Juegos Olímpicos 2016

¿Puede España ganar medallas en atletismo?

Miguel Ángel López en 20 kilómetros marcha, Ruth Beitia en salto de altura y Orlando Ortega en 110 metros valla parten con opciones en su participación en Río.

Miguel Ángel López celebra su victoria en el campeonato del mundo.

Miguel Ángel López celebra su victoria en el campeonato del mundo. Getty Images

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Río de Janeiro

Hay que remontarse 12 años para ver a un español sacar la bandera sobre el tartán en unos Juegos Olímpicos. En concreto, desde Atenas 2004, cuando ‘Paquillo’ Fernández -plata en 20 kilómetros marcha-, Joan Lino -bronce en salto de longitud- y Manolo Martínez -bronce en lanzamiento de peso por el positivo del oro Yuri Bilonog- dieron las últimas alegrías a España en atletismo. Desde entonces, no ha vuelto a sonar el himno nacional. Las preseas se marcharon a otros países en Pekín 2008 y Londres 2012.

Comentado lo anterior, la involución sobre el tartán es evidente. ¿La prueba? Del total de 12 medallas conseguidas en atletismo por España, un tercio se lograron en Barcelona ‘92, cuando Fermín Cacho en los 1.500 metros y Daniel Plaza en los 20 kilómetros marcha se colgaron el oro por última vez en la historia de España. Desde entonces, todo han sido sinsabores. Pero tras ese trasiego de tinieblas, la delegación española puede recuperar el color en Río de Janeiro. ¿Cómo? Con los posibles éxitos de Miguel Ángel López, Ruth Beitia y Orlando Ortega. En EL ESPAÑOL vemos qué opciones tienen de conseguir una medalla.

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ (20 Y 50 KM MARCHA)

Es la opción más fiable de medalla para la delegación española. Miguel Ángel López ya fue quinto en su debut olímpico hace cuatro años, en Londres 2012. Pero los dientes los comenzó a enseñar en 2013, cuando se hizo con el bronce en el Mundial. Desde entonces, todo han sido éxitos para el atleta murciano, que participará en dos pruebas en Río de Janeiro: 20 y 50 kilómetros marcha. Eso sí, sólo es favorito en la primera.

Miguel Ángel López besa la medalla de oro.

Miguel Ángel López besa la medalla de oro. Getty Images

Miguel Ángel López llega a Río de Janeiro como el actual campeón de Europa y del mundo en 20 kilómetros marcha, su especialidad. Y en ella focalizará sus esfuerzos desde este viernes (19:00 horas), en la que es la opción más segura de medalla para la delegación española. ¿Por qué? Con los rusos en fuera de juego por el veto de la IAAF (Asociación Internacional de Atletismo) por el dopaje de Estado, es el favorito tras ganar a sus únicos rivales en su Mundial en casa, los chinos Wang Zhen (plata en Pekín 2015), Cai Zelin (quinto) y el actual campeón olímpico, Chen Ding, noveno en aquella cita.

En donde no tendrá tantas opciones será en el 50 kilómetros marcha, la otra prueba en la que ha decidido participar el atleta murciano, que cuenta con un tiempo de 3:53:52, mejor marca nacional (conseguida en febrero), pero lejos de los tiempos que le pueden dar una medalla.

RUTH BEITIA, SALTO DE ALTURA

Ruth Beitia es la otra gran esperanza del atletismo nacional. A sus 36 años, está ante la oportunidad de su vida para conseguir una medalla en unos Juegos Olímpicos. La saltadora de altura llega tras acumular tres medallas de oro en los Campeonatos de Europa al aire libre, un bronce en el Mundial al aire libre y como triple ganadora en la Diamond League (Oslo, Estocolmo y Londres). “Es el último sueño que me queda por cumplir”, ha declarado en los últimos días la santanderina.

Ruth Beitia, en salto de altura.

Ruth Beitia, en salto de altura. Getty Images

La saltadora de altura es una de las favoritas para conseguir medalla en Río ante las ausencias de las rusas Anna Chicherova y María Kuchina, que han sido vetadas por la IAAF por dopaje de Estado de Rusia. Sin embargo, tendrá la competencia de la estadounidense Chaunte Lowe, líder mundial del año (2’01), la croata Blanka Vlasic, que llega recuperada tras una lesión en el tendón de Aquiles, y la joven norteamericana Vashti Cunningham, campeona mundial en pista cubierta, y a la que dobla la edad Ruth Beitia.

ORLANDO ORTEGA, 110 METROS VALLAS

La otra gran esperanza de la delegación española es Orlando Ortega, cubano de nacimiento, pero nacionalizado español en 2013. Finalmente, el vallista podrá competir en Río de Janeiro y además es uno de los favoritos. La razón: fue sexto en Londres hace cuatro años y ha sido uno de los más veloces del año, con una marca de 13.04. A esto hay que sumarle la ausencia del ruso Sergey Shubenkov, actual campeón del mundo, y del estadounidense Aries Merrit, oro olímpico en 2012. Con ellos fuera, su camino hacia el podio se ha allanado.

Orlando Ortega, en salto de vallas.

Orlando Ortega, en salto de vallas. Getty Images

No obstante, tendrá competencia. Orlando Ortega fue el más rápido del mundo en 2015 (12.94) y esta temporada tiene el tercer puesto del ránking (13.04). Le anteceden el jamaicano Omar McLeod (12.98) y el estadounidense Devon Allen (13.03). Ellos se jugarán el podio en Río de Janeiro.

PROMESAS, PERO FUERA DE MEDALLAS

Entre los 48 atletas que han viajado a Río de Janeiro también se encuentran el prometedor Bruno Hortelano, campeón de Europa en los 200 metros, pero que está lejos de la lucha por las medallas; Ilias Fifa, que competirá en 5.000 y es vigente campeón en el viejo continente; y Sergio Fernández, que competirá en los 400 metros vallas. Además de ellos, aumentará su leyenda  ‘Chuso’ García Bragado, que a sus 46 años disputará sus séptimos Juegos Olímpicos. Por tanto, España debería, al menos, ganar tres medallas. Pero un buen día -o uno malo- podrían cambiar cualquier previsión. 

Hortelano cruza la meta en la final de los 200.

Hortelano cruza la meta en la final de los 200. Reuters