TENIS

The Fixing Files: una investigación bajo sospecha

Las pruebas sobre los amaños de partidos de tenis no son concluyentes según los datos.

.

. Reuters

El lunes 18 de enero, Buzzfeed y la BBC publicaron una investigación conjunta sobre presuntos amaños de partidos de tenis. Se publicó unas horas antes del comienzo del Open de Australia y ha causado un tremendo impacto en el tenis profesional. Este trabajo periodístico, de 15 meses de duración, se basa en documentos filtrados de una investigación interna llevada a cabo hace siete años por la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP). El caso se cerró en falso aunque había indicios de que varios jugadores habían sido sobornados por mafias para que perdieran. La otra parte del trabajo se basa en el análisis estadístico de datos de apuestas de tenis.

El cruce de datos, que incluye los resultados de 26.000 partidos de tenis entre 2009 y 2015, se centra en encontrar patrones atípicos entre ganadores y perdedores y la fluctuación de las apuestas sobre el ganador del partido entre la apertura y cierre de cada una. Esta investigación considera que hay sospechas de amaño por encima de un 10% de variación. Con estos datos, Buzzfeed y BBC detallaron en su historia que había 15 jugadores del ranking ATP involucrados pero sin aportar nombres. Argumentan que en realidad no existen pruebas concluyentes ni tampoco tuvieron acceso a otras más contundentes como las cuentas corrientes o las declaraciones tributarias de los deportistas.

Desde el primer momento, Buzzfeed, en un ejercicio de transparencia, publicó en Github.com -una plataforma para desarrollo de software colaborativo- el algoritmo empleado y la metodología, así como un fichero de datos anonimizado de todos los encuentros analizados. A pesar de esta precaución, los nombres de los supuestos culpables de los amaños han salido a la luz gracias al trabajo de algunos expertos en datos deportivos como Ian Dorward y los hermanos Chris y Adriaan Bol, quienes por separado han logrado descifrarlos mediante ingeniería inversa: comparan los datos anonimizados de los ganadores y perdedores de cada partido con la base de datos de la ATP.

Ahora todo se viene abajo. No hay suficientes pruebas para sospechar de estos jugadores debido a que faltan muchos más datos y contexto de cada uno de los partidos supuestamente amañados.

Vice Sports ha preguntado a Marcos Schoofs, responsable de investigación de BuzzFeed, sobre estas dudas. Schoofs asegura que el análisis de los datos de apuestas no prueba el amaño de partidos y que el trabajo fue más amplio, ya que incluye entrevistas con fuentes y otros documentos. También el medio especializado en datos Fivethirtyeight ha puesto en duda la investigación.

El problema es que faltan contexto y más pruebas. Esta investigación, a pesar de que el trabajo de análisis de los datos utilizados es correcto, no tiene en cuenta otras variables como lesiones de los jugadores, rumores, problemas personales de los deportistas o cualquier otra información que altere de forma no prevista la variación de las apuestas.

También hay otros problemas. La investigación no ha contado con toda la base de datos de la ATP. Faltan resultados de ganadores y perdedores en el periodo de tiempo analizado. Por otra parte, Buzzfeed utilizó datos del agregador de apuestas OddPortal.com y hay dudas de que este sitio haya calculado la variaciones de las apuestas de forma correcta o incluso que estén mal de origen, por la falta de información de cómo las casas de apuestas online determinan algunos porcentajes.

Ian Dorward, Chris Bol y el periodista de Vice, Brian Blicken, han realizado una llamada a la acción a todos los expertos en tenis del mundo para analizar de forma colaborativa los partidos sospechosos y explicar las razones de por qué las apuestas variaron más de un 10%. Han publicado una hoja de cálculo en Google para que los lectores ayuden a contextualizar cada uno de los partidos sospechosos. Las averiguaciones pueden seguirse en tiempo real a través del hashtag en Twitter #Buzzfeed15.