TURF

Un semental a 200.000$ la monta

American Pharoah, el primer ganador de la Triple Corona de la hípica estadounidense en 37 años, se retira para ser uno de los reproductores más caros de la historia.

American Pharoah ha ganado 9 de las 11 carreras que ha disputado.

American Pharoah ha ganado 9 de las 11 carreras que ha disputado. Reuters

  1. Turf
  2. Hípica
  3. Caballos
  4. Estados Unidos
  5. Competiciones
  6. Deportes

Kate Upton buscó un selfie desesperadamente con él e incluso Forward, un diario estadounidense para judíos, le ha incluido entre los 50 judíos más influyentes de 2015. Pero no, no es un actor, ni un cantante, ni un deportista. Bueno, un deportista sí, pero... American Pharoah es el caballo más importante de las últimas cuatro décadas, el potro más famoso y, desde ahora, el semental más caro del mundo (y es posible que también de la historia).

Sólo 12 monturas han conseguido imponerse en un mismo año en el Derby de Kentucky, el Preakness Stakes y el Belmont Stakes. O mejor dicho, sólo 12 caballos han conseguido la Triple Corona de la hípica estadounidense. Sólo 12 en unos 150 años de historia. El último ha sido American Pharoah, el primero en 37 años.

American Pharoah, durante su última victoria en la Breeder

American Pharoah, durante su última victoria en la Breeder Reuters

El jockey Víctor Espinoza, el primer mexicano y el jinete más veterano en lograr la Triple Corona, ha donado el 10% de sus ganancias a la beneficencia en cada una de las nueve victorias que ha obtenido a lomos de este potro de tres años. Nueve victorias en 11 carreras. Un registro abrumador en el que el estadounidense nacido en Egipto Ahmed Zayat, propietario de American Pharoah y, este sí, judío, se ha embolsado algo más de ocho millones y medio de dólares. Cifras muy considerables para la hípica del otro lado del Atlántico. Sin embargo, cantidades irrisorias comparadas con lo que viene ahora.

No hace ni una semana que American Pharoah abandonó la arena. Lo hizo con Espinoza en la montura y, como no, con victoria, esta vez en la Breeder's Cup. De ahí, vuelo directo a los establos de Ashford Stud, en Kentucky -y con eso, según un estudio del New York Times, habría viajado en torno a 33.250 km. en su carrera profesional-. Un destino plácido, un retiro de oro donde se convertirá en semental.

Hijo de Pioneerof the Nile y de la yegua Littleprincessemma su caché para 2016 asciende hasta los 200.000 dólares por cada monta. Unos números prácticamente fuera de cualquier registro, pues, de hecho, Coolmore, la empresa irlandesa afincada en medio mundo que se hizo con sus derechos cuando aún era un prometedor potro de 2 años, tiene unas tarifas muy inferiores para el resto de sus sementales, todos ellos excelentes competidores en etapas previas y entre los que se encuentra el propio padre de American Pharoah con un precio de 75.000$ por sus servicios.

Con estas cifras, y sólo en 2016, se espera que American Pharoah genere unos beneficios en torno a los 20 millones de dólares. Más del doble de lo que consiguió en los hipódromos. Otro peldaño en su camino hacia los libros de historia.