Juegos Olímpicos 2016

El waterpolo y el hockey femenino se despiden en cuartos

La vigente subcampeona olímpica sufrió una sequía inexplicable en la piscina ante Rusia (12-10), mientras que las 'RedSticks' no pudieron con la actual campeona de Europa (3-1).

Las jugadoras británicas celebran su tercer gol ante España.

Las jugadoras británicas celebran su tercer gol ante España. Reuters

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro
  3. Atletismo
  4. Vela
  5. Waterpolo

Se diluyen las opciones de medalla a velocidad de vértigo. Se antojaba complicado que las 'RedSticks' derrotasen a la vigente campeona de Europa, pero sí había serias opciones de que las chicas del waterpolo, actuales subcampeonas olímpicas, superasen a Rusia y se plantasen en las semifinales. Sin embargo, ni las unas ni las otras estarán en las semifinales después de una noche horrible para el deporte español.

Reacción tardía de las 'RedSticks'

Invitadas a los Juegos por la renuncia del Comité Olímpico de Sudáfrica, las chicas de Adrian Lock han cumplido en Brasil su objetivo de acabar entre los ocho primeros, aunque una vez en cuartos se permitieron soñar con ir más allá. Sin embargo, Gran Bretaña, bronce en Londres 2012, dominó a las españolas de principio a fin y sólo María López de Eguilaz bajo la puerta impidió un marcador más abultado pese a la reacción final de las españolas. 

Las británicas se adelantaron a los 7 minutos gracias a un tiro de Georgie Twigg, después de que María López de Eguilaz detuviera con la manopla el primer lanzamiento de penalti de Crista Cullen y de que se fuera por las nubes el siguiente que envió Sophie Bray. Siete minutos después se plantaron de nuevo ante la meta española y Hellen Richardson-Walsh anotó el 2-0 con el que concluyó el primer cuarto de hora.

Las de Adrian Lock lo intentaron, pero no encontraron hueco. Sus rivales no dejaron de hacerlo y antes del descanso tuvieron otros tres penaltis córner que no transformaron. Sin embargo, el tercer gol llegó poco después,  cuando Alex Danson desde la línea de fondo pasó la bola a Lily Owsley y la jugadora más joven del equipo solo tuvo que empujarla para poner el 3-0 con el que se llego al descanso.España forzó en la reanudación su primer penalti, que fue anulado por la revisión que pidieron las inglesas, y empezó a llegar al área de éstas para forzar otro y meterse en el partido. No fue así, pero en el cuarto final Gigi Oliva, olímpica ya en Pekín 2008, quiso dejar su huella y en una jugada individual marcó su primer gol en Río y el último de España en estos juegos.

De la plata a pelear por el 5º puesto

La selección española femenina de waterpolo no podrá revalidar la medalla de plata que conquistó hace cuatro años en Londres, tras caer este lunes por 12-10 en un encuentro de cuartos de final en el que España pagó su falta de acierto ofensivo.

Así lo atestiguan los casi nueve minutos que las de Gabi Hernández estuvieron sin marcar entre el tramo final del tercer período y el ecuador del último cuarto. Un lastre insuperable, que condenó a España a una derrota que parecía lejana, tras el buen comienzo de la selección española, que a los cuatro minutos de juego marchaba con una ventaja de 1-3 en el marcador.

La selección española, cariacontecida, en el banquillo en el encuentro ante Rusia.

La selección española, cariacontecida, en el banquillo en el encuentro ante Rusia. Reuters

Pero todas las buenas sensaciones que dejó España en el primer período se fueron ensombreciendo poco a poco hasta oscurecerse totalmente en el tercer parcial. La solidez defensiva de la que habían hecho gala hasta entonces las españolas desapareció de forma súbita, incapaces de contener los movimientos de las boyas rusas Anastasia Simanovich y Anna Timofeeva, que firmaron tres de los cinco goles de Rusia en el tercer parcial.

A los problemas defensivos se unieron las dificultades en ataque de un equipo español que no sólo no lograba marcar, sino que con sus imprecisiones ofensivas permitió a Rusia desplegar rápidos contragolpes que condenaron a España a entrar en desventaja (10-8) en el último parcial.

En esos ocho minutos finales las paradas de Anna Karnaukh y, sobre todo, los palos frenaron los intentos de remontada de España, que pese a todo no se rindió y logró abrir una vía a la esperanza con el gol (10-9) de Roser Tarragó a falta de 2:19 para la conclusión, aunque las esperanzas se esfumaron en unos segundos con los goles de Elvina Karimova y de Ekaterina Prokofyeva.

La vela apunta a medalla

Echegoyen y Betanzos durante la jornada del lunes.

Echegoyen y Betanzos durante la jornada del lunes. Reuters

Después de toda una vida junto a Tara Pacheco, Berta Betanzos decidió dejar el 470 para pasarse al 49er FX junto a Tamara Echegoyen. No parece que la jugada le haya salido del todo mal, pues a falta de las tres últimas regatas y la Medal Race, la pareja española es primera en la clasificación con serias opciones de medallas y una candidatura firme incluso al oro olímpico.

El FX de las españolas cerró la jornada del lunes con dos primeros y un cuartos que les catapultaron de la cuarta plaza en la general al liderato de una prueba que se estrena en el programa olímpico. Tras ellas, en segunda posición de la general, están las neozelandesas Alex Malone y Molly Meech, quienes suman 34 puntos, cuatro mas que la primeras. Tercera don las brasileñas Marine Grael y Kahena Kunze, quienes suman 35, mientras que cuartas se sitúa las danesas Jena Hansen y Katja Steen Salskov-Iversen, quienes tienen 39 puntos.

Rudisha repite oro en el 800

David Rudisha revalidó su título olímpico de 800 metros en una carrera donde fue claramente superior a sus rivales. El atleta keniata, tras una primera vuelta muy rápida lanzada por su compatriota Alfred Kipketer, cogió los mandos de la prueba a falta de 300 metros e impulsado por su imponente zancada voló hasta la victoria. Rudisha firmó un tiempo de 1:42.15, la mejor marca mundial el año. La plata fue para el argelino Taoufik Makhloufi (1:42.61), con récord nacional; y el bronce para el estadounidense Clayton Murphy (1:42.93).

El keniata no pudo repetir la gesta cosechada en los Juegos Olímpicos de Londres, donde pulverizó el récord del mundo con 1:40.91, en una carrera que pasó a la historia por la grandeza de las marcas de todos los atletas. Es el cuarto atleta de la historia que consigue revalidar el oro olímpico en dos Juegos consecutivos.

Shaunae Miller gana a lo Superman

Foto-finish de los 400 metros.

Foto-finish de los 400 metros.

La bahameña Shaunae Miller se proclamó campeona olímpica de 400 metros en un final de infarto, decidido en la foto-finish. Miller, que salió muy rápida desde el principio, a punto estuvo de ser superada en el último suspiro por la estadounidense Allyson Felix, cuando ya no quedaba ni un gramo de fuerza en el cuerpo de las dos atletas. 

La bahameña, abordada por el ácido láctico en el final de la prueba y amenazada ante el empuje de Felix, cruzó la línea de meta lanzándose en plancha y consiguiendo unas centésimas decisivas para hacerse con la medalla de oro. Su tiempo fue de 49.44 segundos, mientras que 'Chicken Legs' paró el crono en 49.51. El bronce bronce fue para la jamaicana Shericka Jackson (49.85).

Da Silva sorprende a Lavillenie

El pertiguista local Thiago Braz Da Silva dio la campanada en la final de salto con pértiga, imponiéndose al francés Renaud Lavillenie después de volar hasta 6.03 metros. Al calor del público brasileño, Da Silva realizó un salto perfecto (récord olímpico y primer atleta de la historia que salta más de 6 metros en una final de unos Juegos) cuando no quedaba margen de error. Lavillenie, que era el actual campeón olímpico y estaba firmando un concurso impoluto, se tuvo que conformar con la plata y con un mejor salto de 5.98. El bronce fue para el estadounidense Sam Kendriks (5.93).