FÓRMULA 1

Nico Rosberg confirma el subcampeonato en Interlagos

El piloto alemán gana el Gran Premio de Brasil con su quinta victoria de la temporada. Hamilton completó el doblete de Mercedes.

El piloto alemán celebra en Brasil con una bandera francesa al fondo.

El piloto alemán celebra en Brasil con una bandera francesa al fondo. Reuters

El título mundial ya estaba decidido pero el campeonato de Fórmula 1 todavía tiene cosas que decir. El piloto alemán de Fórmula 1 Nico Rosberg ha conquistado el Gran Premio de Brasil repitiendo el triunfo del año pasado, mientras que el ya campeón del mundo, Lewis Hamilton, y Sebastian Vettel completaron el podio de una carrera que pudo terminar el español Fernando Alonso pero no su compatriota Carlos Sainz (Toro Rosso). El nuevo doblete de Mercedes confirma la superioridad de la escudería respecto al resto de monoplazas.

Rosberg hizo buena la quinta pole consecutiva para celebrar a su vez la quinta victoria esta temporada, segunda seguida tras vencer en México para asegurarse el subcampeonato del mundo de manera matemática. Hamilton peleó por cumplir el sueño de ganar en la tierra de su ídolo Ayrton Senna, pero ni su compañero ni la exigencia del trazado de Interlagos le permitieron hacerse con su primera victoria en Brasil en nueve intentos.

Por su parte, el duodécimo motor Honda que utilizó el McLaren de Fernando Alonso le permitió esta vez terminar la carrera después del abandono en México. La que fuera la octava prueba sin terminar dio paso a una cita brasileña en la que no pudo terminar ni los libres ni la sesión de calificación. El asturiano cambió de nuevo la unidad de potencia y terminó decimosexto.

El también español Carlos Sainz se vio obligado a abandonar en la primera vuelta después de que su monoplaza se parase en medio de la pista. El madrileño, que por radio habló de problemas de "potencia", ya tuvo un percance antes de la vuelta de formación, cuando su coche tuvo que ser remolcado tras detenerse al final del 'pitlane' de la penúltima cita del Mundial.

A falta de Abu Dhabi, los pilotos españoles sufren el final de temporada. Por un lado, con los títulos mundiales decididos, Alonso ha sido el protagonista del fin de semana. El viernes protagonizó la foto del día, esperando que recogieran su MP4-30 ardiendo en la segunda sesión de libres. Demostrando estar tranquilo, el asturiano se puso a tomar el sol cuando el sábado volvió a fallar el motor.

Un nuevo cambio que esta vez al menos le permitió terminar la carrera al asturiano, doblado, en decimosexta posición. Aunque apuntaba a un desquite de los problemas que sufrió en México, peor le fueron las cosas a Sainz. El madrileño, que iba a partir desde la décima posición, sufrió el séptimo abandono de una temporada de debut que termina torcida a la espera del último asalto.

En Abu Dhabi, con los equipos ya pensando en la próxima temporada, los Mercedes llegarán con el undécimo doblete de la temporada y con un Rosberg que alargó su buen momento desde que eso sí quedara decidido el título en favor de su compañero. Hamilton intentó cumplir un sueño más, pero la degradación de los neumáticos fue en su contra. Con 297 puntos Rosberg deja sin opciones a Vettel (266) en la pelea por ser segundo.

   Por otro lado, el otro Ferrari, con el finlandés Kimi Raikkonen, fue cuarto y su compatriota Valtteri Bottas (Williams), quinto, ambos aún en la pelea por el cuarto puesto del Mundial. El alemán Nico Huelkenberg (Force India) firmó una gran carrera para ser sexto, al igual que el ruso Daniil Kvyat (Red Bull), séptimo. Los pilotos locales, Felipe Massa (Williams) y Felipe Nasr (Sauber) fueron octavo y decimocuarto.