FÓRMULA 1

Así es el nuevo McLaren de Fernando Alonso

La escudería anglonipona presenta evoluciones de motor y aerodinámicas al MP4-31, con el que espera arañar en Montmeló más puntos tras los conseguidos en Sochi.

Fernando Alonso en su McLaren este mismo mes.

Fernando Alonso en su McLaren este mismo mes. Getty

  1. Fernando Alonso
  2. McLaren Honda
  3. Escuderías
  4. Circuito de Montmeló

Fernando Alonso tiene la certeza de que su equipo ha concretado un avance respecto a la pasada temporada. Un paso al frente que tras el óptimo resultado del pasado Gran Premio de Rusia le permite “pensar en estar en los puntos de forma regular. Ése debería ser nuestro objetivo a partir de ahora”.

“La diferencia con el año pasado es que ahora tenemos el ritmo necesario”. Ésta es la visión del campeón español, que en Sochi pudo comprobar como el ritmo por vuelta de su McLaren puede llevarle hacia la zona de unos puntos vitales para su autoestima, para que el equipo regrese al puesto que históricamente han ocupado y para renovar las ilusiones de millones de seguidores.

A las puertas del GP de España en el que Fernando Alonso ha puesto toda su ilusión -“Con el apoyo de los aficionados, entrar en la Q3 debe ser nuestra meta”-, el equipo McLaren-Honda prepara una batería de mejoras en el monoplaza dirigidas a mejorar aún más las prestaciones. Eric Boullier, director deportivo de la escudería, ha anticipado las grandes líneas de las novedades con “unas mejoras importantes para la próxima carrera” en espera de llegar a Mónaco, el circuito que “debería adaptarse a nosotros y ser mucho más competitivos, mientras que España es una interrogante”.

Alonso llega a España con la moral alta gracias a sus primeros puntos conquistados en Rusia y con una gran ilusión: "Tengo ganas de llegar y tener una carrera delante de mis aficionados. La atmósfera allí siempre es increíble para cualquier piloto español, y tengo buenos recuerdos de mis victorias en 2012 y 2013”.

Mejoras por parte de McLaren

La llegada a Montmeló marca la puesta de largo de los monoplazas de cara a una temporada ya en el núcleo duro de las carreras continentales clásicas, las que marcan el mundial.

La mayor parte de los equipos estrenan sus nuevas configuraciones con un paso adelante en materia mecánica y especialmente aerodinámica. La pista española permite validar como ningún otro circuito los diseños de los monoplazas al enfrentarlos con el mejor túnel del viento al aire libre que existe en el mundial. El circuito, que valida o tira al traste las mejoras gracias a sus curvas de alta exigencia aerodinámica, determina qué proyecto es válido y quién resulta perdedor para el resto de la temporada.

El MP4-31 de Alonso y Button someterá al veredicto de la pista española nuevos alerones delanteros y traseros que evolucionan ulteriormente los detalles de microaerodinámica experimentados con éxito en los primeras carreras del mundial. El trabajo de Peter Promodrou, quien fuera mano derecha del genio Adrian Newey, está acortando la brecha con los mejores monoplazas con un trabajo de detalle que evidencian las ambiciones del equipo anglo-nipón.

McLaren

Nuevo alerón delantero para romper el muro de viento con el que chocan los monoplazas cuando se desplazan a más de 300 Km/h en las curvas más complicadas del planeta. El objetivo es penetrar en el viento limpiamente mientras se corta al mismo transformándolo en flujos que se dirigen guiados por un entramado de planos en los alerones y minúsculos deflectores que orientan la corriente aerodinámica hacia el suelo del monoplaza.

Precisamente el suelo del coche de Alonso y Button cambiará en España para aprovechar los beneficios de las nuevas alas e impulsar el flujo aerodinámico hacia el difusor trasero que debe pegar el coche al asfalto cuando el piloto pisa a fondo en curva el acelerador.

Los aspectos más visibles para el gran público serán los que aporte la nueva carrocería, que se pegará a la mecánica japonesa como si de un vestido de licra de dos tallas menos se tratase para mejorar la eficiencia aerodinámica y reducir el drag (el efecto de resistencia y aspiración que sufre todo objeto que se mueve a gran velocidad por un fluido) del monoplaza.

La estrategia de Alonso en Montmeló

Fernando Alonso es consciente de que su noche no será el más competitivo sobre la exigente pista española y en parte tiene la vista puesta en Mónaco, donde esperan dar un susto a los grandes en las estrechas calles del Principado.

Para el GP de España, el asturiano sabe que una buena clasificación es esencial porque “es muy difícil adelantar en Barcelona, así que es importante conseguir una buena salida manteniéndose alejado de los problemas en la primera vuelta. Después se trata de conseguir la estrategia adecuada gestionando la vida de los neumáticos y tratar de maximizar el rendimiento en los momentos justos”.

McLaren

El asturiano llega feliz tras el buen resultado en Russia pocos días atrás: “Disfruté pilotando en Sochi en 2014 y 2015, ya que el trazado permite pugnas ajustadas y espero que podamos luchar con el pelotón este año de nuevo. Nuestro coche es más flojo en las rectas largas y rápidas, pero tiene un muy buen equilibrio, así que estoy con ganas de ver si podemos maximizar los puntos fuertes de nuestro paquete en este trazado”.

Del circuito vecino a la ciudad condal a Fernando Alonso le seducen algunas partes en concreto: “Me gusta especialmente la curva tres; es un giro largo hacia la izquierda con múltiples ápices que requieren mucha precisión y es fácil perder la forma al realizar el giro, por lo que un buen equilibrio y control de coche son aspectos muy importantes. Muchas de las curvas son sin peralte además, por lo que es divertido intentar hacer una vuelta a fondo”.

Mejoras por parte de Honda

La guinda del pastel que debería endulzar el hambre de victoria de Fernando Alonso viene de la mano del motorista japonés que trabaja, de momento, en exclusiva para McLaren.

Una unidad de potencia Honda con más caballos y un menor consumo catapultarían a los dos campeones del mundo hacia las posiciones de cabeza que tanto ambicionan. Según el equipo, el ritmo del McLaren-Honda está al nivel de Williams, que dispone de la joya mecánica vencedora made in Mercedes, pero el problema es que tal velocidad no está disponible sobre las 66 vueltas del circuito español porque el propulsor japonés consume gasolina como si de una barra libre se tratara. En Russia Boullier confirmó que el ahorro de gasolina les costó 50 segundos en carrera.

Por este motivo los pilotos no pueden ir ‘a fondo’ durante un Gran Premio, aunque cuando desde el box le dieron permiso Fernando Alonso fue capaz de marcar el quinto mejor tiempo de carrera como puso de manifiesto en Rusia.

Sin embargo, el gran desarrollo no va a llegar en el Gran Premio de casa y tampoco en las próximas citas. El motorista japonés ha declarado esta semana a través del máximo responsable nipón en McLaren, Yusuke Hasegawa, que “tenemos que decidir cuándo introduciremos la nueva tecnología y gastar nuestras fichas [tokens de desarrollo limitados por cada motorista al año, ndr]”.

McLaren

Los japoneses son uno de los equipos con mayor número de fichas de desarrollo disponibles para gastar en lo que resta de temporada (Ferrari ha gastado ya prácticamente todas y Renault probará en España tras la carrera su nuevo motor evolucionado). La política confirmada por Hasegawa se centra en un gran desarrollo que cambie el concepto de la unidad de potencia tan cual la conocemos actualmente, “en lugar de gastarlo en pequeñas mejoras”.

Los japonés piensan dar un salto adelante en dos frentes: “El ICE [motor de combustión] y el ERS [sistemas de recuperación de energía del sistema híbrido]”. Precisamente Alonso y Button sufren carrera a carrera y vuelta a vuelta las limitaciones de los sistemas de recuperación de energía que hoy en día aportan una cantidad de CV extra que marcan la diferencia en el tiempo por vuelta. A pesar de las mejoras en este campo respecto a 2015, el McLaren-Honda tienen aún un camino importante por recorrer del que desde los bancos de pruebas japoneses llegan noticias esperanzadoras.

Afortunadamente en 2017 el sistema de fichas desaparece y los motoristas podrán desarrollar sus unidades de potencia libremente pero hasta entonces Fernando Alonso debe esperan aún un importante número de Grandes Premios a disponer de la otra parte del monoplaza que le lleve a los puestos de cabeza que tanto ambiciona.