Refrescos

Coca-Cola no funciona en Europa

La multinacional ha perdido el 7% de sus ingresos en el viejo continente. La caída coincide con la fusión de sus embotelladoras.

Botellas de Coca-Cola

Botellas de Coca-Cola Reuters

  1. Coca-Cola
  2. Empresas
  3. Alimentación
  4. Bebidas

Coca-Cola tiene un problema en el viejo continente. Sus ingresos europeos, tanto el el tercer trimestre del ejercicio como en el conjunto de los nueve primeros meses del año, han retrocedido un 7%. Esta caída coincide con el replanteamiento de su negocio de embotellado, que pasa por la integración de sus embotelladoras europeas, y que afecta de pleno al mercado español.

En los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal, Coca-Cola ha ingresado en Europa 3.977 millones de dólares (3.507 millones de euros). Mientras, en el tercer trimestre -que incluye toda la campaña de verano en la que aumenta el consumo de refrescos- los ingresos en los mercados europeos se situaron en 1.330 millones de dólares. La multinacional no desvela su facturación por países, por lo que no indica cómo está evolucionando el mercado español.

La caída de su resultado antes de impuestos a este lado del Atlántico es más tenue, del 4%, lo que le permite mantenerlo en los 2.300 millones de dólares.

Repunte en Norteamérica

La evolución de su facturación en Europa es similar a la de otros mercados, como en el sudeste asiático, donde también retrocede un 7% en los tres primeros trimestres del ejercicio. No así en Norteamérica, el corazón de su negocio, donde ha crecido un 4%. Allí logra más de 16.600 millones de dólares, prácticamente la mitad de su facturación en todo el mundo, que ha superado los 34.290 millones de dólares en nueve meses.

Su beneficio también sigue un camino descendente. El resultado neto del gigante de Atlanta en el trimestre se ha desplomado un 31%, situándose en 1.449 millones de dólares. En lo que va de año, la caída es más suave, del 4%, hasta 6.130 millones. “Con un enérgico avance de la productividad y la alineación del negocio, estamos financiando inversiones para acelerar el crecimiento. Hemos alineado e incentivado la organización mediante una clara estrategia de segmentación de los ingresos", explica su presidente y consejero delegado, Muhtar Kent, a través de un comunicado.

El retroceso de las ventas de Coca-Cola en Europa y su caída del beneficio neto coincide con el replanteamiento de su negocio en Europa, donde ha impulsado la integración de sus embotelladoras, incluida la de su socio español, Coca-Cola Iberian Partners.

Nueva embotelladora en Europa

En agosto, propició la fusión de Coca-Cola Enterprises, que embotella su concentrado y sus refrescos en Reino Unido, Francia, Países Bajos y Escandinavia; con sus homólogas de Austria y Alemania (Coca-Cola Erfrischungsgetränke AG), además de la ‘española’ Iberian Partners. Logrará así un nuevo fabricante de refrescos que producirá para 13 países y más de 300 millones de potenciales consumidores.

La nueva compañía, aún en pleno proceso de fusión, cotizará en Madrid, Amsterdam y Nueva York, con una valoración que se situará en torno a los 28.000 millones de euros (20.000 millones si se excluye su deuda).

Iberian Partners será uno de los accionistas de referencia de la nueva compañía, con el 34% de las títulos, mientras que Coca-Cola Enterprises, que ya cotiza en Nueva York, será el principal socio del nuevo grupo embotellador, con el 48% del capital. Estará presidida por Sol Daurella, presidenta de Iberian Partners, aunque la toma de decisiones sobre el negocio ibérico ya no se decidirá desde las oficinas en Madrid sino en Londres, donde tendrá la sede el futuro embotellador.