Juegos Olímpicos 2016

Scariolo: “Pau no está bien. No puedo decir con seguridad [que vaya a jugar]”

El seleccionador español alerta sobre el estado de salud de Gasol, que acabó con molestias su partido contra Francia (92-67). 

Pau Gasol, en el partido contra Francia.

Pau Gasol, en el partido contra Francia. Reuters

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro
  3. Sergio Scariolo

El seleccionador Sergio Scariolo ha levantado todas las alarmas sobre el estado de salud de Gasol -tocado tras el partido contra Francia- cuando restan horas para que España juegue las semifinales de los Juegos olímpicos contra Estados Unidos: “Pau no está bien. No puedo decir con seguridad [que vaya a jugar]”. Sigue con los tratamientos. No era lo que necesitábamos, pero es lo que hay. Esperemos que pueda evolucionar bien para ayudar al menos en parte a sus compañeros en el partido. No puedo decir más. Nada más. Es un tema que tengo que valorar bien”.

La decisión, no obstante, la tomará el propio jugador, tal y como apostilló Sergio Scariolo: “Normalmente en estos casos las decisiones las toman los profesionales. Yo sólo seré un receptor de datos. Ante Francia, por ejemplo, en un día no brillante, Pau fue extremadamente importante atrás: con la comunicación, con sus ayudas… Todos conocemos la importancia que tiene para nuestro equipo, pero la salud de Pau es prioritaria y tener claro que los siguientes dos partidos debemos ganar uno también lo es. Veremos la evolución, en eso no me meteré”.

Como le sucediera en el Eurobasket de 2015, el gemelo de Pau Gasol le vuelve a dar problemas a España. De hecho, contra Francia cuajó su peor partido en lo que va de campeonato (cinco puntos). Y, tras el encuentro, en los micrófonos de la cadena SER, ya dejó entrever su preocupación: “Algo tengo, ya veremos el alcance”.

De no poder jugar, Gasol volvería a faltar por lesión en un partido importante con la selección, como ocurriera en la final del Mundobasket de 2006, cuando Pau no pudo disputar la final contra Grecia. Una final en la que el equipo entonces entrenado por Pepu Hernández levantaría la copa.