FÓRMULA 1

Escalofriante accidente de Fernando Alonso en el Gran Premio de Australia

El piloto asturiano no pudo esquivar a un rival y acabó con el coche destrozado después de empotrarse con un muro y dar varias vueltas de campana.

Estado en el que quedó el monoplaza del español.

Estado en el que quedó el monoplaza del español.

El piloto asturiano ha protagonizado un espectacular accidente durante el Gran Premio de Australia de Fórmula 1, primera carrera del año. El español no pudo esquivar el Haas de Esteban Gutiérrez y se estrelló con el muro, rebotó contra el mismo y salió volando dando varias ueltas de campana para acabar empotrado y boca abajo en una valla.

Pese a la espectacularidad del suceso, Alonso salió del coche cojeando pero por sus propios medios, mientras que Gutiérrez se interesaba por su estado. El mexicano reconoció posteriormente sentirse "aliviado" cuando vio que el asturiano "estaba bien".

"Estoy poniendo todo en mi sitio", bromeaba el piloto en su primera comparecencia ante los medios tras el accidente. "Es difícil saber qué ha pasado. Cogí el rebufo todo lo que pude, iba muy cerca de él. Tal vez movientos tan fuertes cerca de la frenada me hicieron perder la referencia, así que frené tarde y me lo llevé un poco por delante".

El doble campeón del mundo reconoció que pasó miedo al dar vueltas: "Quieres que pare pero nunca para, esperaba no darme un golpe con la cabeza". Además, aseguró que este hecho "es más fuerte que el de Brasil", en referencia al que hasta el momento es su incidente más significativo en la Fórmula 1.

"Me asusté al verlo todo"

"Yo estoy bien, para mí fue todo una sorpresa. Sabía que Fernando estaba detrás, está claro. Y en la curva 3, cuando frené fue cuando todo sucedió, por sorpresa para mí", explicó Gutiérrez en Albert Park, tras su retirada de carrera. "Por el retrovisor vi lo aparatoso del accidente y me sentí muy aliviado cuando me enteré de que Fernando estaba bien, porque me asusté al verlo todo", comentó Gutiérrez.

Dentro del equipo llamaron al optimismo y destacaron que Alonso se hallaba bien. Lo hizo por ejemplo Ron Dennis, propietario de McLaren, que teorizó sobre las causas del accidente: "Creo que Esteban (Gutiérrez) ha frenado demasiado pronto, pero ha sido un accidente, no podemos culparlo por ello", indicó Dennis a la cadena de televisión alemana RTL.

El estado de los vehículos y de la pista obligó al director de carrera a sacar la bandera roja, que suponía la suspensión de la carrera. Minutos después se reanudó la misma, que finalmente fue ganada por el alemán de Mercedes Nico Rosberg. Lewis Hamilton y Sebastian Vettel completaron el podio de la primera prueba del año.

.

.