Cuenta resultados

BBVA registra pérdidas récord de 1.000 millones por el saneamiento de su filial turca

Las operaciones corporativas y las divisas lastran sus resultados. Tampoco cumple las estimaciones con su resultado ordinario.

BBVA registró un trimestre de pérdidas hasta septiembre.

BBVA registró un trimestre de pérdidas hasta septiembre. Efe

No ha sido un buen trimestre para BBVA. El segundo banco español por valor en bolsa registró pérdidas de 1.057 millones de euros entre julio y septiembre frente a los beneficios de 601 millones del mismo periodo de 2014.

Se trata de las mayores pérdidas trimestrales de la historia del banco, superando a los -800 millones que puso sobre la mesa en el cuarto trimestre de 2013. Entonces registró amplias minusvalías por la venta de su participación en el chino Citic.

"Ha sido un trimestre muy atípico por la volatilidad de los mercados y la depreciacion de las divisas frente al euro que ha sido la más pronunciada desde la crisis de Lehman Brothers", dijo Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, en un mensaje de vídeo. 

La actualización a valor razonable del 25,01% que ya poseía del banco tiene un impacto contable, sin salida de caja, de 1.840 millones de euros. Entre enero y septiembre, BBVA ganó 2.815 millones de euros entre enero y septiembre, un 45,9% más en términos interanuales, sin considerar los impactos extraordinarios de las operaciones corporativas cerradas en lo que va de año (venta parcial de CNCB, venta de CIFH y adquisición de Catalunya Banc y del 14,89% de Garanti). Al incorporar dichos impactos, el resultado alcanzó 1.702 millones de euros, un 11,8% menos.

.

.

Según los datos de la entidad, la tasa de mora del Grupo BBVA mejora hasta el 5,6% a cierre de septiembre, frente al 6,1% de un año antes, con una cobertura del 74%. Además, la ratio de eficiencia del grupo también cayó en el tercer trimestre, lo que refleja el deterioro de los fundamentales del grupo. Su retorno sobre el capital (ROE), frenó hasta el 5,4% frente al 5,6% que tenía en el mismo periodo del año anterior. 

El deterioro de sus resultados ha pasado factura a los niveles de solvencia de la entidad. Su ratio de capital de máxima calidad (CET fully-loaded) cayó hasta el 9,8% al final de septiembre desde el 10,4% que tenía al final de junio. "Las operaciones corporativas del trimestre (adquisición del 14,89% de Garanti y venta de CIFH) han tenido un impacto negativo conjunto de 44 puntos básicos en esta ratio", ha explicado la entidad. Sin embargo, el banco ha explicado que confía cerrar el año con un nivel de capital del 10%, además, anunció que en lo que va de octubre ha recuperado 20 puntos básicos de capital de máxima calidad.

Resultado operativo 

Sin contabilizar los resultados extraordinarios por operaciones corporativas, el BBVA consiguió un beneficio en el tercer trimestre del año de 784 millones de euros, un 30% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin contabilizar el impacto de las operaciones corporativas, el ROE del banco avanzó hasta el 7,6%, frente al 5,6% del mismo periodo del año anterior.

Este resultado deja el beneficio por acción del grupo en 0,112 euros, un 30% menos de lo que esperaba el consenso de mercado recogido por Bloomberg. Como consecuencia de estos resultados, las acciones del BBVA caen casi un 3% en la apertura del mercado europeo.

El banco sufrió un fuerte descenso en sus resultados por operaciones financieras (ROF), esto es, con inversiones en acciones y deuda. El beneficio de las operaciones en mercados de BBVA cayó hasta 133 millones de euros, un 70% menos que los 444 millones que consiguió en el mismo periodo del año anterior. Según la entidad, estas cuentas estuvieron "afectadas negativamente por el incremento de la volatilidad de los mercados financieros en los últimos meses".

Negocio en España

El negocio de BBVA en España sigue aumentando su volumen respecto a los datos de 2014, pero sus márgenes se estrechan. El margen de intereses cerró el tercer trimestre en el 0,94%, frente al 1% que consiguió en el mismo periodo del año anterior.

El aumento de los volúmenes permitió al banco elevar su margen neto en España hasta 803 millones de euros, un 3,5% más que en el mismo periodo del año anterior. El beneficio atribuido de la entidad en España se situó en 292 millones de euros, lo que frena el ritmo de recuperación del primer semestre del año, aunque sigue por encima del 30%.