Juegos Olímpicos 2016

8 razones por las que España pudo haber ganado al Team USA más asequible

Las estadísticas demuestran que los hombres de Scariolo no estuvieron tan lejos de derrotar a la selección estadounidense.

Pau Gasol se lamenta tras la derrota de España contra Estados Unidos.

Pau Gasol se lamenta tras la derrota de España contra Estados Unidos. Reuters

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro
  3. Selección Española de Baloncesto
  4. Estados Unidos

“Esta vez eran más “ganables” en comparación a otros Juegos, pero hemos cometido más errores que nunca contra ellos". "Hemos estado ahí, pero hemos tenido errores en pequeños detalles que nos han acabado perjudicando". "Tengo la sensación de que no hemos hecho todo lo suficiente, por falta de concentración o mala cabeza. Aunque les hemos demostrado otra vez que estamos cerca de su nivel". "Nos vamos con la sensación de no haber hecho un partido completo, pero hemos estado cerca, y eso tiene mucho mérito". "Ha sido el partido más difícil que he entrenado a nivel internacional".

Cuando se leen estas declaraciones de Gasol, Ricky Rubio, Navarro, Mirotic y Mike Krzyzewski (seleccionador de USA) respectivamente, se es más consciente de que España bien pudo derrotar a Estados Unidos en las semifinales olímpicas. Las palabras hay que contrastarlas con hechos, y, en esta ocasión, puede hacerse. Salvo el rebote (41 capturas españolas por 53 estadounidenses) o los tapones (uno español por seis norteamericanos), el resto de estadísticas del partido sirven para comprobar que, efectivamente, quizá la gesta estuvo más cerca que en Pekín y Londres.

El tiro

Los porcentajes de España y Estados Unidos fueron realmente parejos. De hecho, Estados Unidos firmó su peor anotación en estos Juegos (82 puntos), con un 42% de acierto en tiros de campo por un 39% español. La igualdad también fue manifiesta en los tiros de dos (43% para los españoles por un 45% yankee) y los triples (31% de efectividad frente a un 35%).

De hecho, los pupilos de Scariolo se mostraron más acertados desde el tiro libre (75% de personales anotadas; 50% para los estadounidenses). No fue el día más plácido para los norteamericanos, como demuestra la hoja de tiro de Kevin Durant (6/13) o Carmelo Anthony (2/11). Al menos, Klay Thompson sí salvó los muebles (8/16).

Las faltas

En un encuentro en el que el físico fue claro protagonista, España resistió durante buena parte de los minutos. El trío arbitral apareció demasiado en la primera parte, señalando varias técnicas. No obstante, el número final de personales resultó muy equilibrado: 21 de los hombres de Scariolo por 20 de los pupilos de Coach K.

El alto número de faltas de jugadores estadounidenses tan importantes como Durant o Cousins al final de los 20 primeros minutos resultó un factor esperanzador para la selección española. Aunque, por otro lado, las cuatro personales de Mirotic influyeron de forma negativa.

Cousins intenta anotar frente a Gasol.

Cousins intenta anotar frente a Gasol. Reuters

Los robos

La intensidad defensiva fue clave para que España creyese hasta los últimos minutos. Para muestra, las 8 recuperaciones del equipo, por las 6 de Estados Unidos. La intensidad norteamericana atrás fue encomiable en el momento de la verdad, pero los nuestros no se quedaron lejos de ese nivel.

Las pérdidas

Otra muestra del buen rendimiento de la selección española en su propio aro. Acabó con menos (11) que USA (13), en un encuentro que, claramente, no fue el más acertado de ambas selecciones. Y, aun así, España protegió mejor el balón que el equipo norteamericano.

Los puntos en la zona

A pesar de que Estados Unidos acabó imponiéndose en la pintura, España tampoco desentonó bajo el aro. Los jugadores de Scariolo sólo anotaron cuatro puntos menos (32) que los norteamericanos (36) en la zona. Destacaron los palmeos de Gasol, pero también las penetraciones de Llull y Sergio Rodríguez, los mates de Rudy y Willy Hernangómez o alguna que otra 'bomba' acertada por Navarro.

Sergio Rodríguez y su falta en ataque sobre DeAndre Jordan.

Sergio Rodríguez y su falta en ataque sobre DeAndre Jordan. Reuters

El contraataque

España no pudo correr tanto como le gusta o acostumbra, pero acabó ganando la partida a USA a la contra. Anotó 14 puntos de esta manera frente a los 10 de los estadounidenses. No sirvió de mucho, pero, al menos, los pocos puntos de USA corriendo demuestran que la selección se puso las pilas, y mucho, atrás.

Las asistencias

España discutió lo suyo esta faceta del juego al gran 'coco' estadounidense. De hecho, los de Scariolo acabaron el partido con una asistencia menos (14) que Estados Unidos (15). Sin duda, el gran culpable de la igualdad en la circulación del balón fue Sergio Rodríguez, que dio cinco pases que terminaron convertidos en puntos por sus compañeros. Tantos como para ser el máximo asistente del encuentro.

El banquillo

La segunda unidad funcionó a la perfección contra Estados Unidos. Los secundarios anotaron 32 puntos por los 17 estadounidenses, destacando los 11 del Chacho. Navarro anotó 9, Claver 5 y Willy Hernangómez 4, resultando otros suplentes con cierta incidencia en el equipo español. En el bando estadounidense, Kyle Lowry (9) y Paul George (6) fueron los únicos yankees con una aportación considerable saliendo desde el banco.