Juegos Olímpicos 2016

El 'Rey del drama bombón' deja sin bronce a Jesús Tortosa

El dominicano, con ese particular mote, gana el bronce para la República Dominicana en la categoría de -58 kilos de taekwondo. Consiguió su medalla en un combate al límite con el español.

Jesús Tortosa y Luisito Pie durante la pelea por el bronce.

Jesús Tortosa y Luisito Pie durante la pelea por el bronce. Reuters

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro
  3. Taekwondo

Jesús Tortosa se vio campeón. De hecho, estuvo a punto de dar la campanada y, a sus apenas 19 años, colgarse un bronce. Sin embargo, Luisito Pie se lo arrebató en el desempate. Cuando apenas restaban segundos para el final del combate, el 'Rey del drama bombón' -como se apoda el mismo a través de las redes sociales- se hizo con la presea que le acredita con el tercer puesto olímpico. Y que, por otra parte, deja al español sin ella en un combate al límite.

El dominicano lo hizo, además, con ‘drama’, como su propio apodo indica. Se puso por delante, sumando puntos y vigilando a Jesús. Su agresividad le llevó a dominar el combate y a ponerse 0-5. Sin embargo, Jesús Tortosa, a pesar de su edad, le dio la vuelta al marcador. Cuando quedaban apenas segundos para que se terminara su concurso en Río de Janeiro, atacó y le dio la vuelta al marcador. Empató (5-5) y forzó el desempate.

Esa remontada -como la de Marcus Cooper Walz o la de Orlando Ortega- podría haber anticipado una victoria. Pero no lo hizo. En el desempate, donde gana el que golpea antes, Luisito Pie se adelantó y finiquitó el combate. Y fin de la historia. A veces, los títulos se deciden en esos pequeños detalles. Y esta vez fue así. Jesús Tortosa se quedó sin el bronce y tuvo que ver como su rival se colgaba la presea.

REMONTADA INCONCLUSA

El ‘Rey del drama bombón’ tuvo todo de su lado en estos Juegos. Su primer rival, Tuncat Levent, se lesionó y avanzó más fácilmente de ronda. Pero luego tuvo que luchar hasta llegar a la final de consolación, donde se las vio con Jesús Tortosa, que llegó in crecendo, poco a poco, pero con el objetivo del bronce y las aspiraciones bien claras.

Sin embargo, el español no pudo con Luisito. Poco importó que llegara tras disputar la repesca y avanzar progresivamente desde que el chicno Shuai Zhao lo eliminó en los octavos de final. Finalmente, el español, que había llegado a decir que “podría conseguir el oro”, se quedó sin el bronce.

Jesús Tortosa durante la final.

Jesús Tortosa durante la final. Reuters

No obstante, esto no es más que el principio de la carrera de Jesús Tortosa. El español, aunque triste tras el combate, tiene muchos motivos para ser optimista. Y lo debe ser porque esto le viene de familia. Se ha criado en el gimnasio de su padre, también olímpico (Seúl 88) y del que heredó el nombre. Y allí lo aprendió todo, al igual que su hermana mayor Celia y su hermano pequeño, Hugo. Todos presentes en Río. Los mismos que ya le vieron ganar el bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nankin 2014 y la plata en la categoría de -58 kilos de los Juegos Europeos de Bakú 2015.

En definitiva, esta vez ‘el Rey del drama bombón’ le arrebató la gloria. Pero apunten el nombre de Jesús Tortosa, porque a buen seguro que le dará muchas alegrías a España en el futuro.

Jesús Tortoda durante su combate.

Jesús Tortoda durante su combate. Reuters