Mundial de Motociclismo

Márquez cumple con la tradición en Alemania

Suma su séptima pole consecutiva en Sachsenring, por delante de Barberá y Rossi. Lorenzo, undécimo, tuvo que pasar por la Q1 y sufrió dos caídas.

Márquez durante la tercera sesión de entrenamientos libres en Alemania.

Márquez durante la tercera sesión de entrenamientos libres en Alemania. EFE

No es uno de sus circuitos favoritos, pero desde 2010 siempre ha ganado partiendo desde la pole. Marc Márquez no sabe muy bien por qué se le da tan bien el circuito de Sachsenring, pero nunca falla. El trazado alemán, uno de los más cortos (3.671 metros) del calendario mundialista, es una pista muy lenta y revirada en la que predominan las curvas de izquierdas (10) frente a las de derechas (tres). Quizá radica ahí el secreto del piloto español, acostumbrado al dirt track y a rodar en karting.

Márquez, que fue el primero en salir a la pista en la sesión de clasificación, cumplió con la tradición y no falló porque se hizo con su séptima pole consecutiva en Alemania tras marcar el mejor crono (1:21.160) en el último giro. Tampoco se tuvo que emplear a fondo porque prácticamente desde el inicio dominó la clasificación mientras Héctor Barberá seguía su rueda.

“Estamos mejor que en otros circuitos y en la qualy hemos dado el pasito hacia delante que necesitábamos”, señaló el piloto del equipo Repsol Honda tras sumar su cuarta pole de la temporada y la número 62 en el campeonato del mundo, que le deja a sólo una de igualar el récord absoluto en poder de Lorenzo y Rossi.

Rossi durante los entrenamientos libres de Sachsenring.

Rossi durante los entrenamientos libres de Sachsenring. EFE

Barberá, que partirá desde la segunda posición, consiguió su mejor clasificación desde que llegó a MotoGP en 2010 gracias a que supo seguir la rueda de Márquez. “El equipo ha trabajado muy bien y desde hace dos carreras hemos cambiado el chip pese a que tenemos una moto de hace dos temporadas. En la qualy todo el mundo coge una rueda, pero luego hay que hacer el tiempo”, señaló el piloto del equipo Avintia Racing, que logró la mejor clasificación de una Ducati en Sachsenring.

Valentino Rossi completó la primera fila de la parrilla de salida, pese a que en el último giro se vio perjudicado por Yonny Hernández. La otra cara de la moneda en las filas del equipo Movistar Yamaha la protagonizó Jorge Lorenzo, porque no fue capaz de lograr la clasificación directa para la Q2 y se vio obligado a pasar por la Q1, donde sufrió una caída pero terminó salvando los muebles.

El vigente campeón del mundo, que partirá desde la undécima posición, volvió a caerse durante la Q2 en un circuito donde nunca ha ganado y en el que también sufrió una caída durante la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Alemania.