Juegos Olímpicos 2016

Ellas son el auténtico 'Dream Team' de Río

La selección femenina de baloncesto de Estados Unidos llega a tierras brasileñas en busca de su sexto oro consecutivo. No pierde un encuentro olímpico desde Barcelona '92.

Selección femenina olímpica en baloncesto de USA.

Selección femenina olímpica en baloncesto de USA. Getty Images

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Baloncesto femenino
  3. Río de Janeiro

Afrontan Río '16 con el oro como primer y único objetivo. En sus filas también se encuentran las mejores, sin discusión. La Villa Olímpica no es para ellas, que se alojan en un crucero de lujo. Sin embargo, entre todas las similitudes que comparten las selecciones masculina y femenina de baloncesto de Estados Unidos hay una diferencia fundamental: las chicas no pierden un encuentro olímpico desde las semifinales de Barcelona '92 (73-79 ante el Equipo Unificado, a la postre campeón). Invictas en el mayor evento deportivo del mundo desde hace cinco ediciones olímpicas y 24 años. Casi nada.

El dato cobra aún mayor entidad teniendo en cuenta que la última derrota de USA Basketball en su vertiente masculina durante unos Juegos sucedió en Atenas '04 (hace tres citas). También en semifinales (81-89 ante Argentina, también campeona a posteriori) y haciéndose después con el bronce, idéntico premio que las chicas en el 92. Sin embargo, las cinco derrotas sufridas por los hombres en las citas olímpicas disputadas superan las tres de las mujeres hasta la fecha. Ellas han jugado menos partidos en la cita del COI (61 frente a 135), pero la marca es realmente impresionante.

La cosa no acaba aquí. Si nos fijamos en el número de victorias consecutivas en encuentros olímpicos de cada equipo, las chicas ganan por goleada (41 frente a 16). Lo cual tiene su correspondencia en oros olímpicos conquistados consecutivamente (5 frente a 2). En el total de entorchados siguen ganando las estrellas de la NBA (14 títulos frente a 7), pero las protagonistas de la WNBA tampoco van escasas de galones.

De hecho, las integrantes del equipo femenino que competirá en Brasil suman unos cuantos anillos de campeón más que los miembros del combinado masculino: 17 frente a 4. Las cifras son idénticas en cuanto a las medallas olímpicas que aparecen en el palmarés de los componentes de cada plantilla. La totalidad de las que suman las chicas dirigidas por Geno Auriemma son de oro. Ocurre lo mismo en el caso de los hombres de Mike Krzyzewski… con una salvedad: el bronce de Carmelo Anthony en Atenas '04, que le convierte en el único superviviente de la última derrota olímpica de USA en baloncesto.

Geno Auriemma habla con sus pupilas durante un tiempo muerto.

Geno Auriemma habla con sus pupilas durante un tiempo muerto. Getty Images

El jugador de los New York Knicks disputará sus cuartos Juegos Olímpicos en Río. Algo de lo que no puede presumir ninguno de sus compañeros de equipo, pero sí hasta tres de sus homólogas femeninas: Sue Bird, Tamika Catchings y Diana Taurasi. Tres son también las jugadoras estadounidenses debutantes en el mayor evento deportivo del mundo: Breanna Stewart, Elena Delle Donne y Brittney Griner. Por su parte, hasta 10 de los 12 integrantes del equipo masculino aún no saben lo que es disputar unos Juegos. Sólo se salvan el propio Anthony (Atenas, Pekín '08 y Londres '12) y Kevin Durant (Londres).

Todo buen aficionado al deporte de la canasta que se precie conoce de sobra a cada uno de los miembros de la selección masculina de USA. O, por lo menos, le suenan la inmensa mayoría. Sin embargo, no puede decirse lo mismo de las chicas. ¿Quiénes son ellas? Te las presentamos una a una.

Lindsay Whalen (base, 34 años)

Campeona olímpica en Londres 2012 y doble campeona mundial (2010 y 2014), ha ganado el anillo de la WNBA tres veces (2011, 2013 y 2015). Debutó en las Connecticut Sun y desde 2010 compite con el equipo de su tierra, las Minnesota Lynx de Anna Cruz. También ha jugado en Rusia, República Checa y Turquía.

Seimone Augustus (alero, 32 años)

También juega en las Lynx, por lo que cuenta en su haber con tres campeonatos de la liga estadounidense. Además, ha ganado la Eurocup dos veces (2008 y 2009) con el Galatasaray turco. También ha pasado por Rusia y es doble campeona olímpica con USA, con la que también ganó el Mundial de 2014.

Sue Bird (base, 35 años)

Tres veces campeona olímpica y mundial, dos veces de la WNBA, nueve veces All-Star, con trayectoria también consolidada en Rusia… Sin duda, una de las leyendas de la selección olímpica que competirá en Río.

Maya Moore (alero, 27 años)

Otro gran nombre propio del equipo estadounidense. También triple campeona con las Lynx y triunfadora olímpica y mundial con USA, pasó por el Ros Casares valenciano y fue entrenada por el seleccionador español, Lucas Mondelo, en China. Una de las mejores jugadoras del mundo.

Maya Moore intenta zafarse de una rival en un amistoso.

Maya Moore intenta zafarse de una rival en un amistoso. Getty Images

Angel McCoughtry (ala-pívot, 29 años)

Compañera de Sancho Lyttle en las Atlanta Dream, ha sido dos veces máxima anotadora de la WNBA (2012 y 2013). Doble campeona mundial con USA y oro en Londres 2012. También ha jugado en Eslovaquia, Hungría y Turquía. En su momento, sufrió discriminación debido a su condición homosexual.

Breanna Stewart (ala-pívot, 21 años)

Una de las jóvenes estadounidenses más prometedoras. Cuatro veces campeona de la NCAA universitaria con Connecticut, es la vigente número uno del Draft de la WNBA, en la que ha debutado con las Seattle Storm. También jugará en China. Llega al profesionalismo tras una carrera repleta de éxitos en el baloncesto colegial y las categorías inferiores de USA (cinco oros desde la sub16 hasta la sub19). Debutó con la absoluta ganando el oro mundial de Turquía 2014.

Tamika Catchings (alero, 37 años)

Veterana de lujo del equipo yankee, fue campeona de la WNBA en 2012 y tres veces oro olímpico (tan sólo logró uno mundial en 2002). Es hija de un exjugador de la NBA (Harvey Catchings) y también ha competido en Corea del Sur, Rusia, Polonia y Turquía. Desde 2011, sólo tiene ojos para las Indiana Fever.

Elena Delle Donne (ala-pívot, 26 años)

Foco de las miradas del equipo en lo baloncestístico y en lo extradeportivo al acabar de hacerse pública su homosexualidad. Bastante popular en las redes sociales (253.000 seguidores en Instagram), fue MVP de la WNBA en 2015. Llegó a abandonar el basket en 2008 para cuidar de su hermana Lizzie, que nació ciega, sorda, autista y con parálisis cerebral. Además, hace dos años sufrió el síndrome Lyme. La enfermedad la causa la picadura de la garrapata de un ciervo y provoca fatiga, fuertes dolores musculares, temblores e incluso confusión mental.

Elena Delle Donne antes de un encuentro con USA.

Elena Delle Donne antes de un encuentro con USA. Getty Images

Diana Taurasi (base, 34 años)

Toda una leyenda en activo del baloncesto femenino. No sólo por sus logros en la WNBA (tres anillos), sino también por sus seis Euroligas, tres oros olímpicos y dos Mundiales. La única mancha de su brillante historial tuvo lugar en 2009. Entonces, fue suspendida por las Phoenix Mercury (donde coincidió con Marta Xargay) tras ser pillada conduciendo a más velocidad de la permitida y bajo los efectos del alcohol.

Sylvia Fowles (pívot, 30 años)

Otra compañera de Anna Cruz, junto a la que ganó el título con las Lynx en 2015 como MVP de las Finales. Además de conseguir dos oros olímpicos con USA, ha competido en Rusia y Turquía. Gran taponadora y reboteadora (dos veces Mejor Jugadora Defensiva de la WNBA).

Tina Charles (pívot, 27 años)

Doble campeona de la NCAA y del mundo con USA, también oro olímpico en Londres, se le resiste el título de la WNBA, competición de la que fue MVP en 2012. Tiene una fundación para distribuir desfibriladores a las escuelas y fundó un colegio en Mali.

Brittney Griner (pívot, 25 años)

Icónica a más no poder gracias a su peinado rasta, sus tatuajes, sus mates y, como otras de sus compañeras de selección, su homosexualidad. Se casó con la también jugadora de la WNBA Glory Johnson en mayo de 2015, pero se separaron un mes después y con Johnson embarazada. Llegaron a detenerlas tras una pelea en la que ambas se produjeron lesiones menores. La liga las suspendió durante siete partidos por su caso de violencia doméstica. Como dato curioso, Griner ganó 12 veces más salario que en la WNBA en tan sólo cuatro meses en China.

Brittney Griner intenta ganar la posición.

Brittney Griner intenta ganar la posición. Getty Images

¿Alguien puede pararlas?

Complicado, por no decir imposible. De ahí que el segundo y el tercer lugar del podio olímpico tengan tantos pretendientes: España, Serbia, Australia, Francia, Turquía, Canadá… Todas estas selecciones buscarán compartir la gloria de los Juegos con el auténtico 'Dream Team' de Río.