MOTOGP

¿Habrá un noveno ganador diferente esta temporada?

En las últimas ocho carreras, ocho pilotos distintos se han alzado con el triunfo, un hecho inédito en los 67 años de campeonato y resultado de una serie de innovaciones. 

Pedrosa celebra en el podio su victoria en el GP de Italia.

Pedrosa celebra en el podio su victoria en el GP de Italia.

  1. Jorge Lorenzo
  2. Dani Pedrosa
  3. Valentino Rossi
  4. Marc Márquez

Por el escalón más alto del podio de MotoGP han desfilado ocho pilotos diferentes en las últimas ocho carreras de la presente temporada, un hecho inédito a lo largo de los 67 años del campeonato del mundo. Una secuencia que todos los implicados atribuyen a la implantación, esta misma campaña, de la centralita electrónica común para todas las motos y el cambio de fabricante de neumáticos tras la entrada en escena de la marca francesa Michelin después de siete años de ausencia.

Una serie de triunfos que comenzó con Jorge Lorenzo en Mugello y que continuó con Valentino Rossi (Montmeló), Jack Miller (Assen), Marc Márquez (Sachsenring), Andrea Iannone (Red Bull Ring), Cal Crutchlow (Brno) y Maverick Viñales (Silverstone) hasta llegar a la victoria de Dani Pedrosa en Misano. ¿Habrá un noveno ganador en MotorLand este fin de semana?

“Es algo que nadie se esperaba porque en los últimos años siempre ganábamos los mismos. Este año es más difícil porque hay más equilibro entre los pilotos y las motos”, afirma con firmeza el italiano de Yamaha, porque desde la temporada 2007 hasta el inicio del presente curso sólo se producía un nuevo ganador cada 26 carreras. Un dato que en la Fórmula 1 es mucho más desalentador porque sólo ha habido siete vencedores diferentes en las últimas cuatro campañas.

A Márquez, líder de la general de MotoGP con una renta de 43 puntos sobre Rossi, se le resiste la victoria en esta segunda parte de la temporada pero insiste en que la regularidad es fundamental para atrapar su tercer cetro de campeón de la clase reina en un campeonato como el que se ha planteado este año. “No se había visto nunca en MotoGP tantos ganadores diferentes. Es una cosa que al campeonato le va muy bien, pero que a los pilotos nos hace estar mucho más concentrados, tenerlo todo un poco más organizado en el tema de trabajo, porque sabes que en un fin de semana malo se te pueden colar cuatro o cinco pilotos delante y perder muchos puntos. Hay más espectáculo y mucha más vidilla”, razona el piloto del equipo Repsol Honda para pasar a analizar por qué se ha producido esta variedad de ganadores.

“Se debe a un cúmulo de cosas. La nueva electrónica igual para todos lo junta todo mucho más, lo iguala mucho más. Creo que el nuevo reglamento es un acierto para el campeonato y para el espectáculo. El tema de los neumáticos sí que es una ventana completamente abierta. En un circuito puedes ganar quitándole 10 segundos al segundo; en el otro, acabas cuarto a 10 segundos del primero. Ahí depende mucho de los compuestos que traiga Michelin. Es el primer año después de muchos fuera del campeonato y hace que de circuito a circuito vayan cambiando las cosas y vayan evolucionando durante el año”, concluye el piloto español.

“Por lo que a mi respecta, hubiera sido mucho más divertido si las ocho carreras las hubiera ganado yo [risas]”, bromea Il Dottore, quien asegura que desde el punto de vista de los aficionados es mucho más bonito así. “Creo que los motivos que nos han llevado a esta situación han dependido de algunas variantes. La primera han sido las condiciones climáticas, porque muchas carreras se han disputado en condiciones cambiantes y eso ha sido decisivo. También la centralita única, los neumáticos… Pero es bonito ver a tantos ganadores diferentes”, asegura Rossi.

Lorenzo, que pelea por el subcampeonato del mundo con su compañero de equipo antes de su despedida de Yamaha, cree que la llegada de la centralita única ha sido clave en el equilibrio de la parrilla de MotoGP. “Que la electrónica sea igual para todos ayuda a que equipos privados que no tienen tanto presupuesto no pequen de tener una electrónica peor y eso equilibra los rendimientos. Los neumáticos te permiten dominar en alguna carrera y, al siguiente circuito estar quinto o sexto. Mi lectura es que Michelin, poco a poco, está mejorando sus neumáticos, sobre todo, el delantero, pero todavía falta bastante trabajo por hacer con el trasero. No tienen, de momento, la constancia que tenían los Bridgestone. Confío en Michelin y en las ganas que tienen por cambiar y mejorar. Eso lo tienen. Vamos a ver si al final consiguen año tras año ofrecer a los pilotos neumáticos más constantes, que te permitan estar siempre ahí”, razona el piloto español de Yamaha, que se encuentra a 18 puntos de la segunda plaza de la general de MotoGP.