fortunas

Cómo ser (por unas horas) el hombre más rico del mundo en cinco gráficos

Su fortuna está ligada a su participación del 60% en Inditex, el dividendo asociado a la empresa y sus inversiones inmobiliarias.

Amancio Ortega Gaona, junto a su hija Marta.

Amancio Ortega Gaona, junto a su hija Marta. Getty Mónaco

  1. Fortuna
  2. Amancio Ortega
  3. Empresas

Montó su negocio y mantuvo la mayoría de las acciones hasta que la empresa salió a bolsa en 2001. Con gran éxito, Zara no paró de crecer antes y después de aquel evento que marca el punto de salida de la mayor fortuna española y ahora del mundo, con permiso de Bill Gates. Estos son los hitos, en gráficos, de su patrimonio.

1. Doce veces más rico que en 2001

Un patrimonio pegado a su empresa.

Un patrimonio pegado a su empresa.

Su riqueza no ha dejado de subir desde que Inditex comenzó a cotizar en bolsa. Sólo en dos ejercicios (2003 y 2008) rompió la tendencia y su patrimonio bajó. Las dudas de los inversores ante la ralentización de las ventas que registró la empresa y el mal momento de los mercados en ambos periodos fueron la causa.

Temporalmente sufrió la pérdida de varios miles de millones, si bien, en cuanto la cotización de Inditex comenzó a recuperarse, Amancio volvió a recupar posiciones. Su fortuna se ha multiplicado por doce en quince años, de 6.600 a 79.000 millones de dólares.

2. Así fue la escalada

La evolución de la fortuna de Amancio en Forbes.

La evolución de la fortuna de Amancio en Forbes.

Ortega se estrenó en 2001 en la exclusiva la lista Forbes, que mide aquellas fortunas que superan el 'billion dollar' (1.000 millones). Lo hizo conforme comenzaron a salir a la luz las valoraciones del grupo textil que había fundado en la década de los 70.

Ocupó entonces la posición 43, con una fortuna estimada en 6.600 millones que ensombreció a los ricos españoles conocidos hasta entonces: desde los March a los Botín, pasando por las Koplowitz, todos quedaron empequeñecidos ante la llegada del gigante 'gallego-castellanoleonés'.

3. Un dividendo descomunal

Evolución del dividendo de Amancio Ortega

Evolución del dividendo de Amancio Ortega

Que Inditex vaya bien tiene un claro beneficio para Ortega: el dividendo. Es una de las obsesiones del grupo, a la que destina buena parte de su beneficio. Con cargo al pasado ejercicio, la retribución fue de 0,52 euros por acción.

Gracias a los 1.848 millones de acciones de Inditex que posee, el leonés se embolsó 951 millones de euros. Desde 2010 ha recibido unos 4.000 millones brutos, el 60% de los 6.600 millones que ha pagado el grupo textil a sus accionistas.

4. Sus joyas inmobiliarias

Las joyas inmobiliarias de Ortega.

Las joyas inmobiliarias de Ortega.

Más allá de la bolsa, el empresario gallego cree en el ladrillo. Comenzó a invertir de manera activa cuando el mercado del ladrillo estalló en 2008 a través de Pontegadea, que hoy es una de las mayores inmobiliarias españolas.

Se trata de un gigante con activos valorados en 5.593 millones de euros, que genera un beneficio de 182 millones por alquilar sus edificios. Su poder de compra le ha llevado a capitales internacionales como Nueva York y Londres, donde tiene sus joyas del ladrillo.

5. Veinte años de Inditex

La evolución de Inditex desde 1996.

La evolución de Inditex desde 1996.

Inditex vale más de 100.000 millones de euros en bolsa, le lleva a multiplicar por más de 10 su tamaño desde que debutó en mayo de 2001. Desde aquel estreno, el gigante gallego ha multiplicado por 8 veces sus beneficios y casi 6 veces las ventas del grupo.

Su quintuplicado su número de tiendas en todo el mundo hasta extender su imperio por cerca de 90 países. En 2015, según las estimaciones de los analistas, se prevé que roce los 7.000 comercios físicos, supere los 19.000 millones en ventas y 2.700 millones en beneficios.

Si se echa la vista un poco más atrás los guarismos y multiplicaciones de sus principales números son todavía más impresionantes. Desde 1996 sus beneficios se multiplicado por 37 veces, por 18 sus ventas y por más de 12 su número de establecimientos. La rentabilidad de cada una de ellas ha crecido casi un 50% en estas dos décadas, hasta 2,7 millones de euros anuales.

La marca Zara sigue siendo su buque insignia. Dos tercios de los ingresos de la cuenta de resultados de Inditex dependen de ella y nutren una caja (lo contrario de tener deuda financiera) que alcanzará a principios de 2016 los 5.000 millones. Una posición de solvencia asentada en su poderosa maquinaria logística que le permite diseñar, fabricar, transportar y vender sus colecciones de ropa en cuestión de semanas.