Mundial de Motociclismo

Márquez negocia el contrato perfecto

El español, el único de los pilotos ‘top’ que todavía no ha cerrado su futuro, exige a Honda que su equipo técnico tome las riendas y marque la línea en la evolución de la Honda RC213V.

Marc Márquez sonríe dentro de su box, en el circuito de Mugello.

Marc Márquez sonríe dentro de su box, en el circuito de Mugello. HRC

  1. Mundial de Motociclismo
  2. Marc Márquez
  3. Motociclismo
  4. Equipo Repsol Honda
  5. GP de Italia

Es el único de los pilotos top que todavía no ha cerrado su futuro, aunque tiene clarísimo que pasa por renovar con Honda para las dos próximas temporadas. Las negociaciones comenzaron en Austin, hace más de un mes, y continuaron durante la cita de Jerez.

La ausencia de Shuhei Nakamoto, vicepresidente ejecutivo de Honda Racing Corporation (HRC), en Le Mans ha retrasado un proceso que podría cerrarse en las próximas semanas si la fábrica del ala dorada acepta las exigencias que Marc Márquez ha marcado en el plano deportivo, el primer aspecto por el que le gusta comenzar a negociar un contrato.

“Es ahí donde ahora estamos trabajando más. Queremos tener una evolución de la moto en la línea que mi equipo técnico cree que debemos tomar, pero conjuntamente con Honda. Creo que ya lo están haciendo y están trabajando para 2017. Ésta es la prioridad número uno y luego entran diferentes factores como el económico, el deportivo, dentro y fuera de la pista...", comentó Márquez.

"El contrato perfecto no se hace de un día para otro, se necesita tiempo y negociarlo bien”, resumió el bicampeón del mundo de MotoGP, que concluyó la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Italia en la quinta posición y a algo más de medio segundo del mejor crono marcado por el italiano Andrea Iannone (1:47.696).

“Siempre he sido positivo y creo que aquí no vamos a sufrir tanto como en Le Mans, al menos en el aspecto de la aceleración. Todavía perdemos un poco, tras comprobarlo al ponerme detrás de algún piloto. Vamos a sufrir un poco menos, pero va a ser una carrera bastante crítica con los Michelin. Mugello es un circuito en el que se empuja mucho el neumático delantero, es exigente físicamente y donde Lorenzo va rápido. De momento, estamos bastante cerca”, valoró Márquez.

Como viene siendo la tónica general desde que comenzó la temporada, el piloto catalán ha recibido pitos por parte de algunos aficionados. “No tiene importancia, si sólo es eso. Lo importante es que gane el espectáculo y que cada uno anime a su piloto”, asegura después de renunciar a los dos guardaespaldas que Dorna, promotora del campeonato del mundo de MotoGP, le ha asignado a lo largo del fin de semana en el feudo de Rossi.