FÓRMULA 1

Vettel estalló por radio: "¡Verstappen es un cabrón, eso es lo que es!"

La transcripción de los mensajes entre el alemán y Ferrari, así como los de los pilotos de Red Bull con su 'box' revela la tensión que se vivió en el GP de México.

Vettel, durante el GP de México.

Vettel, durante el GP de México. REUTERS

"¡Es un cabrón, eso es lo que es!". Con estas palabras hacia su 'box' a través de la radio se quejó Sebastian Vettel durante el GP de México sobre el piloto de Red Bull Max Verstappen. El holandés debía devolverle la posición en la vuelta 68, mientras que por detrás del Ferrari se acercaba Daniel Ricciardo. Fue entonces cuando Vettel desató toda la tensión acumulada.

En dicha vuelta, Red Bull intercambia varios mensajes con Verstappen. "Bien, devuelve la posición [a Vettel]. Creo que vas a tener que devolverle la posición, Max", le informan desde su 'box'. Al mismo tiempo, Vettel reclama a su equipo: "Tiene que dejarme pasar, tiene que dejarme pasar". Desde Ferrari, le piden "calma", a lo que el alemán responde: "No, no está bien. No quiero calmarme, porque me está reteniendo y se acerca Ricciardo".

Segundos después, Ferrari le confirma: "Verstappen tiene que devolverte la posición. ¡Cuidado con Ricciardo por detrás!". En ese momento, desde Red Bull le piden al piloto australiano que adelante a Vettel "cuando pueda". Como Verstappen no le devuelve la posición, Vettel estalla contra su propio equipo: "¡Venga! ¡Venga! ¡Me cago en la puta!". "[Max] ha sido informado. Tiene que apartarse", le tratan de clamar desde el 'box'. Sin embargo, acto seguido Vettel suelta: "Es un cabrón, eso es lo que es".

En esa vuelta 69 es cuando le informan a Verstappen de que la acción va a ser investigada tras la carrera, por lo que le recomiendan "mantener agachada la cabeza". Al mismo tiempo, alientan a Ricciardo para que pase a Vettel: "Tus baterías están a tope. ¡Vamos!". "¿Soy el único, o es que no veis lo que yo veo? [Max] está reteniéndome para que me alcance Ricciardo. No me jodas", espeta Vettel a su equipo.

"Tienes que pelear con él. Charlie...", alcanzan a decirle desde el 'box'. Pero Vettel se muestra incrédulo: "¿De qué coño estás hablando? Él acortó la chicane... Y ahora está calentando sus frenos conmigo. Sinceramente, voy a chocarme con algo...". Es la vuelta 70 y Ricciardo se queja de movimientos extraños en la frenada de Vettel y desde Red Bull también apuntan a un posible pinchazo.

Sin embargo, segundos después desde Ferrari descartan que el coche sufra ningún daño. "Tiene que devolverme la posición, fin de la historia", sentencia Vettel. "Charlie ha dicho... Charlie ha dicho", aciertan a comunicar al alemán desde el 'box'. Entonces, el piloto estalla de nuevo: "Ya... ¿Sabes qué? Aquí está el mensaje para Charlie: ¡Que le jodan! Sinceramente, ¡que le jodan!".

Maurizio Arrivabene le pide entonces "cabeza": "¡Sebastian, Sebastian, cálmate! Está bajo investigación. Sé que no es justo, pero cálmate y hablaremos después de la carrera". Tras finalizar cuarto, por detrás de Verstappen y por delante de Ricciardo, Vettel siguió quejándose a su 'box' a través de la radio, aunque con un tono más sosegado.

Vettel, que fue sancionado con la nueva regla para evitar la conducción peligrosa en pista en el GP de México, se libró de acciones por parte de la FIA a raíz de sus insultos a Charlie Whiting y, a tenor de las transcripciones de radio, de los que profirió durante la carrera contra Max Verstappen.