GP DE ESPAÑA DE F1

Asalto español a la Q3

Quinto Carlos Sainz y séptimo Fernando Alonso en los libres, las aspiraciones de los pilotos españoles crecen en Montmeló.

Fernando Alonso y Carlos Sainz antes de la rueda de prensa en Montmeló.

Fernando Alonso y Carlos Sainz antes de la rueda de prensa en Montmeló. Efe

  1. Mundial de Fórmula 1
  2. Gran Premio de España F1
  3. Fernando Alonso
  4. Carlos Sainz Jr.

Quinta posición para Carlos Sainz y séptima para Fernando Alonso en el Gran Premio de España. No, no es un sueño del que no queremos despertar. Es una realidad construida a base de duro trabajo que arroja la mejor de las recompensas para los pilotos españoles y que enciende a miles de aficionados este fin de semana en Montmeló.

Los entrenamientos libres del GP de España han demostrado la evolución de los pilotos españoles al tiempo que sus cronos han confirmado como las buenas sensaciones se han transformado en formidables registros que auspician un fin de semana emocionante que puede regalar importantes resultados. La sesión de prácticas del viernes por la mañana dejó ver las primeras pinceladas de un cuadro que se irá completando a lo largo del sábado con la clasificación que culminará el domingo de carrera.

Tras el primer contacto de los monoplazas con la pista más conocida por equipos y pilotos del mundial, los dos Ferrari marcaban el tiempo de referencia con Sebastian Vettel y Kimi Räikkönen seguidos por el Mercedes de Nico Rosberg, que mantenía una vez más tras de sí a Lewis Hamilton pese a que estrenaba en su monoplaza un nuevo Turbo y un nuevo sistema de recuperación de energía o MGU-H.

Carlos Sainz, quinto

Tras el grupo de cabeza, Carlos Sainz -séptimo- dejaba muy atrás a su nuevo compañero, el ‘descendido’ Daniil Kvyat, mientras que Fernando Alonso ponía a prueba las evoluciones anticipadas por este diario marcando una óptima décima posición. Sin embargo, la mejor parte de la tabla de clasificación del viernes viene del análisis de la segunda tanda, donde los monoplazas preparan sus estrategias de carrera y comprueban el paso de sus monoplazas en condiciones de Gran Premio.

Ahí es donde Carlos Sainz ha dado la campanada con un quinto puesto que no sólo aleja aún más la sombra del ruso Kvyat, sino que muestra a los jefes de Red Bull su potencial y reivindica sus ambiciones de subir al primer equipo como ha hecho hoy quien hasta hace unos días era su vecino de box Max Verstappen. El joven piloto español no para de dar muestras de solidaridad y lealtad al equipo que ha invertido en él hasta llevarlo a la Fórmula 1 a la vez que deja clara su motivación vital: “Quiero devolverle la confianza al equipo, ganando un Mundial con Red Bull”.

El madrileño ha sido el que más ha rodado entre los diez primeros -39 vueltas- y con un tiempo de 1:25.131 ha finalizado quinto por delante incluso del equipo ‘mayor’ Red Bull Racing con Ricciardo y Verstappen sexto y octavo respectivamente.

Carlos Sainz, durante los entrenamientos libres en Montmeló.

Carlos Sainz, durante los entrenamientos libres en Montmeló. Efe

Toda una declaración de intenciones de un piloto que se enfrenta a una reválida de verdad como es la guillotina que se cierne sobre la cabeza de todos los pilotos que componen el universo Red Bull. Sainz tienen claro el reto y el tiempo a disposición para conseguirlo: “Tengo 17 carreras por delante para sacar lo máximo de mí mismo, para luchar por mi oportunidad tanto como pueda y estoy seguro de que si muestro la misma velocidad pero con mejores resultados mi oportunidad vendrá”.

El resultado del madrileño viene en el momento justo, puesto que con un monoplaza inferior se ha plantado delante del piloto que se ha llevado los mejores elogios por parte de Christian Horner, jefe de Red Bull, quien describía la adaptación de Daniil Kvyat a su nuevo equipo con una reminiscencia: “Lo que más me impresiona es lo tranquilo y frío que es en el coche. Me recuerda en parte al comportamiento de Sebastian Vettel”.

Cuando ha llegado la hora de la verdad Carlos Sainz ha sabido dominar la presión y pisar a fondo el acelerador que debe llevarle a dominar las embestidas del Toro Rosso de Kvyat y optar así a un asiento en el primer equipo. En el equipo de la bebida energética sólo cuentan los resultados y de estos, sólo los excepcionales. Hoy el hijo del gran campeón de rallys ha dejado atrás a todos los rivales que llevan la lata dibujada en la carrocería.

Fernando Alonso, séptimo

“Parece que estamos entre los diez primeros”, declaraba el bicampeón español tras bajarse de su monoplaza tras la segunda sesión de entrenamientos. Alonso tienen ganas de alcanzar al grupo de cabeza para comenzar a divertirse y competir en el lugar que un piloto de su calibre se merece. Consciente de que el circuito español no es el mejor para su McLaren-Honda, sabe que sus manos y el resto de mejoras de su coche deben ser llevadas al máximo para alcanzar un resultado que consolide la senda positiva puesta en escena en Rusia.

El asturiano reconoce que su montura posee un déficit de potencia importante, especialmente los sábados de clasificación, cuando sus rivales directos pulsan el botón mágico que cambia la configuración del motor durante una vuelta y aporta unos caballos extra de potencia. "Aquí el motor cuenta un poco menos y ojalá que esos mapas especiales de motor que tienen para la clasificación no les den demasiadas décimas y podamos estar ahí”.

Fernando Alonso en un encuentro con aficionados en Montmeló.

Fernando Alonso en un encuentro con aficionados en Montmeló. Efe

La estrategia a seguir la ha marcado el propio Fernando Alonso, consciente de que hay que evaluar cada paso adelante para que el siguiente no suponga un regreso a la casilla de salida: "Hay que estudiar los datos, escoger lo mejor y ponerlo todo en un coche”.

Tras la segunda sesión de entrenamientos libres, Alonso ha colocado su MP4-31 en la séptima posición, justo entre los dos Red Bull, monoplazas que hasta hace unos pocos Grandes Premios estaban fuera del alcance del equipo de Woking. La remontada de McLaren-Honda muestra una senda positiva que está motivando especialmente al piloto asturiano, firmemente concentrado en llevar a su monoplaza a los más alto. El reto este fin de semana es clasificarse entre los diez primeros, haciendo que la Q3 sea una cita obligada cada Gran Premio.

Complicidad hispana

La relación entre Fernando Alonso y el joven Carlos Sainz Jr. no es de las más habituales en la ultracompetitiva Fórmula 1. De la mano de una larga relación de amistad con Sainz padre, el asturiano ejerció una influencia que truncó las ilusiones de un padre que trataba por todos los medios de seducir a su hijo con el mundo del rally. El joven Carlos Sainz tenía las cosas bien claras desde sus primeros años y su corazón estaba en las pistas del mundial de la máxima categoría del automovilismo.

El día que Sainz senior presento por primera vez a Fernando Alonso a su pequeño supo que su hijo seguiría la llamada del asfalto tras conocer en persona al que entonces era su ídolo y con el que hoy comparte aventuras y luchas en la pista.

El bicampeón es un excelente consejero y padrino del piloto que representa hoy en día el futuro de la Fórmula 1 en España. Como previa del Gran Premio de España la FOM ha emitido un entrañable vídeo donde Fernando Alonso y Carlos Sainz Jr rememoran el momento en el que se conocieron en por primera vez y en el que los nervios dejaban sin habla a pequeño Sainz.