Guardia Civil

La Guardia Civil desarticula una gigantesca red que vendía sustancias dopantes

Nueve personas han sido detenidas por blanquear presuntamente casi dos millones de euros procedentes de la venta de anabolizantes, hormona del crecimiento humano, EPO y clembuterol.

La Guardia Civil desarticula una gigantesca red que vendía sustancias dopantes

La Guardia Civil desarticula una gigantesca red que vendía sustancias dopantes Guardia Civil.

  1. Guardia Civil
  2. Dopaje
  3. AMA Agencia Mundial Antidopaje
  4. Detenciones

La Guardia Civil ha desmantelado en Cantabria, Valencia, Alicante, Málaga y Granada el entramado financiero de una importante red dedicada a la distribución de sustancias prohibidas en el deporte, principalmente anabolizantes, hormona del crecimiento humano, EPO y clembuterol.

El aparato financiero, desmantelado en la denominada operación 'Escudo Concordia', era utilizado por cinco grupos criminales dedicados a la distribución de medicamentos y sustancias prohibidas en el deporte, cuyos beneficios eran luego introducidos en el canal legal.

Las pesquisas de los agentes han podido constatar que la organización podría haber blanqueado cerca de dos millones de euros procedentes de su actividad ilícita en el dopaje deportivo, según la Guardia Civil.

Durante la operación, han sido detenidas nueve personas de nacionalidad española y han sido investigadas otras trece -ocho españolas, dos brasileñas, una dominicana, una búlgara y otra inglesa.

Un agente comprueba una sustancia.

Un agente comprueba una sustancia. Guardia Civil.

Según el comunicado de la Guardia Civil, "se han intervenido 13 vehículos de alta gama, se han bloqueado tres viviendas y varias cuentas bancarias de todos los implicados", a los que se investigaba desde principios de 2013, cuando comenzó la 'Operación Concordia'.

En la acción policial, se han requisado más de un centenar de teléfonos móviles, ordenadores, discos duros externos, así como documentación en papel. Además, la Guardia Civil ha determinado el blanqueo de casi dos millones de euros a través de ingresos en cuentas bancarias, cambios de titularidad en inmuebles y pagos en metálico.

Por el momento, no se ha informado de ningún deportista o entidad deportiva implicada en la compra de sustancias dopantes de esta red.