Juegos Olímpicos 2016

Putin, contrario a la exclusión de Rusia de los Juegos sin pruebas de dopaje

El principal mandatario ruso considera que la decisión de dejar fuera de Río a más de un centenar de deportistas de su país desvirtúa los principios del olimpismo.

Vladimir Putin.

Vladimir Putin. Reuters

  1. Juegos Olímpicos 2016
  2. Rusia
  3. Vladimir Putin
  4. Dopaje
  5. Río de Janeiro

El presidente ruso, Vladímir Putin, volvió este miércoles a la carga para rebatir la exclusión de los Juegos Olímpicos de Río de los deportistas rusos que no estén implicados en casos de dopaje, advirtiendo que su ausencia desvirtuará la competición.

"La situación se sale no sólo del marco legal, sino también del sentido común. Hay que decir con toda claridad que los politicastros cortos de miras no quieren dejar el deporte en paz. Es un intento de llevar al deporte las reglas que, lamentablemente, dominan en la política mundial", denunció.

Putin, que no acudirá a la ceremonia de inauguración de los Juegos, recibió al equipo olímpico en una ceremonia oficial en el Kremlin para mostrarles su apoyo y pedirles que "demuestren a todo el mundo que (los rusos) sabemos ganar honestamente".

Cuando el Comité Olímpico Internacional (COI) cedió el domingo a las federaciones la última palabra sobre la suerte de los deportistas rusos, muchos respiraron de alivio, pero la retahíla de exclusiones de los últimos días ha demostrado que aquello no fue más que una victoria pírrica.

Putin denunció que muchos deportistas rusos han sido apartados sin que se presentaran "pruebas concretas de dopaje", lo que consideró "un revés para todo el mundo del deporte y a los Juegos" al desacreditar los principios del olimpismo. "De hecho, es una revisión o un intento de revisar las ideas de Pierre de Coubertin, el fundador de los Juegos Olímpicos modernos", alertó.

Putin con el ministro de deportes ruso.

Putin con el ministro de deportes ruso. REUTERS

Se refería a la decisión de excluir a un buen número de miembros del equipo olímpico simplemente por incumplir las reglas de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) o por ser citados en el Informe McLaren que acusa a Rusia de dopaje de Estado.

El equipo de natación ha perdido a siete de sus miembros, tres de ellos mencionados por ese informe, motivo por el que el presidente de la federación rusa, el legendario Vladímir Sálnikov, demandó este miércoles su publicación.

"Es evidente que la ausencia de los deportistas rusos, líderes en muchas disciplinas, disminuirá notablemente el nivel de competitividad y la espectacularidad de la competición", insistió Putin. En particular, expresó su completo desacuerdo con el veto al equipo de atletismo y denunció una campaña dirigida contra los atletas rusos en la que se anuló la presunción de inocencia y se aplicó la responsabilidad colectiva.

"No podemos estar de acuerdo con la infundada descalificación de nuestros atletas con historiales absolutamente limpios de dopaje. No podemos aceptarlo con lo que es, de hecho, una abierta discriminación. Con toda seguridad, la justicia imperará", aseguró. Al mismo tiempo, adelantó que Rusia intentará que se haga justicia exclusivamente "en el terreno legal" y "en estricta consonancia con la Carta Olímpica".

La despedida de Isinbáyeva

Putin no sólo se reunió con varias decenas de deportistas que competirán en Río, sino también con algunos que no viajarán, como la doble campeona olímpica de salto con pértiga, Yelena Isinbáyeva, considerada la principal ausencia en Río. Esperaba terminar su carrera con sus quintos Juegos y, posiblemente, su tercer oro, ya que logró la mejor marca del año al aire libre (4,90). Por eso, no pudo contener las lágrimas al dirigirse al equipo olímpico, que le dedicó una sonora ovación.

"Pese a todo, es verdad que faltan unos pocos días para los Juegos y hasta el momento no sabemos el número de nuestros atletas que irán, y esto, sin lugar a dudas, influirá en la preparación de los deportistas", apuntó Putin.

Al respecto, el ministro de Deportes, Vitali Mutkó, criticado por muchos dentro y fuera de Rusia como principal responsable del escándalo y de la indefensión de los deportistas rusos, adelantó que la lista definitiva debe ultimarse esta noche, ya que este jueves el equipo parte para Brasil.

Putin en Sochi.

Putin en Sochi.

Putin también alabó al COI por resistir la "enorme presión" a la que se vio sometido para que excluyera a todo el equipo ruso y no "provocar un cisma en el seno del movimiento olímpico y ceder el derecho a las federaciones internacionales".

El campeón olímpico de voleibol, Serguéi Tetiujin, posible abanderado en Río, prometió que los deportistas que compitan en los Juegos lucharán "por el país, la bandera, el honor y su buen nombre".

De la lista original de 387 deportistas incluidos en el equipo olímpico ruso se han caído ya, además de los 67 atletas, 22 remeros, siete nadadores, cinco piragüistas y cuatro ciclistas, entre otros, por tener historiales de dopaje o incumplir las reglas de la AMA.

No todo han sido críticas contra la exclusión de deportistas rusos, ya que el tenista Yevgueni Kafelnikov ha negado cualquier conspiración occidental, mientras el oligarca Alisher Usmánov recordó que en el deporte ruso ha habido "muchos positivos" y pidió a aquellos atletas que se doparon que pidan perdón públicamente.