Mundial de Motociclismo

Órdago de Rossi a Lorenzo: "Para irse a Ducati hay que tener un par de cojones"

El italiano, tras renovar por dos temporadas con Yamaha, emplaza al español a cambiar de equipo. "Si hay tantos seguidores de MotoGP en el mundo es por mérito mío", dice 'Il Dottore'.

Valentino Rossi levanta la rueda delantera de su YZR-M1 al finalizar la sesión de clasificación, en Losail.

Valentino Rossi levanta la rueda delantera de su YZR-M1 al finalizar la sesión de clasificación, en Losail. Yamaha

  1. Mundial de Motociclismo
  2. Valentino Rossi
  3. Jorge Lorenzo
  4. Equipo Movistar Yamaha
  5. Equipo Avintia Ducati
  6. Contratos

Era una noticia esperada, pero sorprende la premura del anuncio incluso antes de disputar la primera carrera de 2016 porque Valentino Rossi había mostrado su intención de esperar cuatro o cinco carreras antes de estampar su rúbrica en el que puede ser su último contrato en MotoGP. El anuncio de la renovación del piloto italiano con Yamaha para las dos próximas campañas ha encendido la mecha de un polvorín que terminará saltando por los aires si desde la fábrica de los tres diapasones no consiguen sofocar el conato de incendio.

Fue en la presentación del equipo Movistar Yamaha, el pasado mes de enero, cuando Jorge Lorenzo afirmó que le gustaría renovar su contrato con la compañía japonesa antes de la primera carrera de la temporada pero, visto lo visto, Il Dottore le ha tomado la delantera.

Atendiendo a los deseos del vigente campeón del mundo de MotoGP, Yamaha preparó las ofertas de sus dos pilotos y se las puso sobre la mesa al inicio de esta semana. “Valentino decidió firmar la suya y Jorge, no. Lorenzo tiene la mejor oferta que ha recibido nunca de Yamaha y la mejor que le podemos ofrecer. Ahora es él el que debe decidir si sigue con nosotros o se va. Está claro que nosotros queremos que siga, pero si decide marcharse, la vida es así”, aseguró Lin Jarvis, director de Yamaha Motor Racing, durante un encuentro con los medios de comunicación en el circuito qatarí de Losail.

El piloto español ha comunicado a Yamaha que se tomará un tiempo para reflexionar antes de que expire la propuesta que le han puesto sobre la mesa, aunque en la fábrica de los tres diapasones andan con la mosca tras la ojera. “Si decide no seguir con nosotros, presumiblemente, su destino sería Ducati porque Honda ya tiene un piloto top [Márquez]. Ducati tiene dos buenos pilotos, pero está buscando a uno de los cuatro más rápidos”, sentenció Jarvis.

Jorge Lorenzo piloto su Yamaha YZR-M1 durante la sesión de clasificación, en el circuito de Losail.

Jorge Lorenzo piloto su Yamaha YZR-M1 durante la sesión de clasificación, en el circuito de Losail. Yamaha

Lorenzo no se mordió la lengua tras conocer la renovación de su compañero de equipo. “Creo que por pasado, por edad, por lo que pasó con otras marcas y por los años que tiene, era lo mejor que podía hacer. Era la única opción que tenía. Por mi parte, yo estoy en una situación diferente porque soy el actual campeón del mundo de MotoGP. Tenía el mejor contrato de la parrilla de MotoGP y hace una semana Yamaha me puso sobre la mesa otro contrato incluso mejor; es la mejor oferta que he tenido nunca en mi carrera", comentó Lorenzo.

"Aun así, por la posición de fuerza en la que estoy ahora mismo, he decidido esperar. No creo que espere mucho más pero, de momento, están así las cosas. Evidentemente, si he decidido esperar es porque puedo tener otras opciones que, seguramente, Valentino no ha podido tener”, añadió el piloto español que, de inmediato, ha recibido un órdago de su compañero de equipo.

“Para irse a Ducati hay que tener mucho valor. Hay que tener un par de cojones para cambiar de moto, así que creo que al final se quedará en Yamaha. Yo estoy contento con la renovación e imagino que Ezpeleta también lo estará porque hay muchísimos tifosi que me siguen y también siguen a MotoGP. Si hay tantos seguidores de MotoGP en el mundo es por mérito mío así que es justo seguir un par de temporadas más porque me siento preparado para ello”, zanjó el piloto italiano tras lanzar el anzuelo a su rival.