GP de Cataluña

Pol Espargaró pone rumbo a KTM

El piloto español correrá las dos próximas temporadas para la fábrica de Mattighofen, que debutará en la parrilla de MotoGP en 2017. “Es un equipo oficial y con espíritu ganador”, esgrime. 

Pol Espargaró, sobre su Yamaha M1, en la recta de meta de Le Mans.

Pol Espargaró, sobre su Yamaha M1, en la recta de meta de Le Mans. Tech3 Yamaha

  1. GP de Cataluña
  2. Pol Espargaró

Llegó a MotoGP en 2014 tras haberse proclamado campeón del mundo de Moto2 un año antes. Un salto que se produjo de la mano del equipo Tech3 Yamaha y con la vista puesta en poder llegar en algún momento al equipo oficial de la marca de los tres diapasones. La llegada de Maverick Viñales para cubrir la marcha de Jorge Lorenzo a Ducati terminó por abrirle los ojos. Pol Espargaró, que tenía una oferta para seguir una campaña más en la escudería satélite de Yamaha, ha puesto rumbo a KTM después de tomar la decisión durante el pasado GP de Italia. Una decisión arriesga porque poco se sabe del rendimiento de las motos de la fábrica de Mattighofen, que debutará en la parrilla de MotoGP en 2017.

“Es un equipo oficial y con espíritu ganador porque donde van terminan ganando. Vencen en cualquier disciplina de tierra. Se propusieron hacerlo en Moto3 y lo han conseguido, pese a toda la artillería de Honda. Eso es lo que me ha hecho decidirme por KTM. En el Tech3 Yamaha me ofrecieron renovar por un año, pero no tenía mucho sentido con todos mis rivales fichando por dos años. Ducati me ofreció una GP16 con Avintia, que era mi segunda opción. Al final, una fábrica es una fábrica y veremos lo que somos capaces de conseguir. Lo que yo quiero es luchar con los mejores en MotoGP, como hice en Moto2 y en 125cc”, esgrime el pequeño de los hermanos Espargaró, que después de tres temporadas compartiendo box con Bradley Smith volverán a estar juntos en KTM. El pupilo de Randy Mamola fue el primer piloto de la parrilla de MotoGP que cerró su futuro, anunciado en la primera cita del presente curso.

“Smith fue muy ágil con KTM porque desde la pasada temporada ya estaban en contacto. Fue más visionario y se aseguró el sitio, aunque yo he firmado unas buenas prestaciones y mejores que las de él gracias a mi buen inicio de temporada. Estar a un buen nivel, te hace tener mejores armas con las que negociar”, razona Pol Espargaró, quien no se atreve a aconsejar a su hermano. Aleix Espargaró, que se siente triste y decepcionado con Suzuki, se debate entre continuar en el campeonato del mundo de MotoGP de la mano de Aprilia o poner rumbo a Superbike, donde tiene ofertas de dos equipos.