Mundial de rugby

El alma argentina de los Wallabies australianos

Mario Ledesma, leyenda de los Pumas, y el australiano Stephen Larkham son el cuerpo y la cabeza de la parcela técnica de los aussies.

Mario Ledesma durante un entrenamiento con la selección australiana de rugby.

Mario Ledesma durante un entrenamiento con la selección australiana de rugby.

  1. Mundial de rugby
  2. Wallabies
  3. Rugby
  4. Competiciones
  5. Mario Ledesma
  6. Equipos deportivos
  7. Australia
  8. Deportes

Cuando esta tarde suene en Twickenham, la catedral mundial del rugby, el himno de Argentina en las semifinales del Mundial de Inglaterra 2015 frente a Australia, seguro que habrá una persona con auténtica alma de los Pumas que tendrá que contenerse para no cantar la letra y soltar más de una lágrima. Los Wallabies cuentan entre su cuerpo técnico con una leyenda viva del rugby argentino, el talonador Mario Ledesma.

Super Mario o el Bocha Ledesma colgó las botas a los 38 años tras el Mundial de 2011 -donde Argentina cayó en cuartos de final ante Nueva Zelanda- después de 84 partidos internacionales y cuatro mundiales a sus espaldas (de 1999 a 2011). Ledesma fue durante muchos años el alma del pack de delanteros y lideró a los Pumas junto a Agustín Pichot y Felipe Contepomi a la medalla de bronce en el exitoso Mundial de Francia 2007, el mayor hito del rugby argentino hasta el momento.

Ledesma no dudó en ningún momento que su futuro tenía que seguir relacionado con el rugby y del campo dio el salto rápidamente a la dirección técnica. Su amigo, el australiano Michael Cheika, era entrenador del Stade Français de París cuando Mario aún jugaba en el ASM Clermont Auvergne, donde se retiró tras 20 años en activo. El técnico aussie no dudó en llamarle rápidamente para ofrecerle ser su entrenador de delanteros en el equipo parisino.

Cuando Cheika dejó el rugby galo, ambos mantuvieron la amistad pese a estar alejados. El técnico australiano no dudó en volver a llamar a Ledesma para ofrecerle el puesto de entrenador de delanteros de la selección de Australia, una de las más laureadas del mundo, en 2014. El seleccionador nacional Michael Cheika ha sabido rodearse de buenos entrenadores.

Ledesma es un hombre entregado por y para el deporte ovalado y ese espíritu de sacrificio y superación lo intenta transmitir a sus jugadores. El pack australiano, formado por estrellas como Stephen Moore, Michael Hooper o David Pocock, ha mejorado notablemente en el último año y será una de las claves del enfrentamiento ante Argentina, con los antiguos compañeros de Ledesma en la primera línea como Agustín Crevy o Marcos Ayerza.

El cerebro Wallabie

Pero si Ledesma pone la fuerza y el cuerpo de Australia, hay otra leyenda del rugby mundial que pone el cerebro de estos Wallabies. Stephen Larkham, apertura del equipo campeón del mundo en 1999 y subcampeón en 2003, es el actual encargado de entrenar a los tres cuartos australianos y de organizar la técnicas de ataque aussie.

Larkham formó una de las mejores parejas de medios del mundo junto a George Gregan a finales de los 90 y comienzos del 2000. Pese a que estuvo lastrado por las lesiones de rodilla durante toda su carrera, llegó a jugar 102 partidos con los Wallabies. Un auténtico estratega del rugby que es recordado por un magnífico drop (chut a palos a bote pronto) desde 48 metros en las semifinales del Mundial 1999 frente a Sudáfrica, que rompió la igualada en la prórroga para acabar 27-21 y llevar a los australianos a la final, en la que se impusieron a Francia (35-12).

De los 24 encuentros internacionales disputados hasta ahora entre argentinos y australianos, el balance es favorable para los Wallabies con 18 triunfos, cinco victorias de los Pumas y un empate. Y, otro dato interesante, los Mundiales de rugby disputados en suelo británico han sido muy buenos para Australia. En las dos ediciones anteriores jugadas en Gran Bretaña, 1991 y 1999, los aussies acabaron levantando la Copa Webb Ellis. ¿Harán pleno al tres en Inglaterra 2015 o Argentina sorprenderá?