperar y ver… si la incertidumbre se mantiene, seguirán esperando”, reconoce el directivo, quien ha descartado que haya alguna señal de menor actividad.

Grandes operaciones del sector

Este mayor peso de las operaciones medianas respecto a las grandes dentro del llamado ‘private equity’ (operaciones de empresas consolidadas y no en crecimiento) también se ha visto reflejado en las principales inversiones cerradas durante el año. Las de más de 100 millones de euros son tres: la venta del 25% de Joyería Tous a Partners Group por 130 millones; la de Idealista.com a Apax Partners o la del grupo Geriatros por PAI Partners.

Todas estas operaciones han sido llevadas a cabo tras dos años en los que la captación de fondos por parte de las gestoras españolas ha despertado tras la paralización de los años más fuertes de la crisis. Pese a ello, en 2015 las firmas nacionales atrajeron 3.087 millones (con un papel decisivo del Fondico), un 36% menos respecto a 2014.

¿Y las desinversiones?

En el lado de las desinversiones, el nivel se ha mantenido tras un año 2014 de récord. Apenas un descenso del 5% en el volumen desinvertido (sin contar con las plusvalías generadas) hasta alcanzar los 4.550 millones de euros.

Desde Ascri esperan que las colocaciones en bolsa de compañías respaldadas por fondos se mantengan en 2016. El pasado año representaron algo más de una cuarta parte del total de las desinversiones, con estrenos como Abertis, Euskatel o Talgo. “Hay operaciones que ya se han anunciado y no veo que la tendencia vaya a cambiar”, explicaba el vicepresidente de Ascri, Juan Luis Ramírez, quien ha recordado algunas que ya se han ido conociendo en las últimas semanas como la de Parques Reunidos o Cortefiel.

Récord absoluto en startups

Las circunstancias en el lado de las ‘startups’ han sido muy distintas. El año 2015 ha concluido con un récord absoluto. La inversión ha explotado hasta colocarse en los 585 millones de euros, según las cifras de Ascri, un 78% de incremento respecto a un 2014 ya destacado en cifras.

El mayor mérito hay que otorgárselo a los inversores internacionales que han consolidado a España en su radar de manera definitiva. Casi siete de cada diez euros que se desembolsaron en el ecosistema emprendedor, al margen de lo aportado por business angels y los fondos públicos de CDTI y Enisa, salieron del bolsillo de estos fondos extranjeros.

Las principales rondas de financiación de startups en 2015.

Las principales rondas de financiación de startups en 2015.

Se pone así fin de manera definitiva a un tiempo en el que la seducción de un inversor extranjero con un proyecto emprendedor español era una tarea casi titánica. El caso del norteamericano Accel Partners es uno de los más paradigmáticos. El fondo que invirtió en Facebook un año después de su fundación ha acumulado cinco inversiones en algo más de un año, siendo partícipe en la mitad de las grandes operaciones.

Lo que ocurre con Accel se puede extrapolar al resto de la industria del capital riesgo en ‘startups’. Y es que son los artífices principales (aunque no únicos) de las grandes operaciones de inversión del año. De hecho, de las diez primeras por volumen de capital, prácticamente todas tienen el sello de un fondo foráneo.

¿Y para 2016? Como ya confirmó a EL ESPAÑOL, el presidente de Ascri espera que el crecimiento se mantenga. Pese a la explosión que se ha dado en los últimos doce meses, entiende que hay mucho margen de crecimiento, pues España está muy lejos de los niveles de otros países europeos como Francia, Reino Unido o Alemania.