seguros de impago

Abengoa enciende los impagos en parte de su deuda en México e Irlanda

La banca acreedora analiza "filial por filial" las necesidades de liquidez de la Abengoa, que ha dejado de pagar intereses de su deuda.

Planta de Abengoa en Uruguay.

Planta de Abengoa en Uruguay.

  1. Abengoa
  2. Entidades bancarias
  3. Deudas
  4. Banca
  5. Energías renovables
  6. Quiebras empresariales
  7. Concurso acreedores
  8. Suspensión pagos
  9. México
  10. Empresas

La compañía sevillana, en preconcurso de acreedores, ha informado a las Bolsas de México e Irlanda, donde cotizan algunos de sus bonos, que no procederá al pago de intereses en algunas de sus emisiones de deuda, hecho que ha provocado que la banca comienza a activar los seguros de impago de crédito (CDS, por sus siglas en inglés) sobre Abengoa.

Apenas 48 horas después de que la ISDA (Asociación Internacional de Swaps y Derivados financieros) considerase que Abengoa todavía no había caído en la categoría de “evento de crédito con suspensión de pagos”, el comité europeo del organismo ha dado marcha atrás después de que la propia empresa de los Benjumea haya dejado de atender algunos de los compromisos que mantenía por diversas partes del mundo.

En concreto, de acuerdo con un comunicado enviado a la Bolsa irlandesa, Abengoa ha dejado de pagar los intereses de algunos bonos. En concreto, las emisiones afectadas están en dólares -por 5,3 millones- y euros -por 8,85 millones-, en el marco de un programa de bonos por 750 millones de euros. Abengoa ha señalado que ha decidido "desatender temporalmente determinados compromisos financieros" con el objetivo de "garantizar la sostenibilidad financiera" de la empresa.

Del mismo modo, Abengoa México ha anunciado el impago de los interés en dos bonos a corto plazo, después de que la semana ya comunicase que retrasaba su compromiso de amortizar emisiones de bonos. Estos impagos afectaban a emisiones con valores que oscilan entre los 1,1 millones de euros y los 4,4 millones.

Pendientes de liquidez

La banca acreedora analizará filial ha planteado a Abengoa que sondee la posibilidad de que sean fondos de inversión quienes proporcionen al grupo la liquidez que necesita a corto plazo para pagar a empleados y proveedores, necesidades que se cifran entre 300 y 450 millones de euros. Tal y como informó EL ESPAÑOL, las entidades analizarán “país por país” y “filial por filial” las necesidades de liquidez de Abengoa. Entre las opciones sobre la mesa se encuentra la venta del 47% que tiene en Yielco, la filial cotiza en EEUU cuyo valor en bolsa triplica al de su matriz española.