Electricidad

Competencia multa con 25 millones a Iberdrola por manipular el mercado

La CNMC considera que elevó el precio artificialmente de tres centrales hidráulicas a finales de 2013.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un parque eólico mexicano.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, en un parque eólico mexicano. Efe

  1. Iberdrola
  2. CNMC
  3. Expediente sancionador
  4. Multas económicas
  5. Empresas
  6. Tarifas eléctricas
  7. Industria
  8. Compañías eléctricas
  9. Energía

Duro varapalo de Competencia a Iberdrola. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto una sanción de 25 millones de euros a Iberdrola Generación por la manipular el precio de la energía eléctrica, lo que considera una conducta muy grave.

La sanción está vinculada al incremento de precios que, según Compentencia, llevó a cabo a finales de 2013 en sus centrales hidráulicas de Duero, Sil y Tajo. En concreto, la CNMC acordó incoar, con fecha 16 de junio de 2014, un procedimiento sancionador por elevar el precio ofertado por esas tres unidades hidráulicas.

En su resolución, el organismo presidido por José María Marín Quemada señala que la manipulación realizada por la eléctrica se desarrolló en un contexto en que el mercado se situaba "ya de por sí en precios altos y en un escenario de elevada demanda".

Así, la CNMC afirma que Iberdrola, "consciente de la existencia de un escenario de elevada demanda al que corresponde el mes de diciembre, decide retirar una capacidad de producción para provocar un incremento adicional en el precio del mercado".

Asimismo, la CNMC indica que la conducta de Iberdrola provocó un incremento del precio del mercado diario estimado en unos 7 euros por megavatio hora (MWh). De esta manera, el 'superregulador' estima que el beneficio propio ocasionado por esa actuación del incremento del precio fue de unos 21,5 millones de euros, mientras que el impacto para el conjunto de la demanda se cifra en unos 105 millones de euros.

Circunstancias atípicas

A finales de 2013, el Gobierno decidió suspender las subastas Cesur, por las que se fijaba el precio de la electricidad, después de que la celebrada el 19 de diciembre de ese año arrojara un incremento de los precios de la electricidad del 25,6% que habría provocado una subida de la tarifa del 11%.

Ante este hecho, el Gobierno decidió intervenir y fijar una subida media en la tarifa eléctrica del 2,3% durante el primer trimestre de 2014.

En un informe, la CNMC insistió en que en la subasta concurrieron "circunstancias atípicas" que impidieron que se desarrollara en un entorno de "suficiente presión competitiva" y abrió una investigación sobre las circunstancias en que se desarrolló y el comportamiento de los agentes que participaron en la misma.