ATLETISMO

Odriozola sigue defendiendo a Marta: "El pasaporte biológico es susceptible de interpretaciones"

El presidente de la Federación Española de Atletismo (RFEA) argumenta que en el caso de la palentina "salvo un valor que fue tomado en condiciones no idóneas" todo era normal.

José María Odriozola, presidente de la RFEA.

José María Odriozola, presidente de la RFEA. Efe

"El pasaporte biológico está sujeto a interpretaciones y no es seguro al 100%". La sentencia es de José María Odriozola, presidente de la Federación Española de Atletismo desde hace casi 27 años en una entrevista con la agencia EFE. Un hombre tan ligado al cargo como a la polémica, ya sea a la hora de hablar de medallas en Europeos, Mundiales o Juegos Olímpicos o en lo que se refiere a la defensa de lo que para algunos es indefendible: el caso Marta Domínguez.

Sancionada por parte del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) a tres años de suspensión y desposeída de su título mundial de 3.000 metros obstáculos en Berlín 2009 por los valores anormales en su pasaporte biológico, Odriozola insiste en su argumentario: "El pasaporte biológico está sujeto a interpretaciones y no es seguro al 100%: depende de cómo se cocinen los datos".

Su idea prosigue: "En mi opinión no se tienen en cuenta la trayectoria deportiva de un atleta, los parámetros fisiológicos que pueden influir y, sobre todo, las cantidades absolutas de esos valores sanguíneos". Y se explica concretamente sobre Marta Domínguez: "En este caso, salvo un valor, que fue tomado antes del Mundial de Berlín en 2009 en Palencia, en condiciones no idóneas para darlo como fiable, todos los demás datos están dentro de unos parámetros normales de hematocrito".

Y va más allá: "Nada comparable con los datos que yo conocía de las rusas y que denuncié en 2005, que luego se confirmaron y cazaron a un montón de ellas.. Los datos de Marta eran como diez puntos menos (de hematocrito). Las rusas tenían 55 y 56 y ella (Marta), 44 o 45".

En cualquier caso, Odriozola acata, pese a las dudas, pero acata: "Marta se ha rodeado de expertos españoles de altísimo nivel que interpretaban que había dudas razonables y fue lo que nuestro Comité de Disciplina aceptó en su día. [...] El TAS ha decidido que es culpable y la RFEA acata la sentencia, pero yo sigo teniendo mis dudas".

Corrupción en la IAAF

El presidente de la RFEA reconoció los desafíos a los que se enfrenta el atletismo mundial -es vicepresidente de la IAAF- y la actual crisis de su deporte. "Hay una combinación explosiva de corrupción y dopaje que tiene mucho morbo. El dopaje es la parte más grave de todos los escándalos, con la aparición de tantos casos y, por encima de ellos, la pretendida ocultación de positivos, mezclado con la corrupción económica".

Sin embargo, Odriozola tiene su particular explicación para el dopaje en el atletismo: "De los 80 y tantos casos de anormalidades en el pasaporte biológico en todo el deporte, el 85% son de atletismo. ¿Es que los atletas delinquen más? No, es que estudiamos más casos hasta el final".

Por otra parte, el presidente deportivo más longevo de España se desvinculó del escándalo de ocultación de positivos que ha llegado a afectar al expresidente de la IAAF Lamine Diack. "Es imposible ocultar un positivo, porque hay terceras partes como la Agencia Mundial Antidopaje, la IAAF o el sistema ADAMS (Anti-Doping Administration & Management System) donde están reflejados todos esos datos. Al final todo termina saliendo".

Coe, el salvador

Una situación que ha llevado a considerar a Sebastian Coe, nuevo presidente de la IAAF, "como el mana". "Lo dije siempre: si no gana, nos hundimos. Ahora se le ataca porque los británicos, como nosotros, tienen como deporte nacional elevar al pedestal a una persona y luego descabezarla. Nadie se metió con Coe durante los Juegos porque era un héroe nacional, intocable. Ya era embajador de Nike. Adidas ya era el principal patrocinador del equipo olímpico británico. ¿por qué entonces no denunciaron incompatibilidades y sí ahora? Ridículo".