Dani Pedrosa

Pedrosa: “Estaba tan cansado que me he quedado dormido repasando los tiempos”

El piloto del equipo Repsol Honda, que ha regresado a la competición después de 28 días de inactividad, ha terminado agotado y dolorido tras fracturarse la clavícula y las piernas en Motegi.

Dani Pedrosa escucha las indicaciones de Ramón Aurín, su jefe de mecánicos, en el box.

Dani Pedrosa escucha las indicaciones de Ramón Aurín, su jefe de mecánicos, en el box. Repsol

  1. Dani Pedrosa
  2. Equipo Repsol Honda
  3. Circuito de Motegi
  4. Lesiones

Tras perderse tres carreras y 28 días después sufrir una caída en la segunda sesión libre del Gran Premio de Japón, en la que se fracturó en cuatro partes su clavícula derecha, el peroné derecho y el cuarto metatarso de su pie izquierdo, Dani Pedrosa ha regresado a la competición para poder tomar parte en la última carrera de la temporada y para participar en los test que se celebrarán en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, donde todos los miembros de la parrilla de MotoGP probarán las monturas de la próxima temporada.

El piloto del equipo Repsol Honda, uno de los que más lesiones ha sufrido a lo largo de su carrera deportiva, ha vivido una recuperación complicada porque durante las dos semanas posteriores a la operación se encontraba prácticamente inmovilizado.

“Al tener las dos piernas y el brazo afectados, no podía ni utilizar muletas. De las fracturas de las piernas, por suerte, no me tuve que operar, pero he tenido que hacer reposo completo y eso me ha hecho perder mucha forma física”, recuerda Pedrosa, que cuando comenzó a hacer rehabilitación tuvo que dividir las sesiones entre la mañana y la tarde porque no podía ejercitar el hombro y las piernas a la vez: “He tenido que hacer la rehabilitación por partes. Por la mañana dedicaba tiempo a las piernas y por la tarde, al hombro”.

Tras la primera jornada de entrenamientos en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, donde ha finalizado en la décima posición y a 0.895 del mejor tiempo marcado por Jorge Lorenzo (1:30.463), Pedrosa estaba tan agotado y dolorido que ha terminado durmiéndose.

“Estaba tan cansado que me he quedado dormido en la silla repasando los tiempos. Esperaba tener dolor, pero pienso que está dentro de lo normal en estos casos. Si trabajamos un poco, podemos rebajarlo un poco. Era el día en que tenía que valorar si podía o no correr y, de momento, pienso que sí a no ser que sea una condición muy extrema. Veremos cómo avanza el fin de semana”, valora el piloto del equipo Repsol Honda, quien confiesa que en las curvas de derechas le duele la pierna y el brazo.

“Lo único malo es que no tengo fuerza en el brazo para dominar la moto al 100% en las curvas de derechas y en los cambios de dirección. Como hay menos curvas de derechas [cinco frente a nueve de izquierdas] eso alivia, porque sino el dolor aumentaría cada vuelta”, concluye el único piloto de la historia capaz de ganar, al menos, una carrera de MotoGP a lo largo de 11 años seguidos (2006-2016) después de imponerse en Misano esta campaña.