Atletismo

Raúl Chapado, nuevo presidente de la Federación Española de Atletismo

Supera a Isidoro Hornillos por 105 votos a 48 y sustituye a José María Odriozola, que llevaba 27 años en el cargo.

Raúl Chapado en el momento de su intervención en la Asamblea de la Federación.

Raúl Chapado en el momento de su intervención en la Asamblea de la Federación. EFE

  1. Atletismo
  2. RFEA Federación Atletismo
  3. Federación Española de Atletismo
  4. Raúl Chapado

Raúl Chapado, exatleta abulense de 46 años, ha sido elegido este sábado por 105 votos frente a los 48 de Isidoro Hornillos, nuevo presidente de la Federación Española de Atletismo en sustitución de José María Odriozola, máximo mandatario de este deporte durante los últimos 27 años en España.

Una vez que Odriozola no se presentó a la reelección, Chapado y Hornillos se disputaban la presidencia de la Federación en una asamblea celebrada este sábado en Madrid en la que participaron 159 de sus 161 miembros y se registraron 6 votos en blanco.

Chapado, que fue plusmarquista español de triple salto en pista cubierta (16,87), tomara oficialmente posesión de su cargo el día 29, una vez que expire el plazo de alegaciones, para un mandato de cuatro años. Es el vigesimoprimer presidente desde la fundación de la Federación Española en 1920.

"Seré un director de orquesta"

Antes de la votación, Chapado se dirigió a la asamblea en primer lugar -por sorteo- y reiteró las líneas maestras de su programa, subrayando que no sólo se elegía al nuevo presidente, "sino también un modelo de gestión para el futuro". "Mi misión, si resulto elegido, será la de ser un director de orquesta, sabiendo que el talento y el trabajo es de los que estáis aquí sentados. Tenemos que trabajar unidos en este proyecto de futuro, incluso desde la discrepancia. Entre gente que ama el atletismo como nosotros siempre habrá puntos de encuentro", dijo.

Chapado señaló la necesidad de afrontar los nuevos retos: "Tenemos que adaptarnos a los cambios si queremos tener progreso, entender lo que quiere la juventud y las empresas para dar el gran salto en el atletismo español, seguir creciendo". Destacó cuatro objetivos principales: "Incrementar los recursos económicos, hacer mucho más atractivo nuestro deporte, defender la credibilidad e integridad, defendiendo a los que compiten limpiamente, y comunicar mejor".

Tras la votación, Chapado se mostró contento por el apoyo recibido y aseguró que "es hora de quitarse las camisetas de las candidaturas y trabajar por el atletismo español". Odriozola entregó a Chapado un testigo de los que se utilizan en las competiciones de relevos para ilustrar la transmisión de poderes, y el sucesor agradeció, por último, su apoyo a la asamblea. "Les abro las manos para trabajar unidos por el bien de todo el atletismo español. Muchas gracias", dijo.

Isidoro Hornillos abogó por más cambios en la Federación

"Llevo vinculado a este deporte 40 años, fiel a un deporte que es mi pasión, pasando por todos los estamentos, y he intentado siempre propiciar cambios positivos frente a los que siguen dinámicas continuistas", comentó Isidoro Hornillos en su intervención

La Federación, a su juicio, "tiene que introducir cambios en la oficina, eliminando la dirección general" y propugnó que los atletas internacionales puedan compaginar sus patrocinadores con los de la Federación Española y echó en falta un debate con el otro candidato. "Hubiera sido bueno para el atletismo español", señaló.