Ander Mirambell Viñas

Ander Mirambell sube al podio con el himno de Riego

El doblete en la Copa América del pionero del skeleton en España ha ido acompañado de la polémica, pues en 2015, cuando también ganó en Canadá subió al podio con la bandera de España boca abajo.

Ander Mirambell, en el podio de la Copa América en Calgary.

Ander Mirambell, en el podio de la Copa América en Calgary.

  1. Ander Mirambell Viñas
  2. Skeleton
  3. España
  4. Himnos nacionales

Inolvidable para el deporte español fue el enfado de Juan Antonio Gómez Angulo en Melbourne en 2003 como inolvidable será para Ander Mirambell su victoria en la Copa América de skeleton. no tanto porque el deportista español logró un doblete histórico en un deporte más que minoritario en España sino porque como en aquella final de la Copa Davis de tenis, el himno que sonó no se correspondía con los compases del himno nacional actual sino con el de Riego de 1820.

En Calgary, en el mismo escenario en el que Mirambell consiguió la victoria en 2015 y donde sonó el himno correctamente, sonaron en esta ocasión las notas del himno que enarboló el teniente coronel en su alzamiento contra Fernando VII. Una música que todos los presentes escucharon con absoluto respeto hasta el final, único momento en el que el deportista español hizo señas a la organización de que habían cometido un error entre las risas de los dos otros dos integrantes del podio.

Un situación que Mirambell, que reaparecía tras una operación de rodilla al final de la pasada temporada, en realidad ya había vivido, o al menos circunstancias similares, pues también en Calgary en 2015 tuvo que subir al podio con la bandera de España al revés en el mástil.

Una anécdota mínima en el gran comienzo de temporada del barcelonés, que la próxima semana visitará Whistler, también en Canadá para comenzar la Copa del Mundo, la competición más exigente de skeleton a nivel mundial.

En cualquier caso, no es esta la primera ocasión en la que el himno de Riego se cruza con el deporte español. De hecho, la final de la Copa Davis de tenis de 2003 a punto estuvo de provocar un conflicto diplomático.

La airada reacción de Gómez Angulo entre las caras de incredulidad y de asombro de Álex Corretja, Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyà o Feliciano López, llegó incluso a la amenaza de que España no jugaría aquella final si no se producía una disculpa formal e institucional de forma inmediata y se subsanaba el error en aquel mismo momento.

Entonces, la solución llegó a toda velocidad, aunque la Australia de Lleyton Hewitt y Mark Philippoussis barrió de la pista a España por un contundente 3-1. Al menos, en Calgary, en la Copa América de skeleton, Ander Mirambell podrá contar dos anécdotas y dos victorias en su palmarés internacional.