Cross

España, campeona europea de cross por equipos

Completa la mejor actuación de su historia con el oro, además de dos platas y dos bronces individuales.

  1. Cross
  2. Atletismo
  3. Competiciones
  4. Deportes
  5. Francia

El equipo masculino español, comandado por Alemayehu Bezabeh (plata), cuajó este domingo en el hipódromo de Hyeres (Francia) la mejor actuación de su historia en los Europeos de cross, con cuatro atletas en las cinco primeras plazas y cinco entre los siete mejores.

España, que llegaba a Francia con 54 medallas en 21 ediciones, regresa con 60, después de obtener dos oros por equipos (hombres sénior y júnior), dos platas individuales (Bezabeh y Carlos Mayo en sub-23) y dos bronces (Adel Mechaal en hombres sénior y El Mahdi Lahoufi en júnior).

El turco Ali Kaya, de 21 años, subcampeón en la edición anterior, dejó atrás a Bezabeh en la última vuelta e impidió con su victoria que el triunfo español resultara insultante en una prueba de 10.117 metros en la que las camisetas españolas coparon los puestos del segundo al quinto, redondeada por el séptimo de Roberto Alaiz.

El oro que no pudo repetir Bezabeh

Bezabeh, de 29 años, soñaba con repetir su gesta del 2009, cuando reventó al británico Mo Farah para colgarse la primera de las dos medallas de oro que tiene en Europeos de cross. Luego repitió título en 2013 y el año pasado acabó tercero. Esta temporada debutó en Atapuerca con un noveno puesto (segundo mejor español) y una semana después en Soria fue tercero y mejor español.

Paul Kemboi Arikan y Ali Kaya, dos turcos de origen keniano, aspiraban a repetir el doblete de Samokov y, prescindiendo de la fase de tanteo, partieron a un ritmo poderoso, llevándose consigo a Bezabeh.

Kaya rompió la carrera ya en el segundo mil. Bezabeh no se atrevió a seguirlo y permaneció con Arikan, mientras por detrás Ayad Lamdassem se dejaba llevar por los franceses Mourad Amdouni y Florian Carvalho. Otros dos españoles de origen marroquí -Ilias Fifa y Adel Mechaal- marchaban a continuación.

Después de tomarse un respiro, Bezabeh se recuperó, se fue en busca de Kaya y lo alcanzó. El doble campeón de Europa no pudo, sin embargo, descolgar a su joven adversario, más rápido que él en caso de llegar al esprint. Por detrás, cumplida la primera mitad de la carrera, el equipo español colocaba a cuatro miembros entre los seis primeros.

Como estaba previsto, Kaya dejó clavado a Bezabeh en la lucha por la medalla de oro, pero por detrás todo fueron buenas noticias para España. Mechaal progresó hasta colgarse la medalla de bronce por delante de una ristra de camisetas rojigualdas: Ayad Lamdassem (4), Ilias Fifa (5), Roberto Alaiz (7). Juan Pérez llegó en el puesto 44.

Nunca en la historia de la competición un equipo había ganado con una puntuación tan baja: 14. El segundo, Francia, sumó 35, y Gra Bretaña 78. Una actuación española espectacular en la última carrera del programa.

Menos éxitos en femenino

En mujeres España no brilló tanto. La holandesa de origen etíope Sifan Hassan se proclamó campeona tras vencer la resistencia de la española -y excompatriota- Trihas Gebre, que pagó su osadía retrocediendo hasta la undécima posición después de haber estado sola en cabeza con la ganadora.

Gebre, decimotercera el año pasado en Bulgaria tras sufrir una dolorosa herida a consecuencia de un pisotón, aspiraba a luchar por una medalla en Hyeres y desde la salida se pegó a Hassan, que asumió el mando y seleccionó en principio a quince corredoras.

Pero la persistencia de Hassan en el ataque la dejó a solas con Trihas, que en el cuarto kilómetro empezó a quedarse rezagada, en tierra de nadie y a tiro del grupo perseguidor. La española, que midió mal sus fuerzas, fue alcanzada rápidamente por detrás.

La campeona de España, en efecto, comenzó a acusar el esfuerzo. No fue capaz de mantener el ritmo del grupo y fue perdiendo posiciones hasta acabar undécima. Diana Martín (24), Lidia Rodríguez (28), Marta Silvestre (32), Iris Fuentes-Pila (34) y Elena García (35) completaban el equipo español, que se quedó a las puertas del podio, cuarto.

Nadie puso en peligro la victoria de Hassan, aunque algunas se le acercaron mucho. La holandesa cruzó bajo la pancarta de meta con un tiempo de 25:47. Dos años antes ya había sido campeona sub-23 en Belgrado.

Kate Avery, segunda a ocho segundos de la ganadora, fue la mejor del equipo británico y la noruega Karoline Grovdal subió al tercer cajón del podio con un tiempo de 24:57 por delante de McCormack.

Los atletas participantes fueron invitados por la Asociación Europea de Atletismo (AEA) a portar un mensaje en sus dorsales que reza: "Yo corro limpio", para demostrar su compromiso con un deporte libre de dopaje.