FÓRMULA 1

La parrilla, escudería a escudería

La temporada 2016 se presenta como un duelo cerrado entre McLaren y Ferrari con Williams y Red Bull a la expectativa, mientras McLaren aspira a recuperar el terreno perdido.

La parrilla, escudería a escudería

La parrilla, escudería a escudería Getty Images

  1. Mundial de Fórmula 1
  2. Gran Premio de Australia F1
  3. Escuderías
  4. McLaren Honda
  5. Escudería Ferrari
  6. Mercedes AMG F1 Team

Australia marca el inicio de una temporada en la que Mercedes amenaza con prolongar su tiranía una año más. Sólo Ferrari parece en posición de aguarle la fuesta a Hamilton y Rosber. Por detrás, Williams, que sueña con reverdecer laureles, deberá tener cuidado con Red Bull y Toro Rosso. Quién sabe, quizás también con McLaren-Honda, tan ansiosa por recuperar el lugar que le corresponde como hambrientos están Haas, Sauber, Renault o Force India.

Mercedes AMG Petronas F1 Team

Mercedes y sus balas de plata son el equipo a batir por toda la parrilla desde que la nueva era de los V6 Turbo Híbridos se ha implantado en la Fórmula 1. El equipo alemán cuenta a los mandos del mejor coche con el tres veces campeón del mundo Lewis Hamilton, un talento nato para la conducción que puede divertirse en la gala de los Oscar o participar en la Super Bowl, sentarse el domingo siguiente al volante de su monoplaza y batir a todos sus rivales sin compasión.

El mejor motor del lote, la mejor fiabilidad y una aerodinámica que marca diferencias a la vez que genera tendencias, conforman el mejor monoplaza que amenaza con aburrir con su supremacía un año más la categoría.

Ferrari

La Scuderia tiene el mejor y mayor palmarés de todos los equipos, pero para recordar su último mundial de constructores hay que remontarse al lejano 2008. Y para el de pilotos un año más atrás, hasta 2007.

La ausencia de mundiales escuece en Italia, por lo que desde la renovación del equipo se han sentado las bases con el objetivo de repetir los años dorados de la era Michael Schumacher de la mano de su compatriota Sebastian Vettel.

En 2015 el equipo dirigido por Maurizio Arrivabene ha cambiado de rumbo situando a Ferrari tanto en el terreno político como en el deportivo en el punto ideal para luchar de nuevo por la victoria. Durante la temporada que está por comenzar se debe confirmar el salto final que les permita luchar de tú a tú con Mercedes por el mundial sin complejos. De lo contrario, una tormenta de dimensiones bíblicas caerá sobre Maranello al desaprovechar una oportunidad de oro de luchar a solas con los alemanes por la victoria. A partir de 2017 la disputa estará más concurrida con nuevos outsiders que no pondrán las cosas fáciles.

El F16-H de Maranello ha cambiado muchos elementos de su unidad de potencia y chasis para estar a la altura de Mercedes, cuyos pilotos no paran de advertir del potencial de los italianos según se acerca el primer fin de semana de carreras.

Williams Martini Racing

El equipo de Grove es el segundo más laureado como constructor de la Fórmula 1 y el tercero en lo que respecta a mundiales de pilotos. La historia de Williams es rica y poderosa pero queda año tras año más lejos pese a que el equipo ha logrado situarse en el escalón más bajo del podio tras años perdidos en el medio del grupo.

La ayuda de Toto Wolff, actual jefe de Mercedes, ha sido inestimable para conseguir contar con las unidades de potencia alemanas y algunos de sus secretos para revivir un equipo que no era ni sombra del que muchos aún tienen en la memoria. Un equipo grande que lucha por la supervivencia pero que difícilmente puede batallar por ser campeón del mundo de nuevo, aunque en 2016 puede ser suficientemente competitivo como para entorpecer, como tercero incómodo, la lucha de titanes que se avecina entre Mercedes y Ferrari.

Red Bull Racing

Mientras Dietrich Mateschitz amenaza una vez más con abandonar la Fórmula 1 si su equipo no dispone de un motor competitivo, el monoplaza de la bebida energética sigue siendo una obra de arte en cuanto a chasis y aerodinámica se refiere, sin haber perdido las dotes heredadas de los que dominaron durante los cuatro años de la era final de los V8 atmosféricos.

Precisamente el único factor que impide a sus monoplazas batirse codo a codo con Mercedes y Ferrari es la pérdida de un propulsor competitivo, que deja estéril el enorme trabajo de Adrian Newey y Rob Marshall a la hora de construir un bólido de F1.

La desesperación al ser conscientes de disponer de un coche válido que por motor no es capaz de luchar por la victoria está llevando al magnate austriaco a plantearse cada día más seriamente la salida de la Fórmula 1 de su equipo, hecho que desencadenaría un terremoto sin precedentes en la máxima categoría del automovilismo.

Sahara Force India F1 Team

Force India es uno de los equipos mejor gestionados desde el punto de vista técnico, con resultados en pista de calidad y alto nivel en comparación con el presupuesto a disposición. Y todo ello pese a que su copropietario y director del equipo, Vijay Mallya, año tras año se ve envuelto en problemas fiscales y financieros en su país natal. El equipo de licencia hindú mantiene el nombre Sahara en sus monoplazas pese a que Roy Subrata, copropietario del grupo Sahara, se ha entregado a la policía por irregularidades fiscales a finales de febrero.

Pese a los problemas con el management el equipo acaba de afirmar a los medios que el presupuesto de 2016 está asegurado, así como las partidas destinadas a hacer evolucionar el VJM09 que el siempre eficiente Robert Fernley consigue optimizar -el año pasado llevó al equipo hasta la quinta posición final del mundial de constructores-.

Scuderia Toro Rosso

Franz Tost, jefe del equipo italiano, recientemente vaticinaba la lucha por el podio de un equipo que cuenta esta temporada con la garantía de potencia y fiabilidad del motor Ferrari, aunque este sea en versión 2015.

En Toro Rosso cuentan con la pareja de pilotos, considerados por muchos como estrellas emergentes, más prometedores. Max Verstappen y Carlos Sainz Jr. darán el máximo durante la primera mitad de campeonato para aprovechar las virtudes de un monoplaza destinado a capitalizar velocidad y fiabilidad en las problemáticas carreras de apertura del mundial, para conservar la ventaja adquirida una vez el resto de proyectos evolucionen, conscientes de que por parte de la congelada unidad de potencia no podrán disponer de CV extras durante toda la temporada.

El objetivo de Toro Rosso es finalizar en quinta posición. Sainz y Verstappen, con su capacidad, juventud, ganas y pasión, ofrecerán un gran espectáculo de pilotaje que puede ser, en muchos casos, la salvación si en los puestos de cabeza escasea la lucha por la victoria.

Sauber F1 Team

El equipo suizo no vive sus mejores momentos con el anuncio esta misma semana de la salida de director técnico Mark Smith. Su nuevo monoplaza no participó en los primeros test celebrados en España, en los que el equipo rodó con el del año pasado. Tan sólo la ultima semana de entrenamientos el C35 pudo dar sus primeros pasos de una temporada tormentosa desde el punto de vista económico, pues los miembros del equipo no cobraron sus nóminas del mes de febrero.

Junto con Force India, Sauber es el segundo equipo en haber pedido a Bernie Ecclestone un anticipo de los derechos de imagen correspondientes a esta temporada a la espera de firmar un gran acuerdo con un patrocinador principal que asegure la viabilidad del proyecto.

McLaren Honda Formula 1 Team

McLaren-Honda es sinónimo de una época llena de éxitos y dominio de la categoría de la mano de dos de los pilotos más grandes: Ayrton Senna y Alain Prost. El año pasado el equipo británico dio un giro de timón al aliarse con su antiguo socio japonés para reverdecer los laureles de una historia que queda muy lejana en la memoria de los aficionados más maduros y apenas conocida por los más jóvenes.

La guinda de la unión británico-japonesa venía representada por el fichaje de Fernando Alonso, que, cansado del Ferrari, fusionaba sus ansias de victoria a la del perfeccionista Ron Denis.

Tras aprender las duras lecciones de la temporada pasada que les llevó a la penúltima posición de la tabla de constructores, 2016 debe ser el año de la recuperación que les acerque a los equipos de cabeza y comenzar de esta manera la carrera por la victoria en los años venideros.

La primera semana de pruebas el MP4-31 rodó con partes nuevas y viejas, pero no fue hasta la segunda y última sesión de test cuando la unidad de potencia definitiva hizo acto de aparición.

La pretemporada ha dejado un buen sabor de boca si la compramos con el desastroso inicio de 2015, pero esto no quiere decir que en McLaren no vean la primera carrera del año con “incerteza” -usando las palabras de Eric Boullier-, motivada quizás porque la configuración aerodinámica definitiva no se verá hasta este viernes, acoplada con una unidad de potencia que debe sacar a los dos campeones del mundo del equipo de la parte baja de la tabla y llevarles al sitio al que verdaderamente pertenecen por grado, calidad y potencial.

Haas F1 Team

Pilotos: Romain Grosjean (FRA) y Estebán Gutiérrez (MEX)

La llegada de Haas a la Fórmula 1 es una buena noticia por partida doble. En primer lugar, en tiempos económicamente convulsos para muchos equipos, la aparición de una nueva estructura permite asegurar un futuro con mejor salud y más coches en la parrilla de salida. Por otra parte, la importancia de Haas no reside solamente en su participación en la categoría sino por la procedencia de su capital, que llega directamente desde los Estados Unidos. Motivo perfecto para generar un sentimiento patriótico que enganche a un público que no termina de aficionarse a una categoría que considera ajena a su cultura automovilística.

Desde el punto de vista técnico Haas llega pisando fuerte y a pesar de su juventud su proyecto viene avalado por Ferrari quien no sólo les suministra la unidad de potencia en versión 2016 sino también todo el grupo de cambio, transmisión y suspensiones junto con un profundo estudio aerodinámico realizado en Maranello, en el mismo túnel del viento donde ha nacido su ‘prima’, la SF16-H.

De hecho el desarrollo en paralelo de ambos monoplazas ha traído una sorpresa extraída del proyecto más modesto. Ferrari terminará usando un sistema de refrigeración desarrollado por los técnicos de Haas, que ha resultado ser más eficiente que el previsto inicialmente por los ingenieros ferraristas.

Problemas de juventud e integración a parte, Haas puede ser un equipo muy incómodo para Force India, Sauber y Toro Rosso en su primer año en la Fórmula 1.

Manor Racing

Pilotos: Pascal Wehrlein (ALE) y Rio Haryanto (IDN)

Tras un año donde compitieron con el monoplaza de 2014, Manor renueva su dirección, monoplaza y propulsor, saltando a la unidad de potencia Mercedes que deber darles una plusvalía importante en un equipo reforzado por la llegada de grandes nombres como Nicholas Tomabais y Pat Fry, ambos ex Ferrari.

2016 representa el año final del crecimiento de un equipo que ha creado “el mejor coche nunca antes presentado, el mejor desarrollado, más ambicioso y agresivo”, en palabras de su director técnico John McQuilliam, de la corta y convulsa historia del equipo.

Renault Sport Formula 1 Team

Renault deja de ser un ‘simple’ proveedor de motores para convertirse en un constructor completo con equipo propio tras reemplazar en la parrilla al equipo Lotus del hispano-luxemburgués Gerard López.

La llegada del equipo francés a la Fórmula 1 forma parte de un plan a largo plazo donde 2016 supone un año de transición tras heredar un monoplaza básico desarrollado con muy poco dinero debido a los problemas económicos que han llevado a la desaparición de Lotus. La temporada que está a punto de comenzar será de cimentación de un equipo que a partir de 2017 quiere jugar en primera división y pelear con los grandes.

Este año la misión principal es desarrollar la unidad de potencia para equipararse a Ferrari y sobre todo a Mercedes, a los que Remi Taffin, director técnico de motores de Renault, admite “haber recortado medio segundo según el objetivo previsto”.