Dopaje

El plan del COI para acabar con la Agencia Mundial Antidopaje

La AMA teme perder el 50% de su presupuesto anual (15 millones), que depende del organismo olímpico.

Sede de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, en inglés).

Sede de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, en inglés). REUTERS

  1. Dopaje
  2. AMA Agencia Mundial Antidopaje
  3. COI (Comité Olímpico Internacional)

La AMA podría tener los días contados. La organización global antidopaje teme que el COI esté planeando acabar con ella como represalia por pedir una sanción general a los atletas rusos en los Juegos Olímpicos de Río.

Es lo que se extrae del debate abierto que la AMA mantuvo esta semana en el núcleo duro de su 'think tank', en el que se expresó el temor a que el COI considere crear un organismo alternativo para combatir de manera integral el fraude deportivo.

En ese teórico escenario, el nuevo organismo se encargaría a un tiempo de luchar contra la corrupción, contra los amaños y contra el dopaje en el ámbito olímpico, lo que reduciría sustancialmente el papel de la AMA en este sentido.

Así lo desveló Gerardo Werthein, miembro del COI y presidente del Comité Olímpico Argentino, quien cargó contra la AMA por querer "devaluar el movimiento olímpico" y quien lanzó la idea del "órgano sucesor" al actual organismo global antidopaje.

"Todavía no hemos obtenido una explicación adecuada sobre por qué la AMA no actuó antes, sabiendo estaba alertada sobre el problema del dopaje desde 2010", se quejó Werthein en la página web del COI.

El 50% del presupuesto de la AMA depende del COI

El problema que desde el COI se critica es la dotación presupuestaria AMA, que sufraga en un 50% el organismo olímpico. El montante comenzó siendo de 17 millones de dólares anuales cuando la agencia se puso en marcha a finales del siglo pasado, mientras que actualmente es de casi 30 millones de dólares: la mitad a cargo del COI y la otra, de gobiernos e instituciones de carácter público.

"No se ha realizado un análisis serio acerca de cómo la AMA ha permitido al movimiento olímpico y a diferentes gobiernos nacionales gastar grandes cantidades de dinero en casi 300.000 pruebas al año [...] y que la mayoría de los principales casos de dopaje se hayan destapado por el trabajo de las federaciones internacionales, las investigaciones policiales o los medios de comunicación", sostuvo Werthein.

Sin embargo, para la AMA se trata de un castigo por haber solicitado en julio la exclusión de Rusia de los Juegos de Río, en contra del parecer del COI, que finalmente remitió a cada federación deportiva quien tomase las decisiones sobre los atletas acusados de dopaje de Estado.

En esa línea se manifestaba en noviembre de 2015 Dick Pound, impulsor y primer presidente de la AMA (1999-2007) en The Guardian: "Siempre he pensado que los ataques del COI a la AMA son una distracción para crear confusión acerca de la situación en Rusia. Pero la AMA hizo lo que debía, que era realizar recomendaciones contra su federación, pero a una de las partes no le gustó".

Así, el Informe McLaren -que derivó en la suspensión de buena parte de la delegación rusa en Río 2016- supuso la culminación de la investigación del año pasado, la cual lideró el propio Pound y de la que surgió el primer informe que hablaba de dopaje sistemático de Estado en Rusia.

Por su parte, el actual presidente de la AMA, Craig Reedie, ya ha advertido del desamparo que generaría en el organismo que el COI decida crear otro paralelo: "Si el COI establece su propia agencia, espero que se nos informe sobre cómo se estructurará, porque creo que en el COI son muy conscientes de que las otras partes interesadas en la AMA son los gobiernos". En ese supuesto, Reedle cree que "es inevitable que la AMA pierda su independencia, lo que es absolutamente esencial para su funcionamiento".

Sea como fuere, el COI, la AMA y los demás organismos implicados participarán el próximo 8 de octubre en Lausana en una cumbre sobre el futuro de la lucha contra el dopaje. Y el máximo exponente del movimiento olímpico, Thomas Bach, ya ha aclarado que espera escuchar "ideas frescas".